'Arrow' 3x13 Review: se 'huele' un final de temporada apoteósico

Por David Cabrera

Parece ser que la caída sufrida en el último episodio ha servido para coger impulso hacia un final de temporada de vértigo. El trece, número maldito para muchos, se ha convertido en el amuleto para la cadena ‘CW’ y sobre todo para la serie ‘Arrow’. La lucha interna de Laurel debida al vértigo y la alianza Thea/Oliver hacen de éste un más que digno capítulo puente para un final de temporada apoteósico.

(¡Cuidado, Spoilers!)

Se han abierto muchos frentes pero también se han cerrado otros tantos que llevaban desde el comienzo de la serie. Por fin Thea sabe toda la verdad acerca de su hermano y por fin Oliver ha dejado de ser el empresario fracasado y ‘playboy’ a ojos de la única persona de Starling City que no sabía que era el encapuchado.

Supongo que a todos nos ha pillado por sorpresa la forma en la que ‘Speedy’ se ha tomado la noticia. Ella, abanderada de la verdad absoluta, no le ha recriminado ni durante un segundo a su hermano estos dos años de eternas mentiras. Pero claro, quién se puede enfadar ante esta situación. El punto positivo es que podemos ver como realmente el personaje ha evolucionado, ya que ha sabido ver la parte más objetiva de todo esto, y es que en palabras de la propia Thea Queen, “si me ha mentido todo este tiempo es porque mientras lo hacía estaba salvando a personas inocentes”.

No hay nada más fuerte que una familia unida

Esto es lo que habrán pensado los guionistas de la serie y es que parece ser que más temprano que tarde podremos ver a la pequeña de los Queen enfundada en algún tipo de traje de cuero salvaguardando la espalda a su hermano mayor mientras lucha contra una de las personas más peligrosas del planeta, Ra’s al Ghul.

Por otro lado hay que destacar la facilidad que tiene Thea para pasar del amor al odio en segundos. Hace dos capítulos estaba dispuesta a morir por su padre y ahora, tras saber una parte de la verdad que ni siquiera es la más relevante con respecto a su relación, lo odia. Si se comporta de esta forma con esta noticia no quiero saber cómo actuará en el momento que descubra que ella es la responsable de la muerte de Sara.

Espero, que al igual que han hecho con Laurel, consigan relanzar el personaje de Thea a través de la trama que se ha abierto en este capítulo. Esperemos que la isla trate tan bien a ‘Speedy’ como trató a Oliver y que por fin podamos ver un verdadero lazo fraternal sin ningún tipo de secretos entre los hermanos Queen.

Dos ‘Black Canaries’ de vértigo

Volviendo a la trama principal vemos como uno de los villanos más conocidos vuelve a escaparse para esta vez tomarla con la nueva superheroína de Starling City.

Lo que parecía un capítulo de relleno en el que solo íbamos a ver como florecían de nuevo todos los fantasmas de la señorita Lance se ha convertido en una forma más que aceptable de terminar, de una vez por todas, con las inseguridades de la nueva ‘Black Canary’. Por culpa del vértigo Laurel se ha tenido que enfrentar a su mayor miedo, que el peso de todo lo conseguido por Sara sea superior a sus buenas intenciones.

Katie Cassidy ha conseguido que se me ponga el vello de punta en la escena donde afectada por el vértigo ve a Sara en Felicity. Los guionistas, y la propia actriz, está consiguiendo que nos olvidemos de la antigua ‘Canary’ y que aceptemos a ésta no como su igual sino como su alternativa. Con sus nuevas debilidades y fortalezas.

Ha sido un placer para todos los fans de la serie volver a ver a Caity Lotz (Sara) en la pequeña pantalla. Aunque acepte a la nueva canario no puedo dejar de expresar que sin duda alguna la peluca rubia y la chaqueta de cuero negro encajan mejor en la pequeña de los Lance. Además tengo que decir que cada día que pasa pienso más en la posibilidad de que su salida de la serie se deba más a problemas externo que a exigencias del guion.

Las nuevas reglas del juego

Aunque piense que lo mejor para mi salud mental es pensar que Oliver jamás se fue y que su regreso no se plasmó de la manera que se hizo, debo hacer frente a esta realidad y aceptar que al menos este hecho ha servido para crear unas nuevas reglas dentro del juego bajando un peldaño a Oliver y subiendo un par al resto de personajes, dejándolos casi a la par.

Podemos ver como a lo largo de los cuarenta minutos del episodio Oliver tiene diferencias con todos los miembros del equipo, hasta con Diggle, ese personaje que han pegado en la guarida a la derecha del ordenador de Felicity. Y es que no es fácil volver de la muerte y pretender que todo siga como antes. Los dos capítulos en los que se tuvieron que rehacer a ellos mismos, al parecer, han sido suficientes para plantarle cara al líder del grupo y para dejarle claro que ya no luchan por él sino junto a él. De nuevo es Felicity la que pone los puntos sobre las íes a Oliver.

Me comienza a preocupar que cada vez que Oliver toma el control de la escena Roy desaparezca. Los guionistas lo ponen en un segundo plano dándole solo un par de líneas en el capítulo y haciendo que no dure ni cinco segundos en una lucha cuerpo a cuerpo con ninguno de los villanos. Se supone que ha sido entrenado por Oliver y que todos los años viviendo en los Glades lo hacen una persona más que válida para la batalla. Son este tipo de detalles los que hacen que no termine de construirse bien los personajes y que trae como consecuencia directa una pérdida de calidad en la serie.

En el próximo capitulo…

Y como siempre para los más desesperados aquí os dejo el tráiler del próximo episodio que tiene muy buena pinta.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba