'Awkward' 5x10 Review: ¿pueden complicarse aún más las cosas?

Por Cristina Company

Ha llegado el momento de continuar lo que, la semana pasada, dejamos a medias en 'Awkward'. Nada más ni nada menos que la prom. ¿Creíais que las cosas no podían ser más complicadas?

(¡Cuidado SPOILERS!)

Una búsqueda que no cesa

El capítulo anterior nos dejó a una Jenna destrozada con ganas de ir a su casa y a Matty volviendo para recuperarla.

Cuando se dispone a marcharse a su casa, con incendio de lo poco que le queda a su vestido incluido, es cuando aparece Matty, ya es tarde. Jenna vuelve a su casa, enfadada mientras que Lacey, su madre, la intenta convencer para que vuelva.

Tamara por su parte, está feliz por estar no-comprometida con Adam. Más que nada, porque ahora no van a tener que ‘reservarse’ hasta la boda.

Sadie, como siempre, sigue de morros (como las últimas cinco temporadas) por lo aburrida que es la fiesta. Pero, ¡no está todo perdido! Resulta que unos compañeros suyos han reservado una habitación y pueden montar una fiesta ahí dado que sin alcohol, parece ser que es inaguantable.

Una fiesta privada

Val, que ha recuperado su puesto de trabajo, está muy insoportable y quiere un baile respetuoso con, al menos, un palmo de distancia entre las parejas. O no parejas, porque Gabby y Jake han decidido romper de la forma más civilizada posible.

En la fiesta alternativa que se ha montado todo es un desfase, Tamara y Adam están en el baño y el resto se lo pasa en grande en la fiesta. Para estos chicos, el alcohol era la solución.

Jenna decide volver a la fiesta, justo cuando Matty aparece en su casa y su padre lo retiene hablando (la historia de no coincidir ya empieza a cansar). Cuando Jenna vuelve, solo esta Lisa, y dos o tres personas más, intentando que todo funcione. Al final, Lisa descubre donde están todos y les hace volver. Los chicos que organizaban esta fiesta alternativa, deciden coger botellas para poder hacer más ‘divertida’ la fiesta.

La coronación

Llegó el momento final del capítulo, y de la prom: el momento de la coronación de la reina y el rey del baile. Han hecho creer a un chico (el que está obsesionado con Jenna desde el capítulo uno) que es él el rey, pero en realidad Matty sabe (por culpa de Lisa) que no es el chico este, sino Matty.

Ahora, Matty y Jenna están los dos en el baile. Cuando se proclama al rey Matty decide darle la oportunidad al chico que ya se había hecho ilusiones. De esta forma, Matty pide bailar con Jenna y, por fin, después de veinte tediosos minutos, se declara. Jenna, como siempre, se queda sin palabras. Pero no, está vez reacciona, y se va corriendo a darle un beso.

El capítulo acaba con una Sadie triste. ¿Por qué? Pues porque ha visto las botellas de alcohol acumuladas y se disponía a tirarlas. Justo en ese preciso instante la pillan y su castigo es no ir a la graduación ni dar el discurso como la mejor alumna de la promoción.

Al final, vamos a sentir pena por ella y todo. Esperemos que sus compañeros decidan dar la cara por ella y que pueda ir.

Por otro lado, como lo de Jenna y Matty era más que evidente, en verdad ha pasado a un segundo plano. No sé cómo van a llenar toda una temporada del drama Jenna-Matty.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba