"Beckinfield" la serie para internet en la que participan más de 4.000 actores

En la geografía de internet ha surgido un nuevo pueblo atestado de actores con historias que contar. Se trata de Beckinfield, un nuevo show de naturaleza cooperativa que ha irrumpido en la red recientemente, y del que nos informa el portal de tecnología Mashable.

Beckinfield podría considerarse, tras una primera lectura superficial, como una webserie sin mayor particularidades: ambientada en la ciudad ficticia que da nombre a la producción, narra semanalmente historias vividas por los habitantes del lugar. El ingrediente innovador e interesante del asunto consiste en que esta serie cuenta con la contribución de en torno a 4.000 actores amateurs.

Centenares de vídeos relacionados que conforman un relato más o menos unitario

Los guionistas de Beckinfield escriben a grandes rasgos las tramas y mandan a través de mails a todos aquellos interesad0s en participar en el proyecto. Cada intérprete relata un pequeño fragmento de la historia en un vídeo, de entre 30 segundos y 5 minutos, en el que, además, han de conferirle su propio estilo a la narración.

De esta manera, se crean centenares de segmentos relacionados los unos con los otros, y que en conjunto completan una historia. De entre todos los fragmentos disponibles, los espectadores deciden cómo combinar los vídeos para configurar una historia con sentido y coherencia.

Cada semana, se publica en internet una recopilación con los mejores fragmentos, que sirve además como punto de partida para continuar las historias. Estas se pueden visualizar en la cuenta oficial de YouTube.

Una webserie que nació como herramienta para el trabajo interpretativo

Detrás de este experimento audiovisual se encuentran Bob Gebert y Tracy Evans, creadores, y Theatrics.com, una network online que ha vendido Beckinfield como una televisión que permite la "participación masiva" de los espectadores, bajo la premisa de que cualquiera de ellos puede convertirse en un intérprete y ayudar a contar y desarrollar las tramas.

Pero en realidad, el origen de este proyecto no era el de hacer una ficción para internet que abriera la participación a todo el mundo. Nació como una herramienta online para intérpretes, que permitiera desarrollar y trabajar sus aptitudes y preparar personajes. Sin embargo, al poco de inaugurarse, la cantidad de actores no profesionales que demandaban formar parte de Beckinfield acabó por modificar el propósito de sus creadores.

Hasta el momento, cuentan con en torno a 4.000 actores involucrados, un número que se acerca al de los espectadores que ven la serie.

Un primer paso para una narración hipertextual abierta a contribuciones

El principal problema que cabe destacar reside, precisamente, en el gran número de vídeos en que se dividen las tramas. Para un internauta medio puede ser complicado seguir las tramas de la serie: no cuenta con un argumento central que sirva como eje, y tampoco existe una verdadera interacción entre los actores. Estas son trabas que dificultan que Beckinfield pueda atraer a una audiencia mayor.

Sin embargo, con sus defectos y limitaciones, permite abrir la puerta a una narración hipertextual y participativa, en la que creadores y receptores puedan compartir funciones, ideas y desarrollar conjuntamente proyectos interesantes.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba