The walking dead

“Little girl? I’m a policeman. Don’t be afraid” Rick Grimes, The walking dead, AMC

Por fin. Tras meses de espera, AMC ha estrenado esta pasada noche The walking dead, la serie de Frank Darabont (Shawshank redemption, 1994) basada en las viñetas de Robert Kirkman. La gran esperanza de la temporada –junto a Boardwalk empire (HBO)- ya está en marcha y ha llegado para meter una palanca en la brecha que hoy en día existe en la televisión americana y tirar fuerte hasta que el agua separe definitivamente las cadenas comerciales, con sus apuestas fáciles y mucho más que previsibles, de las que han decidido, como Showtime o AMC, seguir a HBO en la travesía que ésta inició hace más de una década hacia el ideal de David Simon: “Fuck the average viewer”.

En el piloto de The walking dead -que como sabéis, fue filtrado hace días- y tras haber recibido un disparo en un tiroteo, Rick Grimes, el ayudante del Sheriff, despierta del coma en un hospital sumido en el caos. Sangre, cadáveres devorados y ruidos extraños. Con él, viajamos a través del hall del apocalipsis y nos vamos haciendo a la idea de que nuestro mundo han cambiado para siempre. La ley, a la que él mismo representa con su estrella, es ya una anécdota del pasado y los valores en los que siempre ha creído deberán ser profundamente relativizados.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ymQnIeC06QY]
Como en The road, el best seller de Cormac McCarthy, el origen del cataclismo global que ha llevado al protagonista a lidiar con un mundo anárquico nos resulta prácticamente indiferente. No sabemos por qué el mundo está lleno de zombies y no solo no nos lo preguntamos, sino que éstos podrían ser sustituidos por cualquier otro elemento narrativo y el interés por los personajes y su futuro no decaería. Lo verdaderamente interesante de The walking dead es el viaje hacia el interior del ser humano y sus instintos, hacia el rincón en el que todos escondemos un protocolo de emergencia oculto que reserva lo mejor y lo peor de nosotros mismos. Como en el mundo de McCarthy, en The walking dead el túnel es largo, pero siempre tiene una salida de emergencia en forma de revólver: el suicidio es una opción a tener muy en cuenta.

En definitiva, y aunque todavía quedan algunos estrenos por llegar, The walking dead pone el broche de oro al calendario de premieres de este otoño en el que, para lo bueno y para lo malo, pocas sorpresas hemos tenido.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba