'Awkward' 5x11/12 Mid Season Final Review: Una graduación con sorpresa y un verano por delante

PorCristina Company

Despedimos la mitad de temporada de 'Awkward' con un doble capítulo final en el que pasan muchas cosas y, cada una de ellas, más reflexiva que la anterior. Sin duda, ha sido un capítulo en el que se invita a pensar sobre los finales de unas etapas e inicios de otras nuevas.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Toda preparación es poca

Decir que Val se esté tomando esta graduación muy enserio es quedarse cortos. Todo tiene que estar perfecto y en sus planes no se incluye a Sadie. Si tiene que ser sacada como una psicópata de la cafetería, pues ahí que va ella y su grupo de cuerpos de seguridad.

Tras ese arrebato de Sadie, Matty decide confesar que la petaca que encontraron era suya. Jenna cree que, como es colega de Val, será mejor si lo dice ella. Pero, ¿cuántas veces hemos visto que se equivocaba? Pues una más: Matty tampoco podrá desfilar en la graduación.

Matty lleva dos capítulos intentando hablar con Jenna pero no hay forma, no es un buen momento para saber eso tan importante y que, a nosotros, desde un primer momento ya nos olía a gato encerrado. Mientras tanto, con un poco de TOC (transtorno obsesivo-compulsivo) Tamara recibe el banco que, a lo largo de los años venideros, identificará a su promoción en Palos Hills. Sin embargo, esa forma de ser, de actuar, de hablar y de escribir que tanto nos agota, ha hecho que escriba por error una frase equivocada.

Jenna, por su parte, parece ser que ha descubierto un nuevo potencial: dar discursitos enriquecedores que hagan pensar a sus compañeros. En esta primera parte (porque en el total de ambos capítulos podemos encontrar millones de discursitos suyos) son dos los más remarcables: uno sobre el banco que ha encargado Tamara, que es una broma graciosa y que no pasa nada. El otro, en cambio, va dirigido a volver a llevar a Sadie y Matty a la graduación. El comité de profesores decide que Matty sí que puede ir, pero no Sadie. Matty, en cambio, afirma que si su amiga no va, él tampoco. Por muy increíble que le parezca, si no fuese por ella, Jenna no habría vuelto con él.

De este modo, Jenna decide ir a buscarla y con, nuevamente, un discurso distinto, pretende convencer a Sadie de ir y ¿darle las gracias? ¿por qué? Bueno, resulta que Jenna está agradecida de que su archienemiga la hiciese luchar todos los días y hacerse más fuerte. Tras este discurso, Sadie sigue sin querer ir y Jenna se marcha de nuevo a la graduación.

Más allá de una simple graduación

Pero todos conocemos a Sadie, y llegado el momento de la graduación, decide coger el dron de sus nuevos amigos y soltar, pese a la negativa de Val, el discurso que tenía preparado. Al final, llega a la graduación pero era solo un ensayo así que Val, que está muy obsesionada con que todo salga perfecto, prefiere que se siente y se quede calladita. ¡Al final Sadie va a la graduación!

¿Y por qué estaba Val tan nerviosa? Pues resulta que no es una graduación común. No, no… ¡Val va a casarse! La ceremonia la oficia Lacey y Jenna es su dama de honor. Sin embargo, Jenna no parece muy contenta puesto que ya sabemos qué tenía que decirle su novio. Resulta que se va, a la mañana siguiente a Berkeley: se queda sin verano con Jenna.

Jenna está totalmente destrozada, y para más mala suerte, ¡le cae el ramo de novia! Pero, en su aire inspirador que hasta ahora apenas habíamos visto en ningún capítulo, decide hacer una lista de cosas que cumplir en su última noche juntos.

Conflictos con el pasado y decisiones finales

Al final de este capítulo, tanto Tamara como Jake, que han pasado el día los dos juntos y que creíamos que ahí había algo más que amistad, han decidido romper con su pasado y tirar todo aquello que les recordaba sus miedos y su pasado. Aunque han estado a punto de besarse, al final todo ha quedado en un abrazo de amistad.

Otro conflicto con el pasado lo tenía Sadie y su pasado tiene un nombre: Sergio. Pero Lisa, que lucha por construir una sociedad basada en el amor, ha conseguido que ambos lo arreglen y vuelvan a estar juntos.

Jenna y Matty, por otro lado, deciden seguir juntos pero luego no, dado que Jenna cree que no van a conseguirlo. Sin embargo, a la mañana siguiente, alguien llama a su habitación por la ventana. Esperando que sea Matty, se encuentra a Val. Su consejera le da un último consejo: cada momento cuenta y tenemos que hacerlo especial.

Es por ello que, al final del capítulo, Jenna decide intentarlo con Matty e irse a Berkeley todo el verano con él.

Hasta aquí la primera mitad de temporada, con altos niveles de drama y con un final reflexivo en el que nuestros personajes están ansiosos y temorosos por su nuevo comienzo. Es que, ¿quién dijo que los comienzos eran fáciles? Cambiar de una etapa a otra nueva no es fácil y menos para nuestros protagonistas.

La segunda mitad de temporada nos transportará a un año después de la graduación. Veremos cómo están las cosas y quien sigue igual que terminó el instituto (nadie, seguramente).

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba