El mismo Frank, distinta selva: ¿Está empezando a guionizarse a sí mismo?

Frank volvió anoche a Cuatro y no de reposición. Se estrenó en la noche de Navidad con una nueva producción de Molinos de Papel, 'La Selva en Casa', una serie en nueve entregas. El formato es muy similar: sin descalzarse sus zuecos rojos de goma, cambia el exotismo thailandés de 'Frank de la Jungla' por la fauna patria y el "paletismo", y las cobras y los vampiros gigantes por otros ejemplares más comunes, como la jabalina-perra pastor o la víbora de Seoane. Pero su afán es el mismo: ilustrarnos con curiosidades del mundo animal, gracias a sus amplios conocimientos como herpetólogo y amante de los animales (por mucho que, incomprensiblemente, le acusen de lo contrario).

Frank no ha cambiado, sigue siendo el mismo mal hablado, malhumorado y dolorosamente sarcástico. Ahora parece ser Sonia López, la nueva incorporación (en lugar de Nacho Medina), el objeto de su ira: "¿Por qué se llama hámster ruso?"... "Porque es de Canadá. Se llama hámster ruso porque es de Canadá". Él es así. No puedes pedirle moderación porque todo en él es muy exagerado.

Pero, ¡ay! Si no fuera por Frank... Si no fuera por Frank los niños seguirían teniendo hamsters como mascotas en lugar de ratas Dumbo, que son más limpias, listas y fieles. Y es que con Frank aprendemos mucho, y aunque no lo pretenda, no puede negar esa vena de maestro. Otra cosa es lo de conectar con la gente. Por algún motivo, Frank cae mal con mucha facilidad. Tampoco él se lo pone fácil a los demás...

En 'La Selva en Casa', la principal novedad es que no sólo recorren 32.000 kilómetros de naturaleza buscando animales para observarlos en su hábitat; también visitan a familias que viven con mascotas singulares y que son, en si mismas, singulares. "Un país de locos", afirmaba él mismo. Da la impresión de que son el resultado de un cásting más exhaustivo que 'Gran Hermano'. La premisa: que sean lo suficientemente extravagantes para despertar la mala baba de Frank. Y aquí es cuando empiezo a sospechar: ¿Está Frank guionizándose a sí mismo? Siempre he defendido su naturalidad y su espontaneidad, pero está claro que algunas cosas en el programa están pensadas por y para el show.

A pesar de mis dudas, sigo pensando que Frank Cuesta es una de las mejores apuestas de Cuatro (probablemente de lo mejorcito que hay en la cadena); que está haciendo mucho por una forma distinta televisión; que uno puede aprender y divertirse al mismo tiempo y que su Ondas a la Innovación sigue estando más que justificado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba