Cinco goles para la historia de las Eurocopas...

Este verano se va a disputar una nueva edición del Campeonato de Europa de Naciones, más conocido como Eurocopa. Será en una sede compartida: Ucrania y Polonia. El prólogo nos permite suponer que vamos a vivir un campeonato apasionante y de un nivel extraordinario. Sin lugar a dudas disfrutaremos una de las mejores Eurocopas de la historia.

Historia

Desde su primera edición, en 1960, la Eurocopa se ha disputado cada cuatro años, aunque ha ido cambiando el sistema de competición, así como también el número de participantes.

En la primera edición se empezaron a jugar eliminatorias a partir de octavos de final y sólo al llegar a semifinales los equipos se concentraron en un mismo país para disputar los encuentros restantes. El primer estado anfitrión fue Francia y el ganador de aquella cita fue la URSS (la extinta Unión Soviética). Este sistema se mantuvo hasta la Eurocopa de 1980.

De la Eurocopa del 80 en adelante

Para la Eurocopa de Italia, iniciando la década de los 80, se cambió el sistema de competición. Se jugó una fase de clasificación durante los dos años anteriores, clasificándose ocho equipos para la fase final. Dicha fase ya se jugó en el mismo país, Italia, en dos grupos de cuatro, clasificándose los dos primeros para la gran final y los dos segundos para el tercer y cuarto puesto.

Desde aquel ya lejano 1980, se ha mantenido el sistema de clasificación de dos años y de una fase final en un mismo país, o en dos países, como fue el caso de Bélgica y Holanda en el año 2000, Austria y Suiza en el año 2008 o este verano que será en Ucrania y Polonia.

Número de participantes

Lo que ha cambiado es el número de participantes. Para la Eurocopa de Italia se clasificaron siete y la anfitriona de oficio por organizar el torneo. En la actualidad son catorce las selecciones clasificadas, más los dos países organizadores, dieciseis en total.

Goles para el recuerdo

Las diferentes Eurocopas han dejado partidos, jugadas y goles para el recuerdo. Hemos recopilado cinco goles, que por su belleza o por su trascendencia, ya están en la historia del fútbol europeo:

Gol de Marcelino (1964)

Corría el año 1964, España y la URSS jugaban la final de la Eurocopa en el estadio Santiago Bernabeu. Con empate a uno en el marcador, el inolvidable Chus Pereda (q.e.p.d.) hizo una jugada por la banda derecha y Marcelino remató de cabeza, poniendo el balón lejos de la "Araña Negra", el portero soviético Lev Yashin (q.e.p.d.), colocando el dos a uno definitivo en el marcador.

Las imagenes tienen su historia. Durante muchos años veíamos un centro de Amancio, un corte, y el remate de Marcelino. Aquellas imagenes se montaron después porque no las cámaras no habían captado la jugada completa. En el vídeo podéis ver como la jugada y el centro es de Pereda y el remate de Marcelino.

Gol de Panenka (1976)

Saltamos doce años y viajamos al 20 de junio de 1976. La República Federal de Alemania (hoy en día Alemania unificada, desde la caída del muro de Berlín en 1989 cuando la Alemania Occidental y la Alemania Oriental se unieron en el mismo país) y Checoslovaquia (hoy en día dividida en dos países, República Checa y Eslovaquia desde 1993) disputaban la final de la Eurocopa en Belgrado.

El partido concluyó empate a dos. La tanda de penaltis marchaba cuatro a tres para Checoslovaquia, tras fallar U. Hoeness el cuarto lanzamiento alemán. Si el centrocampista checo Antonin Panenka marcaba el suto, Checoslovaquia era campeona.

A Panenka, teniendo delante al gran portero alemán Seep Maier, y con lo que se jugaba, se le ocurrió tirarlo así:

El lanzamiento dio la vuelta al mundo y desde entonces, el penalti que se lanza picando el balón al centro, confiando en que el portero se tire al suelo, se denomina "Panenka" en honor al jugador checo que lo hizo en 1976. En la actualidad hay una revista de fútbol magnífica en España llamada "Panenka".

La Eurocopa de Platini (1984)

Michel Platini ha sido uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol y el torneo donde más brilló fue en la Eurocopa de Francia en 1984.

El partido de semifinales entre Francia y Portugal fue hermoso. Con empate a dos en el marcador, en la prórroga, y a un minuto del final, Tigana recogió un balón de un pase suyo que le habían interceptado, se introdujo en el área y centró atrás, Platini recogió el balón, lo paró, y tiró a puerta batiendo a Bento, p0niendo el tres a dos que metía a Francia en la gran final y llevando el éxtasis al Velodrome de Marsella.

En la final, Francia venció a España por dos goles a cero y se proclamó campeona de Europa.

Golazo inverosímil de Van Basten (1988)

En esta ocasión nos remontamos al 25 de junio de 1988, concretamente a la final de la Eurocopa de ese año en la República Federal de Alemania.

Se enfrentaban Holanda y la Unión Soviética. Los holandeses se habían adelantado en la primera parte con un golazo de Gullit de cabeza y en el minuto 54, Marco Van Basten hizo esta maravilla:

La parábola que describió el balón soprendió al portero soviético, Rinat Dassaev, poniendo el dos a cero que sería definitivo.

El gol está considerado como el mejor de la historia de las Eurocopas.

Fernando Torres le da a España la segunda Eurocopa de su historia (2008)

Para concluir, hay que recordar lo que pasó el día 29 de junio de 2008 en el estdaio Ernst Happel de Viena.

Aquel día se jugaba la final de la Eurocopa de Austria y Suiza entre España y Alemania.

En el minuto 33 de la primera parte, un balón de Xavi al espacio lo persiguió Torres midiendo su carrera con Lahm, todo el mundo recuerda lo que sucedió a continuación:

Aquel gol fue definitivo para que España consiguiera la segunda Eurocopa de su historia.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba