Castle 7x20 Review: una boda a cambio de miles de vidas

Por María Hernangómez

Antes de empezar a comentar uno de los capítulos más interesantes de la temporada, aunque puede que se les haya ido un poco de las manos, decir que, al parecer, está confirmada una octava temporada de ‘Castle’, al menos eso dice ‘Variety’, ya que Nathan Fillion habría renovado su contrato… ¿dónde está el pero? En que Stana Katic, de momento, no habría hecho lo mismo… ¿veremos un Castle sin Becket? Difícil de imaginar, ¿no?

Mientras tanto, por fin ha vuelto ‘Castle’ después del parón, con un capítulo en el que vamos a descubrir parte de lo que pasó en los dos meses en los que Richard estuvo desaparecido, en un episodio angustioso en lo que al escritor se refiere y donde, como he dicho anteriormente, puede que se les haya ido un poco de las manos.

Comenzamos y esta vez con grandes SPOILERS.

Los sueños, ¿sueños son?

La historia empieza con Castle en la barca donde lo encontraron tras su desaparición, que se mezcla con balas, sangre, un trofeo y la cara de un hombre que le dice: “Cuanto tiempo, Rick”, además de otro hombre moribundo al que intenta ayudar… pero era un sueño, que al parecer se lleva repitiendo varios días, por lo que tanto Kate como Martha le sugieren que vea a un especialista.

Por una vez, Richard les hace caso y va a terapia donde trata de recordar, aunque al parecer sus recuerdos comienzan conduciendo su coche hacia su boda y saltan hasta la barca, ¿o no? No hay mejor solución que un poco de hipnosis con la que Castle va recordando, al hombre que le dice “cuanto tiempo”, otro muriendo, alguien disparando, una selva, pintura de camuflaje, una camioneta con una matrícula extraña y un hombre rubio, que va a acabar con ellos cuando… ¡aparece Chuck Norris!

En Tailandia con Chuck Norris

Castle no duda en contar sus recuerdos a Becket, Ryan y Esposito (este es el más reticente, no hay que olvidar que durante su desaparición pensaba que el escritor había dejado plantada a su compañera…). Al rastrear la matrícula encuentran que está registrada en Chiang Mai, en el norte de Tailandia… pero esta es de 1987 y suele aparecer en películas de acción, así como el tatuaje que llevaba el supuesto Chuck Norris.


Empieza la obsesión de Castle, que no duda en pasarse la noche estudiando las posibilidades y los conflictos armados en la zona sin llegar a ninguna conclusión, lo que empieza a preocupar tanto a Alexis como a Kate y Martha, que piensa que si decidió olvidar esos dos meses, por algo sería, ¿estará perdiendo la cabeza el escritor? A pesar de esto, no pierde el humor al decir que “ha podido ser la peor despedida de soltero de la historia”, cuando recuerda el trofeo, que lo tiene guardado en una caja junto con su anuario, viniéndole a la cabeza el nombre de Phillip Barnett, con quien dice haber compartido el trofeo de debate.

Necesito saber lo que tú sabes

Castle se encuentra con Phillip Barnett en una cafetería, donde espera encontrar respuestas pero lo único que encuentra es una rocambolesca historia de una fiesta en Bangkok donde acude para una conferencia de inversiones, acabando en lo que parece ser una confusión entre una mujer muy guapa, que no era lo que parecía… suena totalmente a mentira, pero Richard no puede tirar más, de momento, de este hilo.

Richard empieza a dudar sobre sus recuerdos, si son reales o no, o se los han cambiado para hacerle dudar… la madeja se empieza a deshilar pero no del todo.

Chuck Norris no es Chuck Norris

Esposito, que sigue dudando de la historia de Castle como se aprecia en su tono, le enseña una serie de fotos de presuntos “Chuck Norris” que llevan el tatuaje de la calavera que vio que pertenece al escuadrón Delta (otra peli del actor) y dice que ninguno se parece al héroe de acción, dudando de nuevo del escritor. Pero éste tiene razón, y si a una de las fotos le pones barbas, ahí tienes al doble de Chuck Norris.


Se trata de Jeff Powers, licenciado del ejército y contratista en Afganistán e Iraq al que van a ver a su casa, pero… está muerto con un tiro en la cabeza. Lo que ya ha quedado claro que Castle no está loco, pero ahora comienza sus remordimientos al pensar que si solo hace dos días que se ha acordado de él y aparece muerto, ¿será su culpa?

¿Qué sería de una peli de espías sin rusos?

Richard vuelve al psicólogo que le incita a pensar cómo comenzaron los recuerdos, todo muy rocambolesco porque lo hicieron en una cafetería, donde al mirar la tele, empezó un zumbido en los oídos. Revisan las imágenes, que parecen baladís, cuando ve al hombre rubio que le perseguía en la camioneta por la selva. Casualmente, este hombre es el mismo que recuerda Amber, una camarera de un bar de striptease donde acudía Jeff Powers habitualmente y al que había visto junto al ex militar. El círculo se va cerrando.

¿Cómo encuentran al asesino? Nada mejor que buscar unos guantes de látex con los que ha quitado los dientes a Jeff Powers, que ha sido torturado y que aparecen cerca de la casa con restos de ADN. Se trata de Ilya Golvkin, ex agente del KGB (como no…) pero que trabaja como seguridad privada pero no para su país, no se vayan a enfadar los rusos por ponerlos siempre de malos.

Los remordimientos de Castle


Por fin sabemos lo que realmente le pasa al protagonista, teme haber hecho algo muy malo que ha querido olvidar, de ahí haber borrado sus recuerdos… pero esto no le hace desfallecer y mientras Becket y Espo van a buscar al ruso a casa de Powers (donde lo que encuentran es a la camarera Amber muerta igual que el ex militar), Castle sigue con su investigación, que le lleva a una cafetería a la que iba Powers habitualmente.

Por supuesto, la camarera le conoce, pero no a Barnett, al que Castle sigue relacionando con su caso a pesar de la historia “Resacón en Tailandia” que le había contado el otro. Salta el chip, Richard ve a un camarero que no es lo que parece, puesto que es el hombre herido de sus recuerdos, y cuando parece que va a huir y vamos a seguir con el caso unas semanas más, decide hablar, algo que realmente no me esperaba.

La historia se les va de las manos

En la casa del camarero este le cuenta que se llama Bilal Khan y que es realmente con el que compartió el trofeo de debate en el Instituto Faricroft, ya que era un estudiante de intercambio. Pero no sólo eso, sino que Castle le pidió ayuda para escribir su primer libro… sobre terrorismo…

¿Cuál es su historia? Cuando dejó el servicio de inteligencia se unió nada más y nada menos que Al-Qaeda, de donde quiso salir años más tarde llegando a un acuerdo con la CIA para que le dieran una nueva vida. Tenía que encontrarse con su contacto en un templo budista en Tailandia, pero éste acaba muerto y para fiarse de la CIA, pide que lleven a alguien a quien conoce y que sea famoso para no poderle matar y piensa en Castle, su amigo del instituto.

Así que la historia es que Castle fue a Tailandia para que Bilal se fiara de la CIA y les contara lo que sabía sobre Al-Qaeda… Yo ya pensaba que la historia iba a estar cogida con alfileres, pero pensaba que al final aparecería el padre de Richard o algo, pero esto ha sido más rocambolesco y eso que no ha terminado.

Cuando Bilal Khan se va en un coche, aparece Ilya Golovkin, dispuesto a matar a Castle, puesto que éste trabaja para Al-Qaeda y quiere acabar con el chivato. Momento de tensión que no tanta, porque te puedes imaginar lo que va a pasar, el que acaba muerto es el ruso a manos de Jenkins, que dice a Castle que esta vez tendrá que olvidarlo todo y sin ayuda. Eso sí, al preguntar Richard que por qué tuvo que ser el día de su boda, le dice que sabían que Al-Qaeda iba a atacar en Estados Unidos y que necesitaban la información de Bilal rápido… para salvar miles de vidas

Respuestas en el aire

Castle parece darse por contento con estas respuestas, pero le falta por saber dónde estuvo el resto de los dos meses y por qué tenía un disparo de bala cuando apareció, pero no sé por qué me da que van a cerrar así esta historia, algo que no me convence del todo… Ya que al parecer cambió su boda por salvar miles de vidas.

Para la próxima semana, parece que volvemos a los capítulos autoconclusivos, esta vez con “Serpientes en el avión” o algo parecido, con Castle haciéndose cargo de un asesinato en un avión. Os dejo la promo con un poco de mal sabor de boca con el fin de la historia de la desaparición de Castle y sin saber si la próxima temporada todo seguirá como hasta ahora o nos faltará una de las protagonistas…

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba