'Better Call Saul' 2x03 Review: un protagonista que pierde fuerza

Por Ignacio G. Castaño

¡AVISO Spoilers!

Es difícil encontrar hoy en día una serie que sin artificios, ni presupuestos de escándalo, batallas épicas o proyectos mastodónticos siga haciéndose un hueco en la agenda semanal de los espectadores. Es el caso aislado de Better Call Saul, que está cosechando unas críticas fabulosas hasta el momento, y está consiguiendo esta dura tarea de afianzarse entre las grandes series a tener en cuenta en el panorama actual.

¿Cuáles son las claves para que funcione? Todavía no ha habido ningún suceso dramático importante que nos conmocione y nos mantenga pendientes de cómo se va a resolver, ni tampoco golpes de humor con un sello distintivo. Sin embargo, con lo que el director propone parece suficiente.

Es austera en recursos narrativos, y se dedica a mostrarnos las situaciones de forma parsimoniosa, a través de una cámara que compone planos que parecen diseñados por un arquitecto. No tratan de vendernos humo ni de crear argumentos tramposos; lo que sucede en 'Better Call Saul' es lo que se ve en la pantalla, ni más ni menos.

Mike, un diamante en bruto

Este personaje, al que ya conocíamos los que hemos visto 'Breaking Bad', está siendo lo más atractivo de esta segunda temporada. Habla poco, pero su inquietante presencia sostiene cada escena en la que aparece. El guion bucea en sus orígenes, y nos muestra como un personaje turbio desde el principio va aceptando negocios sucios, y dirigiéndose hacia una vida de crimen y oscuridad. Se trata de un matón sin escrúpulos, con conflictos emocionales que de momento nos han mostrado muy por encima.

Pero también muestra una faceta tierna, que en este capítulo queda reflejada en la protección que ejerce sobre la madre de su nieta, cuando se queda toda la noche en vela para escuchar los supuestos disparos. Estos matices convierten a Mike en un personaje extraordinario, aunque esto ya lo sabíamos cuando se comía la pantalla en 'Breaking Bad'.

Gran mérito de esta creación la tiene el actor Jonathan Banks, que no parece hacer demasiado esfuerzo para meterse en la piel de este criminal. Sus ojos son suficientes para transmitir miedo, y hacen difícil que nos creamos que alguien con esa expresión facial tan arisca pueda tener un corazón benévolo.

La carrera de Saul
La trama gira en torno a la trayectoria de Saul Goodman en el bufete de abogados, donde ha aparecido su hermano y ha condicionado su papel en el organigrama de la Empresa. La evolución de su carrera está muy bien contada, aunque como tema quizá sea un poco insulso para convertirse en la trama principal. Además, las situaciones resultan un poco previsibles, y más cuando ya conocemos el final del asunto.

Es más interesante la relación del abogado con Kim, que ahora está en un buen momento, aunque podemos esperar que vaya a estar llena de altibajos. El personaje que interpreta Rhea Seehorn es necesario en la serie, y tiene más miga su relación con Saul que la que tenía el hermano de este. Aun así, como ya he dicho, se echa de menos algo que despierte nuestra intriga entre la rutina que viven los personajes.

Creo que la sensación de que algo que está por llegar no termina de suceder no juega a favor de la serie, porque los espectadores empezamos a impacientarnos, y siempre hacen falta conflictos con buena carga dramática para poder mantener la tensión.

¿Quién llama a la puerta?

Estos días hemos leído rumores de una posible aparición de Aaron Paul en esta segunda temporada, aunque no sabemos si es cierto o se trata solo de conjeturas que se han hecho virales. El capítulo de la semana que viene podría ser buen momento para este cameo, teniendo en cuenta el final que ha tenido este, que sugiere que algo suculento se aproxima. ¿Podría tratarse de un guiño a 'Breaking Bad'?

En cualquier caso, el final nos deja con la miel en los labios y la relación que se establece entre Mike y Nacho puede desencadenar las situaciones dramáticas que el público está pidiendo. Estos dos poderosos personajes pueden empezar a acaparar más atención y con ello la serie ganaría enteros.

Saul Goodman la figura alrededor de la cual gira la trama, pero en este momento no tiene fuerza suficiente para llevar el máximo peso de la función. O quizá es a su historia a la que le falta fuerza.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba