Los medios de comunicación y los "clásicos"

Se terminaron los 'clásicos' y, al margen de lo deportivo, el aficionado ha terminado un poco cansado de los dimes y diretes, los enfrentamientos y el tono de la información en general.

Demasiada crispación general

En lo deportivo el nivel de crispación ha sido muy elevado, y fuera del campo más aún, dando una imagen al resto del mundo que dista mucho de lo que debe ser el clásico del fútbol español.

Creo que los medios de comunicación (incluyendo la televisión), las declaraciones de los entrenadores, de los jugadores y de los actores secundarios han tenido mucha culpa de lo que ha sucedido.

La rivalidad Madrid-Barcelona siempre ha existido, pero la dimensión social yeconómica que ha alcanzado, gracias sobre todo a la televisión y a la difusión mundial de los encuentros, lo ha disparado todo excesivamente. Las audiencias millonarias en todos los canales que han tenido la suerte de tener los derechos de emisión dan idea de hasta qué punto el fútbol está viviendo la edad de oro de la popularidad, y esto nos obliga a todos a ser más responsables y más cuidadosos que nunca.

Los discursos de José Mourinho

En los cuatro clásicos la figura de José Mourinho es la que ha provocado más polémica por encima del resto. Es cierto que el técnico del Madrid no ha estado a la altura. Y no me refiero sólo a lo deportivo.

Las ruedas de prensa, anterior y posterior al partido de ida de las semifinales de la Champions, emitidas en directo por la televisión, no son dignas de un entrenador del Real Madrid, Ahora, con la sangre ya fría, merece la pena recordar las palabras del técnico blanco, que contribuyeron a calentar excesivamente los partidos.

Aquí os dejamos el vídeo que emitió Telemadrid de una de las ruedas de prensa de marras.

[youtube Adn33mk71No]

Guardiola entró al trapo

La respuesta de Pep Guardiola no se anduvo a la zaga, tremendamente dura, y sorprendente para el tono moderado que había mostrado en todo momento el preparador del F.C. Barcelona:

Os dejo el vídeo de Pep, gracias a la web de fútbol balear.

[youtube gJ5DmMUAO_M]

El efecto multiplicador que los medios de comunicación han dado a estas ruedas de prensa, tanto los de Madrid como los de Barcelona, tampoco han contribuido a calmar los ánimos sino que han incrementado la crispación y la bronca que ha caracterizado a estos encuentro.

El fútbol, fue, es, y será, un juego donde existen los errores arbitrales, donde siempre habrá rivalidad y donde el "pique" sano entre aficiones es hasta saludable. Todo lo que exceda de estos aspectos que comento, ya no es tolerable.

El magnífico comportamiento de las aficiones

Las aficiones, con contadas excepciones, han sido lo mejor de estos clásicos, lo que habla por un lado de la madurez de la gente que va al fútbol, y por otro del comportamiento discutible, en muchos casos, de parte de los profesionales.

Una prensa radicalizada

Nunca vi un diario Marca tan radicalizado en la defensa del Real Madrid. Si por algo se había distinguido el "Marca" en toda su historia, era por ser un periódico bastante objetivo, de tendencia madridista, pero que no se posicionaba radicalmente.

Sin ir más lejos, recordemos la portada del "Marca" del 20 de Mayo de 1992, el día que el Barça ganó la Copa de Europa en Wembley a la Sampdoria. La portada decía: "Barça, traetela" o la del día siguiente: "Bien Barça, bien!!!"

Aquí os dejo la portada del día 21 de mayo, tras la victoria en la final

El Diario Sport, sin embargo, siempre ha sido radical en su defensa del F.C. Barcelona, por encima de cualquier objetividad, y en esta ocasión no ha sido una excepción.

Esto son sólo dos ejemplos, que en ningún caso van en contra de los profesionales que trabajan en ambos medios, simplemente reflejan una realidad que ha contribuido al clima de crispación general y que sin duda merecen una reflexión por parte de todos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba