Steve Jobs: "Vive cada día como si fuera el último"

Ahora que Steve Jobs ha anunciado su renuncia como director general de Apple, la empresa que él mismo fundó, es un buen momento para volver a recordar el discurso que pronunció en 2005 durante la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford, en California. Es un auténtico testamento vital.

Los escasos catorce minutos que dura la intervención están repletos de consejos de vida tremendamente útiles, no solamente para aspirantes a emprendedores, sino para todos los lectores.

El consejo final: "Stay hungry, stay foolish". Su primera reflexión fue que "al final todos los puntos se conectan". Fiate de tu intuición, de tu karma, de lo que sea, pero al final todo tiene sentido.

Tienen que buscar aquello que aman

“Yo fui afortunado: descubrí lo que quería hacer muy pronto en la vida”

“En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe. Tienen que encontrar eso que aman. Y eso es tan válido para su trabajo como para sus amores. Su trabajo va a llenar gran parte de sus vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creen es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que hacen. Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan”

Vive cada día como si fuera el último

"Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo parecido a “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”. A mí me impresionó mucho desde entonces, así que desde hace 33 años me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?”. Y cada vez que la respuesta ha sido “No” por varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo".

"Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida. Casi todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso, todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder. Ya están desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a su corazón".

El último consejo

“Manteneros hambrientos. Conserven un punto de locura. Siempre he deseado eso para mí. Y ahora es lo que deseo también para ustedes: Permanezcan hambrientos. No pierdan la locura"

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba