'Community' 6x10 Review: Abed vuelve a tumbar la cuarta pared del espectador

PorDiego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

Un guión brillante que da vida a una historia pobre

La magia de este episodio reside en la vuelta de las meta-referencias de Abed que hacen que la serie rompa la llamada cuarta pared y se involucre a la historia y a los personajes con nosotros, con el espectador. Y eso a ‘Community’ se le da genial, no hay quien le gane.

Tirando de un enrevesado y brillante guión, ‘Basic RV Repair and Palmistry’transforma una historia rutinaria y muy pasable en un episodio digno de admirar convirtiéndolo en uno de los mejores de esta irregular sexta temporada. Este genial guión consigue cambiar radicalmente la estructura narrativa del episodio dándole vida propia y protagonismo en la historia.

Cabe destacar que se menciona a Christopher Nolan (“¿Y yo tenía que Christopher Nolanearla?” se pregunta Abed), uno de los maestros de esta técnica narrativa que consiste en darle protagonismo al guión por encima de todos los elementos.

Abed,rey de los flashbacks

Y si la estructura narrativa es el protagonista de este episodio, su mesías es Abed, el personaje que siempre está involucrado en este tipo de cuestiones que rompen la cuarta pared de Greendale.

La historia del episodio es simple: todos los protagonistas (menos Chang, que luego hablaré de él) viajan en la caravana de Elroy con una mano gigante atada al techo. La premisa es sencilla y hubiese dado para un episodio convencional y embotellado (que realmente lo es). Pero no esta vez. Abed explota en flashbacks de tres días antes haciendo referencia a esas películas o capítulos que empiezan con un hecho que descoloca al espectador (por ejemplo, con alguien herido). La escena siguiente, normalmente con el texto “X días antes”, explica cómo se ha llegado hasta tal situación. Aquí esta situación es: ¿por qué transportan una mano gigante? Absurda, todo hay que decirlo. Pero nos encantan estas absurdeces.

Abed influye en estos tres días antes para intentarnos explicar cómo han llegado a viajar juntos con esa mano gigante. Pero no nos hace falta este tipo de flashbacks. Cuando el episodio se “embotella”, es decir, cuando la caravana se queda sin gasolina y sin batería (todos cargando los móviles en un alarde de inteligencia), se conoce todo: la mano, del Decano, la llevan a un comprador de ebay para tener un beneficio extra enGreendale.

No hay necesidad de flashback para explicar esto, sin embargo, Abed se empeña en estos “tres días antes” para averiguar cómo empieza la historia. No hay quien se lo quite de la cabeza. Ni si quiera Jeff, que sirve perfectamente de apoyo para que la rotura de la cuarta pared tenga lugar: “¡Estoy hasta las narices! Es un programa, no es un programa; es mi programa, es tu programa; es un buen programa, es un mal programa. No quiero volver a escuchar la palabra programa”.

El desenlace de la “meta-demencia” de Abed lo pone Frankie como ya lo hiciera en el primer episodio de la temporada. Le dice que ahora mismo, en el presente del episodio, están viviendo el flashback, la verdadera historia está ocurriendo en el futuro y que se “flashbackeó” para salvarlos. Esto nos lleva a una divertida escena que ocurre “Treinta unidades galácticas estándar de tiempo después” donde un hipotético Abed y Frankie del futuro deciden volver al presente para salvar el planeta. Ah, y donde también aparece una Britta del futuro.

El secreto de la mano

Tontería o no, al final del episodio Abed nos revela explícitamente la metáfora empleada en el episodio con el significado de la mano. “Una mano tiene dos funciones, la de agarrar y la de soltar. Pero sin estos dos poderes es inútil. Como recién nacidos, agarramos lo que se nos acerca deseando controlarlo, probarlo, clavarlo en el ojo de otro niño. Pero el tiempo que empleamos en el control de nuestro mundo es el tiempo que empleamos en dejar marchar a otros. Ideas, historias, orgullo, chicas con sudaderas suaves, videojuegos, noodles con mantequilla… Agarra uno durante mucho tiempo y perderás tanto como nunca has sostenido. Esta mano gigante fue enviada a nosotros como una invitación para incrementar nuestra maestría en el poder de sujetar y dejar marchar”. Se explican por sí solas estas palabras de Abed, ¿no? Es que al fin y al cabo puede ser todo un filósofo. Abed o los guionistas que ponen la guinda con esta genial metáfora a un guión redondo y, sobre todo, original.

Otros gags, chistes o referencias del episodio

¿Qué le puede faltar a este episodio, más risas? Eso es cierto, pero la complejidad del guión y la forma en que la historia estaba estructurada quizás le habrían alejado de su misión. No obstante, nos ha dejado alguna que otra joyita de humor que ahora mencionaré rápidamente:

  • Tres días después, aparece Chang cubierto de plumas. Todos se sorprenden y ríen al verle ¿Dónde habrá estado estos días? ¿Nuevo flashback de “tres días antes” con Chang?
  • El gag final corresponde al comprador de la mano por ebay. Genial, por cierto. Al final la mano se exhibe en Greendale por lo que el futuro comprador se queda sin ella. No se lo comunican y nos dan a conocer su historia. Es un padre, coleccionista de objetos más grandes de su tamaño original, que perdió a su hijo por culpa de una cometa gigante. Éste sigue perdido esperando a un padre “con una mano más grande”.
  • Elroy y el Decano mantienen una conversación “privada” en la parte del conductor de la caravana. Digo “privada” por la fina mampara que les separa del resto del grupo. El Decano se entera que están sin gasolina y “lo último que necesitamos es que cunda el pánico”… pero ante la primera pregunta que le hacen se viene abajo:“¡Estamos vacíos!”. Para rematar, más tarde les afirma que: “¡Vamos a morir todos!”.
  • En uno de los flashbacks hipotéticos de Abed, éste le intenta comunicar al Decano que deben atar la mano gigante con correas extra gruesas para evitar que ésta caiga como sucede en el presente. Para confirmarlo, en el flashback Abed y el Decano bailan cómicamente al son de: “¡Correas extra gruesas!, ¡correas extra gruesas!”.
  • El último diálogo de Elroy me ha matado. Tras unos minutos sin aparecer, Elroy vuelve de la parte trasera de la caravana diciendo: “Las puertas están cerradas en este lado también”. Britta le responde: “Te ha llevado bastante tiempo”. Éste le contesta: “Mentiría si dijera que no he hecho caca”. He ahí el misterio de su ausencia en los minutos finales del episodio.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba