"Sherlock": Ahora Holmes tira de 'smartphone'

Sherlock es una de las mejores miniseries de últimos años. Nada tiene que ver con la ramplona adaptación que se puede ver ahora mismo en los cines. La producción de la BBC consigue trasladar al mítico personaje de Sir Arthur Conan Doyle al Londres actual, respetando la esencia del personaje y poniéndolo al día.

Ahora el detective más consultado por Scotland Yard no necesita pasar horas en su biblioteca para encontrar información, sino que usa Internet; ya no se comunica a través de carta sino por SMS y apoya su legendaria memoria con fotos. Todo ello gracias a su Smartphone.

A partir de aquí, nos encontramos con el mismo Holmes de la literatura: brillante, pedante y amante de los casos imposibles. Las deducciones que realizaba en los libros, en las que con solo ver las uñas a alguien sabía su profesión y lugar de procedencia, están perfectamente representadas (con una estética bastante CSI) para el disfrute del espectador.

Por supuesto tenemos a Watson, su fiel escudero, que en esta versión es un doctor militar veterano de Afganistán que, sin saber cómo, se ve convertido en el compañero de aventuras de un genio insoportable. La diferencia más notable con la obra original es que la adicción a las drogas del detective ha sido sustituida por los parches de nicotina (quizá porque podrían no quedar muy coherentes los fumaderos de opio en el Londres actual).

En muchos momentos la serie recuerda a otra “adaptación” televisiva del clásico, la americana House. Hay algunas situaciones que nos parecerá haber visto protagonizadas por el doctor del bastón y su amigo Wilson. La relación entre ambos guarda muchísimos paralelismos con la de estos Holmes y Watson y su evolución como personajes también (ni uno es en realidad un insensible dictador ni el otro un pelele sumiso).

Renovada por una segunda temporada que estrena este jueves TNT España, Sherlock compone su primera temporada de 3 capítulos de 90 minutos basados (libremente) en casos del detective. Lo bueno es que son auto conclusivos, con lo cual podemos ver uno suelto y enterarnos de todo. Sin embargo la calidad entre ellos es muy variable.

-El primero presenta a los personajes, los reúne y hace que se enfrenten juntos a su primer reto, es entretenido y se disfruta viendo las actualizaciones de todos los elementos de la mitología de Holmes.
-El segundo es totalmente evitable, no aporta nada y el argumento es aburrido y algo ridículo, así que mejor saltárselo.
-El tercero quita el mal sabor de boca que nos dejó el segundo, metiéndonos en una montaña rusa de casos (muy a lo Jungla de Cristal 3) y nos presenta a la némesis del investigador. El final nos deja deseando que llegue la segunda temporada.

También es digno de mención el excelente reparto, encabezado por un espectacular Benedict Cumberbatch como Holmes. En definitiva, muy recomendable. Solo esperemos que Antena 3 -que estrena este jueves la primera temporada en abierto- no fastidie el tremendo acierto que es adquirir esta serie descuartizándola con interminables bloques publicitarios. Elemental…

Sígueme en Twitter: @cazadordeseries

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba