'Anatomía de Grey' 11x10 Review: Cuestión de fe

* Por Ángela Pérez (@angelaperezosa)

(¡Cuidado SPOILERS!)

Una semana más vuelve a nuestras pantallas “Anatomía de Grey” con el décimo episodio de la undécima temporada, titulado “The bed’s too big without you”. Aunque ocurren muchas cosas que parecen que van a culminar en un gran momento dentro de poco, sigue sin ser especialmente destacable y, personalmente, no me convence. Eso sí, la Meredith desorientada y sola no tiene desperdicio.

Pause

Los cirujanos de la serie no solo inventan métodos revolucionarios con los que salvar vidas, sino que tienen protocolos hasta para cuando su vida personal está a punto de irse al garete. Y, por supuesto, no puedes saltártelos a la ligera.

Esto es lo que intenta explicarle Meredith a Alex cuando no le responde un mensaje mientras está acostándose con Jo. Y es que para estas situaciones existe lo que ella llama “Pause” (Pausa en español), que consiste en dejar de mantener relaciones sexuales con tu pareja si suena el tono personalizado de tu mejor amigo con problemas personales. No importa el momento o la postura, simplemente tienes que dejarlo y responder. ¿No lo sabíais? No os preocupéis, creo que solo Meredith era consciente de ello.

Aunque Alex ha violado esta regla básica de la amistad, Meredith decide perdonarle la vida e invitarle a hacer una cirugía con ella para que le haga compañía. Como lo rechaza, convence a Bailey de tratar juntas a su siguiente paciente, una mujer un poco friki y con un tumor en el pecho (si los enfermos son normales no es “Anatomía de Grey”).

Cuando la están operando, se dan cuenta de que el tumor se ha expandido a una velocidad increíble y ha llegado al corazón, por lo que Pierce se suma al caso. En el momento no saben qué hacer, así que deciden cerrarla y buscar otra solución.

Lo único que se les ocurre es obtener una mayor visibilidad del tumor, por lo que deciden hacer un modelo 3D con la impresora de Meredith. Mientras la máquina está en ello, Bailey, Meredith y Amy (que por supuesto se suma al club de las desgraciadas) hablan de lo solas que se sienten sin un hombre en su cama y la escena culmina con Meredith diciendo que puede que imprima a Derek, eso sí, solo para dormir.

Con la ayuda del modelo 3D trazan un plan y finalmente consiguen quitarle el tumor a la paciente. Y ya que le ha sido tan útil, se lo lleva también a la cama para que le haga compañía. Sí, algo muy extraño pero también muy de Meredith y, desde mi punto de vista, da mucho menos grima que el bebé falso que sale durmiendo con ella al principio del capítulo.

Además, no solo se sale con la suya en eso, sino que consigue que Jo adopte el método “Pause”. Alex: agárrate que vienen curvas.

Preparando el gran momento

Amy está como loca planeando la operación de la Doctora Herman que, por cierto, le dice que si la mata, matará también a todos los niños que podría salvar (¿quién dijo presión?). Cuando intenta explicarle el procedimiento a los residentes, estos parecen confusos y no muy convencidos, lo que le produce cierta inseguridad.

Pero antes de que toda esta situación la desborde, “Santa Edwards” le devuelve toda su confianza, ya que consigue entender su procedimiento mientras ve la operación de Meredith. ¡Ay, qué haríamos sin ella!

Por otra parte, Callie y Owen (que últimamente parece que se llevan de maravilla) se reúnen con una comercial de prótesis y, tras las señales que Callie cree ver, le anima a que intente ligar con ella. Sin embargo, cuando se la encuentran en el bar confiesa que en realidad le tiraba los tejos a Callie.

Como esta aún no se siente preparada, la rechaza y consigue comprender lo que le ocurre a su amigo. Este último, por cierto, tiene un momento nostálgico bastante raro en la sala de máquinas recordando a Cristina.

Con estos pequeños temas donde sacan las inseguridades de los personajes (como paso en el anterior capítulo con Bailey) no sé muy bien a dónde quieren ir a parar. Otros casos, como el de Amy, está claro que culminará en una gran operación para salvar la vida de Herman que a su vez deberá salvar al bebé de April, etc. etc. Pero lo de los otros personajes ¿Es realmente útil? ¿Es de relleno? ¿A dónde quieres ir a parar, Shonda?

Cuestión de fe

La fe es el principal problema de la pareja conformada por Jackson y April y queda muy claro en este capítulo. Mientras que él cree más en la ciencia y en la racionalidad, April es muy creyente y tiene unos valores más conservadores.
Por eso, mientras están a la espera de los resultados de los análisis que les dirán qué grado de enfermedad tiene su bebé, discuten sobre las diferentes opciones que deberán tomar según dichos resultados. Jackson cree que en el peor de los casos, deberían interrumpir el embarazo mientras que April quiere tenerlo a toda costa.

Por si no estaban las cosas tensas, aparece la madre de April y se la lleva a rezar, a la iglesia y a fin de cuenta, a intensificar esos valores conservadores que les ha trasmitido a sus hijos. Jackson se siente desplazado y se enfada pero como April no puede ser menos y está embarazada (porque la verdad que lo que dice su marido tiene bastante lógica) entra en cólera y les suelta un buen rapapolvo.

Por supuesto, hasta el siguiente episodio no sabremos qué le pasa a su bebe aunque por la presencia de la Doctora Herman y por la promo del 11x11 nos imaginamos que no será nada bueno.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba