'Community' 6x05 Review: Jeff y Britta pagan el precio de sus actos

Por Diego Hidalgo

(¡Ojo SPOILERS!)

Siguiendo con el esquema base de un capítulo de ‘Community’ (y en general, del resto de sitcoms), donde antes de la escena de los créditos nos exponen brevemente los frentes (tramas) que emprenderá el episodio, en éste ‘Laws of Robotics and Party Rights’ en seguida nos encontramos con dichos bloques centrales gracias a una reunión de los protagonistas en su, ya mítica, mesa de estudio.

Leyes de la Robótica

La trama central tiene que ver con la actual situación económica de crisis que vive Greendale. Frankie, nuevo personaje habitual de la serie que para ello se contrató, les reúne para hablarles de un método que hará aumentar los ingresos de la Universidad de manera asombrosa. Se trata de matricular a reclusos vía satélite a través de una especie de robot similar a lo que ya hiciera Sheldon Cooper en ‘The Big Bang Theory’.

Al Decano no le gusta la idea de tener vagando por sus pasillos a delincuentes, aunque no estén físicamente allí. Ni siquiera los 300.000$ que aportaría el Estado logran conquistar su corazón. Por su parte, Jeff sí que tiene conquistado su corazón y tan sólo le hace falta una palabra para que éste se abalance sobre él aceptando el trato. Lo tiene comiendo de la palma de su mano, vamos.

Derechos de Fiesta

En la misma escena previa a los créditos también se expone la segunda trama del episodio con los otros tres personajes principales: Britta, Annie y Abed (compañeros ahora de piso). La primera, con motivo del final de los exámenes quiere celebrar una fiesta en el piso, sin embargo, Annie, que no es de muchas fiestas, no le gusta la idea y dice que más de ocho personas no pueden entrar en su piso. Piso, por cierto, que a un servidor le trae buenísimos recuerdos gracias a la convivencia entre Abed y Troy y en especial gracias a uno de los mejores episodios de la serie: ‘Remedial Chaos Theory’, de la tercera temporada. Este episodio es el que se crean diversas realidades alternativas como consecuencia del lanzamiento de un dado. Los seguidores de la serie en seguida sabréis cuál es, así que volvamos al presente.

Todo en contra de Jeff

Uno de los nuevos alumnos de Greendale, Willy, acude a la clase de Derecho que imparte Jeff. Es curioso que Willy, interpretado por Brian Van Holt, aparezca todo el episodio a través de la pantalla de un iPad, justo como hiciera el actor en el último episodio de ‘Cougar Town’ que se emitió la semana pasada.

Hacía tiempo que no nos enseñaban una clase de Jeff, y por lo que parece todo sigue igual en él: pasota, cero implicación, pero aun así, los alumnos le respetan porque es un tipo simpático, molón y popular. No obstante, Jeff no sabe lo que le viene encima con la llegada de Willy, el convicto. Mantienen una charla y Willy no es como sus otros alumnos permisivos y flojos de mente. Willy le mantiene en raya y en seguida se gana el respeto de sus compañeros por su actitud y por su confesión asesina. “¿Y tú Jeff, has asesinado a alguien?” es su frase desafiante. A Jeff realmente le intimida pero en seguida se le pasa volviendo a su terreno de profesor. Y como mal profesor, es el turno de ponerles una peli mientras el navega con su móvil. A Willy no le gusta esta actitud.

A Jeff le roba un convicto, pero no algo material

Jeff, en un ambiente de thriller cinematográfico de parking con poca luz, tensión y un silbido siniestro, se topa con la figura de Willy (bueno, la de su versión robótica). Es aquí cuando se desata lo bueno, lo absurdo y lo genial del episodio, y también, el pecado de la envidia de Jeff. Willy intenta tirar arrojar por las escaleras a Jeff. Pero claro, un iPad motorizado es imposible que empuje a una persona, pero él no desiste. “¿Estás intentando matarme?”.

Ni el Decano le hace caso a Jeff ¡Su Decano! La gente está ahora con Willy, el convicto de moda. A todos les ha conquistado y a Jeff ya nadie le hace caso. Incluso intenta dar una clase seria y aplicada, pero sus alumnos se huelen la tostada y le dicen que antes “molaba” más. Se burlan de su decadencia. Hasta Garrett.

Willy, de nuevo en el parking se le acerca a Jeff, pero éste sin dejar que hable coge su iPad motorizado y furioso, lo lanza por las escaleras. Lo de “¿has asesinado a alguien, Jeff?” le vendría en ese momento por la cabeza. Los celos por quitarle lo suyo se han apoderado de él. Primero, le robó a sus alumnos y luego, al Decano, al cual tenía comiendo de la palma de su mano. El Decano es testigo del “asesinato”. Se abalanza ante Willy y grita y llora tras su “muerte” (pantalla rota): ¡Noooooo! Furioso despide a Jeff por dos semanas.

Una proclamación digna de una boda

A tanto ha llegado el nuevo amor del Decano que le va a nombrar profesor. Jeff se sincera ante sus amigos y suelta unas bonitas palabras para el Decano. Hasta el propio Jeff se sorprende. El grupo le anima a conquistar de nuevo su amor y de drama carcelario, el episodio pasa a comedia romántica. Total giro de género.

Para entrar en la proclamación de profesor (al estilo boda) Jeff utiliza un iPad robótico casero fabricado por Elroy con una escoba, el nuevo personaje del grupo. Acude para impedir la proclamación cual ‘La boda de mi mejor amigo’ y le confiesa al Decano todo su “amor”. Genial escena donde por fin Jeff le confiesa al Decano que es un buen amigo para él. Tanto tiempo pasando de él y a la mínima que se lo quitan, pelea por su amor. Pelea literalmente, ya que interrumpe antes del “Sí, quiero”, cosa que enfada a Willy y se lanza a por él. Mantienen una pelea épica entre dos iPads robotizados donde acaba perdiendo Jeff. El Decano, después de sus bonitas palabras y conocer la verdad de Willy (no es un verdadero asesino), decide terminar la pelea apagando la pantalla del convicto. Siempre tendrá en un hueco en su corazón para Jeff. Al vencer, todos aplauden como cualquier escena final de comedia romántica, y recoge a Jeff llevándoselo fuera de la Iglesia (la Biblioteca en este caso).

La fiesta de Britta

Britta no se va a dar por vencida para conseguir su propósito e intenta convencer a Abed ya que él está viviendo más tiempo en el piso. Abed le dice que cada uno tiene sus cosas: Britta hace fiestas, Annie hace reglas y él hace películas. Él hace películas, no puede mediar en ello. Esto le hace recapacitar a Britta y engaña al pobre Abed haciéndole grabar en su piso una película titulada ‘La fiesta de Britta’.

Como si no hubiese mañana


Britta se sale con la suya haciendo una fiesta de más de ocho personas, pero claro, todo tiene su precio. Abed, un maniático del cine, vuelve a enfundarse en la piel del director apasionado como ya lo hiciera temporadas atrás creyéndose el mismísimo Dios. En este episodio su “locura” le lleva a grabar una perfecta fiesta y para ello contrata a actores después de la fiesta de Britta (dobles del Decano y de Frankie incluidos). Ésta se lleva su merecido ya que Abed a penas le deja dormir por la grabación. Como es una “coucher” (“sofarera”, duerme en él) tiene que aguantarse con el ruido de Abed. Éste se obsesiona con la película y les pide a sus actores que bailen como “si no hubiera mañana”, o “como si no hubiera hoy” porque ya es el día siguiente.

No puede más y Britta le pide ayuda a Annie, con la que mantuvo sus rifirrafes por la fiesta, quien ya le aviso que volvería pidiendo perdón. Quizás porque conoce demasiado bien a Abed y sabría lo que pasaría. Su idea para detener la grabación es decirle que su guión es confuso. No se puede bailar como si no hubiese mañana. A continuación le cuenta toda su estratagema y que es una película estúpida. Pobre Abed. Un Abed al cual le falta algo en esta temporada (ya, algo más aparte de Troy) Es un Abed más maduro, pero en el fondo igual de ingenuo, “friki” y que no le sienta nada bien que le hayan usado. Se despide de Britta decepcionado y nos deja todos en duda para los próximos episodios si su relación estará rota o no.

El gag final

Del gag final del episodio cabe destacar el guiño que le hacen a ‘Dr. Who’ y a sus Daleks queriendo exterminar la galaxia. Abed se apodera de los iPads robóticos de sus amigos y repite en conjunto: “Exterminate, exterminate, exterminate”.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba