Alejandro Echevarría UTECA asegura que en España sólo "pueden subsistir como máximo" dos o tres grupos de TV

Las privadas calculan que TVE ingresará en el último cuatrimestre alrededor de 100 millones por publicidad

El presidente de la Unión de Televisiones Comerciales (UTECA), Alejandro Echevarría, afirmó hoy que, debido a la "insostenibilidad" del mercado publicitario, en España "como máximo pueden subsistir" "dos o tres grupos de televisión", por lo que se mostró convencido de que "en los próximos meses" se producirán fusiones.

Actualmente, existen seis operadores privados de televisión --Telecinco, Antena 3, La Sexta, Sogecable, Net Tv y Veo--, por lo que el panorama pronosticado por Echevarría supondría que el número de operadores se redujera a la mitad. "Tendrán que desaparecer televisiones", subrayó el presidente de UTECA.

No obstante, para Echevarría el cambio más importante se va a producir en las televisiones públicas estatales y autonómicas, ya que, en su opinión, este sector está "sobredimensionado", lo que está provocando "la desaparición de muchísimas televisiones locales" en los últimos meses porque no pueden "sobrevivir".

Para el presidente de UTECA, el modelo de negocio de la televisión en España "no es sostenible", por lo que insistió en que, más allá de las posibles fusiones a las que lleguen los grupos privados, que "son muy complejas" y "difíciles de hacer", advirtió, en lo que hay que trabajar es en "redimensionar el sector público autonómico".

En este sentido, insistió en que la nueva Ley Audiovisual, actualmente en trámite parlamentario, debería establecer unos "plazos" para la desaparición de la publicidad de las televisiones autonómicas y locales, como ocurrirá en TVE a partir de enero de 2010, y en que el conjunto de las televisiones públicas deberían dedicarse a "ofrecer un buen servicio público" y dejar de ser " unas televisiones comerciales más".

Así, se preguntó si con la fragmentación de audiencias que va a suponer la llegada de la TDT a las televisiones públicas "podrán justificar los ingentes dineros públicos" que se destinan a su financiación "cuando falta para servicios básicos como la sanidad o la educación". El coste neto por hogar de la televisión pública en España en 2008 fue de 118 euros, un 11,3 por ciento más que en 2007, siendo las televisiones autonómicas más costosas que TVE, según un informe un informe presentado por UTECA en su reunión anual.

Ingresos por "product placement"

Asimismo, Echevarría pidió el "fin del tope de emisión de publicidad en las televisiones privadas" y se quejó de que la publicidad en España es "de las más baratas de Europa", por culpa de que TVE "ha tirado los precios".

Sobre la modalidad de publicidad conocida como 'product emplacement', que consiste en vender productos dentro de contenidos de ficción, y que está contemplado dentro de la nueva Ley Audiovisual, aseguró que será "una fuente de ingresos importantes a medio y largo plazo", por lo que las cadenas pretenden pasar a gestionar los ingresos que produzca, en lugar de las productoras, "que los gestionaban antes".

TVE ingresa 100 millones de euros

Por otro lado, Echevarría pidió de nuevo que TVE publique lo que ha ingresado en publicidad en el último cuatrimestre y señaló que, según los cálculos de UTECA, en estos cuatro meses la televisión pública ha ingresado por este concepto alrededor de 100 millones de euros.

En esta línea, indicó que las televisiones privadas, que están obligadas según la nueva ley de financiación de RTVE a contribuir con un 3 por ciento de sus ingresos a sostener la televisión pública, descontarán en esta contribución "una parte proporcional" de lo que TVE haya ingresado por publicidad.

Por último, pidió que la nueva ley "ponga fin a la sobrepuja de las televisiones públicas por los derechos deportivos", que se adjudique "rápidamente" los multiplex que, según el calendario de transición a la TDT, corresponden a cada operador, que se reduzca los múltiplex otorgados a las cadenas públicas, que los operadores privados sean adjudicatarios en la TDT de movilidad, y un acuerdo político que acabe con la obligación de las cadenas de financiar el cine español con el 5 por ciento de sus ingresos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba