'Castle' 7x16 Review: "El mejor caso de la historia"

Por María Hernangómez

“El mejor caso de la historia”, solo con decir que 'Castle' ha definido así el capítulo de hoy, os podéis imaginar qué hay de todo, tramas, espionaje, complots… todo lo que le gusta al escritor, que ya ha vuelto a la comisaría (para hacer horas comunitarias) después de la terrible historia con el 3XK, del que parecen ni acordarse ni tener secuelas.

Así que volvemos a un episodio autoconclusivo típico de ‘Castle’ con sus notas de humor y poco drama, que ya tuvimos suficiente con los dos anteriores.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Los guiños a ‘2001: Una odisea en el espacio’ son más que evidentes durante este episodio, que empieza con un astronauta en lo que parece ser Marte, haciendo unas reparaciones mientras habla con una compañera. Las comunicaciones empiezan a fallar, chillidos y muerte, lo de casi siempre, vamos.

Cambiamos de escena, pero seguimos viendo rayos laser a oscuras, ¿seguimos en Marte? ¡Qué va! Es la casa de Castle, donde Alexis está jugando al Laser Tag (lo siento, pero no he podido evitar acordarme de Barney…), con su amigo David, pero ¡con el equipo de Castle! Parece que la vida en casa de Richard es cada vez más complicada, cuando aparece Martha con su nuevo novio, Benjamin ¡con un pijama de Castle!… Menos mal que Beckett recibe una llamada y se van a investigar un nuevo asesinato.

El mejor caso de la historia

¿Qué más puedes darle a Castle que un asesinato en Marte? Poco. Cuando llegan a la sala de control a Richard casi se le salen los ojos de las órbitas, pero Beckett dice que si el asesinato ha sido en Marte (ilusa), no es su jurisdicción precisamente… Pero se trata del proyecto Marte 2018, una simulación de la vida en el planeta llevada a cabo por Viggo Jansen, programa al que se apuntó Castle (por qué no nos extraña) pero no le seleccionaron (tampoco nos extraña).

La víctima se llama Tom Richwood, capitán de la misión y que había trabajado en los marines y la NASA. Beckett quiere ver el cuerpo, pero la escena del crimen no es una cualquiera, así que tendrán que llevar trajes espaciales para entrar, por los gases nocivos que se recrean en el simulador. ¿Se puede hacer más feliz a Castle? Sí, al decirle Ryan que él no entra y dejándole su traje.

"Un pequeño asesinato para un hombre, un gran misterio para la humanidad"

Guiño de nuevo a la película de Kubrick con Castle corriendo a cámara lenta por Marte cuando suena la banda sonora, hasta que llegan al cuerpo y descubren que ha sido asesinado con arma blanca, pero más bien con un destornillador que no lo encuentran. El pero, que al ser necesario llevar traje en el simulador, no habrá muestras de ADN.


Hablan con el resto de astronautas, llegando a la conclusión de que ninguno de ellos podría haber sido porque están todos monitorizados por rastreadores, siendo imposible salir o entrar sin que suenen las alarmas. Pero claro, en un capítulo inspirado en “2001: Una odisea en el espacio” no podía faltar el ordenador superinteligente, en este caso se llama M.I.R.A. que registra todos los movimientos de los astronautas.

Muchos sospechosos, pocos culpables

Como sucede habitualmente en ‘Castle’, empiezan a salir sospechosos por todas partes, que parecen los culpables, hasta que se sacan un as de la manga y tiene coartada. Antes de esto, Esposito encuentra un vídeo del diario de Tom Richwood donde dice que veía algo o alguien por el simulador, algo que parece ser imposible para Viggo Jansen porque nadie puede entrar ni salir. De todas formas, deberán seguir investigando desde el simulador, porque no pueden sacar a los astronautas.

¿Qué más podía haber en este capítulo? Sí, hackers, que parece ser que son los que han entrado en el sistema de Marte 2018, y rastreando la IP llegan hasta Clint Granger, el primer sospechoso, que parece resentido porque no entró en la misión, culpando de ello a Tom, al que intentó matar atropellándolo con el coche. Pero como siempre, tiene coartada, cuando hackearon su wifi estaba fuera del país y cuando mataron al astronauta estaba cenando fuera. Primer sospechoso ¿descartado? En ‘Castle’ nunca se sabe.

Pero éste les lleva al siguiente sospechoso, puesto que en las cámaras de seguridad de casa de Granger ven entrar a un hombre la noche del hackeo. ¿Quién es? George Reyes, casualmente el marido de una de las astronautas, Angela Olvera, que le había dejado por medio de un mensaje desde el interior, puesto que estaba enamorada de otra persona de la misión. Ya tiene coartada, pensarse que era Tom e ir a matarle… por supuesto lo niega todo y eso que estaba intentando huir a San Francisco, aunque reconoce que hackeó el programa para que acabara y volver así con su mujer. Eso sí, les da una pista, hay otra manera de entrar en el simulador.

Alien no podía faltar

Dejamos atrás las odiseas en el espacio para pasar a ‘Alien’, ya que Beckett y Castle van a buscar la otra entrada, cuando encuentran un túnel donde está el destornillador ensangrentado, pero mientras Kate está subida en el túnel, algo se mueve, Richard se asusta y la policía se cae.

Por supuesto, la mente de Castle empieza a maquinar mil historias y mientras le persiguen, se encuentran con una máscara de gas, toda ella muy humana… Que es algo bueno, porque pueden sacar restos de ADN que les llevan al primer sospechoso de nuevo, Clint Granger que casualmente no está en su casa, pero por la máscara llegan a la empresa Newton Endeavors.

Espionaje y competencia

Un complot o una historia de es lo que le faltaba a Castle para tener su caso perfecto, y lo encuentra al hablar con Sir Ian Rasher, el propietario de Newton Endeavors, pero también encuentra que Beckett, al igual que él, se apuntó a su misión a Marte, pero tampoco consiguió entrar.

Interrogan a Sir Ian preguntándole por Clint Granger, ya que casualmente la cápsula que están construyendo es como la del proyecto Marte 2018. Finalmente le entrega y éste reconoce que tenía un compinche en el interior que le pasaba los planos y datos, y es Mikhail Dankov, uno de los astronautas, ya tenemos otro sospechoso.

También con coartada, porque aunque tenía su rastreador duplicado para moverse como quisiera por el simulador, en el momento del asesinato estaba haciendo fotos para pasárselas a Granger, y es precisamente una de ellas la que da la clave del caso, ya que Castle ve en un reflejo cómo es el robot (que supuestamente estaba aparcado durante el asesinato) está en el lugar del crimen y con el destornillador en uno de sus brazos, ¿cómo puede ser?

La verdadera odisea en el espacio

Solo hay una “persona” que puede dar respuestas a estos interrogantes, el ordenador M.I.R.A., por lo que Castle y Beckett entran de nuevo en el simulador acompañados por Viggo Jansen para “interrogarle”. Se dan cuenta que el ordenador ha sido manipulado para que pensara que la mejor manera de mantener el proyecto a salvo era matar a Tom Richwood, ¿pero quién lo ha hecho?

Cuando Jansen va a reiniciar el ordenador porque es la única manera de que “diga la verdad”, abre el compartimento por lo que entra aire de fuera, gas nocivo y les dejan encerrados. ¿Morirán Castle y Beckett en Marte? Por supuesto que no, porque no están en otro planeta, sino en la Tierra y la policía consigue llamar por un sencillo móvil a Esposito, que les saca.
Fin de fiesta, los tres astronautas que quedan, la comandante Kim, Angela y el doctor son culpables, ya que intentaron echar las culpas a Mikhail al enterarse que estaba espiando y porque no aguantaban más a Tom. Pero no tienen pruebas para demostrarlo porque han borrado todos los datos de M.I.R.A. pero lo que no saben es que hay una caja negra que guarda todas las conversaciones, así que solo hay que esperar a que se entreguen unos a otros.

Cambios de aires en ‘Castle’s House’
Lo de la caja negra es mentira, pero bueno, siguen esperando a que se entreguen, cuando la parejita llega a casa, donde han preparado una reunión familiar para hablar de la situación de la casa, cuando Martha les sorprende diciéndoles que va a buscar un piso para vivir sola. Es el segundo guiño a un posible embarazo de Beckett que se hace en el capítulo, ¿terminará la temporada con los Castles (como les llama Ryan) esperando un nuevo miembro?

No tardaremos en descubrirlo, pero de momento parece que hay que esperar hasta el 16 de marzo para ver un nuevo capítulo de ‘Castle’ en Estados Unidos, donde parece que Beckett encuentra a la horma de su zapato, por la promo que te mostramos a continuación.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba