Un violento corto chino invita a los conejos a atacar a los tigres

[youtube rnw5BvxSDmM#!]

Un video – felicitación del Año Nuevo Chino (ahora empieza el “Año del conejo” en China) está provocando un amplio debate en el gigante asiático sobre los abusos que sufre la población en el país más grande del mundo.

El trabajo, un cortometraje, de una extrema violencia, presenta un mundo de animalitos hostigados por un grupo de tigres. A buen entendedor, pocas imágenes bastan. La puesta en escena parece representar a la élite dirigente y corrupta, en algunos casos, del Partido Comunista Chino.

El video tiene un profundo anclaje en la actualidad porque recuerda episodios recientes de escándalos masivos: desde la leche contaminada a los desalojos forzados de población, pasando por violencia policial o gubernamental.

La parodia llega a los slogans que utiliza el Partido Comunista como “Servir al pueblo” o “Construir una sociedad armoniosa” que son mutados en frases burlescas de gran parecido.

El desenlace de la animación parece invitar a la población a reaccionar, a manifestarse en las calles, a la resistencia, puesto que los protagonistas, los conejos, cansados de abusos, se organizan y atacan la cueva de los tigres corruptos que son asesinados por los, antes, pacíficos conejillos.

El final es, para quien quiera leerlo así, muy claro: “El año del conejo ha llegado. Incluso los conejos muerden si se les aprieta”.

"Me dan ganas de incendiarlo todo"

“El Confidencial”, que recoge la noticia en su suplemento Cotizalia, habló con el creador del video, Pi San, un realizador de la televisión pública CCTV, quién intentó quitar leña al supuesto contenido crítico del trabajo: “Yo no diría que se trata de una sátira política, esta es una palabra demasiado grande para mi pequeño trabajo. Simplemente quería expresar mi sensibilidad y actitud hacia lo que pasa en la sociedad”.

Sus espectadores, principalmente internautas, no lo han visto así y lo han interpretado como una crítica al régimen chino. Los comentarios en la red, traducidos del chino por el corresponsal de “Cotizalia”, van en esa línea:“Imagino que esto será armonizado pronto”, vaticina uno. Otro dice “haber visto todo el vídeo en silencio”. Un tercero afirma: “¡Todos somos conejos!”, y le responden: “!Este vídeo me ha dado ganas de incendiarlo todo!”.

La censura ha hecho desaparecer el vídeo de buena parte de las de páginas web chinas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba