'Awkward' 5x06 Review: los fantasmas del pasado de Jenna

Por Cristina Company

Un capítulo más de 'Awkward' en el que hemos visto que Jenna y el drama son dos elementos inseparables. Un capítulo con, únicamente, dos tramas y con referencias a otra serie.

(¡Cuidado spoilers!)

Lo complicado del amor

Tamara, una vez estropeada su relación con Adam, ha podido descubrir que realmente lo amaba, que era la persona con la que quería estar. Ella está dispuesta a recuperarlo, aunque Jenna la intenta parar.

Tamara le dice que va a ir a buscarlo a la base, que va a luchar por él. Y cuánto más intente Jenna convencerla de que no vaya, ella más segura está: no se puede fiar de la opinión de una persona adicta al drama que ha estropeado todas y cada una de sus relaciones. Este es el desencadenante de ambas tramas.

Luchando por conseguir el amor verdadero

Tamara se dirige a recuperar a su exprometido. Mientras canta, a pleno pulmón, todas y cada una de las canciones de su repertorio musical, descubre que no está sola en el coche. Gabby ha decidido que el coche de Tamara era la mejor opción para pasar la resaca.

Aunque Gabby quiere marcharse a casa, Tamara tiene una misión: conseguir que la dejen hablar con Adam. Sin embargo, no se aceptan visitas hasta las seis de la mañana. Ni Tamara está dispuesta a marcharse ni Gabby quiere quedarse. Por tanto, esta última llama a Jake para que la recoja y, mientras tanto, Gabby intenta convencer al militar que está de guardia de que llame a Adam.

Finalmente, consigue hablar con él pero Tamara no se sincera y no consigue que Adam la perdone dado que ni siquiera ha sido una disculpa sincera. Esa misma mañana, cuando Adam y sus compañeros están entrenando, Tamara vuelve a intentar arreglarlo, esta vez de verdad y de una forma sincera. Sin embargo, es demasiado tarde y Adam no está dispuesto a volver con ella. Muy triste, Tamara se marcha mientras Gabby y Jake intentan consolarla.

Un sueño que nos transporta a Nueva York

Una vez Tamara se marcha en busca del amor y tras decirle que ha saboteado todas y cada una de sus relaciones, Jenna decide que lo mejor que puede hacer es irse a dormir. Pero… ¡en qué mal momento! Si su vida real ya tenía una buena dosis de drama, sus sueños son peores.

Bajo una atmósfera neoyorquina, Jenna se siente Carrie Bradshaw (con tutú incluido). Junto con sus cuatro ‘amigas’ (Sadie, Lisa y Tamara) y sus exnovios, Jenna protagonizará un sueño que nos transporta, con un tono cómico, a la conocidísima serie americana ‘Sexo en Nueva York’.

En este sueño, Jenna habla con cada uno de sus exnovios y averigua el porqué de sus fracasos sentimentales. Pasando por Jake hasta con Owen. Al final, todos llegan a la misma conclusión, Jenna no ha podido seguir con ellos porque no eran Matty.

Como siempre, todo vuelve a Matty. Al final del capítulo, Jenna lo tiene claro: no ha podido querer a nadie más porque nunca ha dejado de estar enamorada de su primer novio. Matty es ‘el único’ y, en el próximo capítulo está dispuesta a decirle lo que siente por él.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba