'Community' 6x09 Review: uno de los mejores gags de la temporada

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

Un homenaje a las películas de timadores


Si la semana pasada ‘Community’ nos sorprendía con un homenaje/crítica hacia las superproducciones de Hollywood, ésta vuelve a hacerlo para rendirle homenaje a uno de los pocos géneros que les faltaba por parodiar: las películas de timadores. Para ello utilizan como base el clásico de Robert Redford y Paul Newman, ‘El Golpe’. De dicha película extraen para la realización del episodio su característica banda sonora (acoplándola maravillosamente a sus títulos de crédito), el 20% de animación (fotograma de un dibujo de los protagonistas acompañado de un título), algún que otro gag visual (estilismo, cortinillas, etc.), flashbacks explicativos y, naturalmente, la temática, pese a que en Greendale no puedan competir con la construcción de edificios falsos ni contar con 1.000 extras como en ‘El Golpe’.

Además, también se menciona a otra gran película del género, ‘Los timadores’, ya que según Abed, “siempre he querido aprender más de los timos desde que viera en 1990 ‘Los timadores’ con John Cusack y Anjelica Huston y casi nada de los timos”.

De vuelta a clase

Hacía tiempo que no veíamos a los protagonistas de la serie compartir clase. Ya tocaba. En esta ocasión se matriculan en una clase llamada ‘Grifting 101’ (Timar 101) con el objetivo de convertirse en unos grandes timadores y con el objetivo secundario (o principal, según se mire) de chinchar a Jeff después de sentir celos por creerse el único timador de Greendale.

Jeff les advierte que la clase de timos realmente es un timo, valga la ironía, y lo corrobora después de decirle que tienen que llevar a clase un maletín reglamentario de timadores valorado en 150$. Pero eso no es dinero para ellos. Siempre pueden pedírselo prestado a los padres de Britta, ¿no? (“I’ll get it from your parents!”)

Después de la primera clase el grupo comprueba que se trataba de un timo y, aunque les duela reconocerlo, tienen que darle la razón a Jeff. El profesor de Grifting 101, un Robert Shaw en ‘El Golpe’ llamado DeSalvo (papelón de Matt Berry, conocido por la serie ‘The IT Crowd’) es incluso más vago que Jeff y les obliga a pasarse el maletín de un compañero a otro durante 40 minutos. Aunque según él, “necesitáis el arte de pasar maletines”. Mucha cara creo yo.

Pidiéndole ayuda a Jeff

Después de ser timados en la clase de timos, Britta, Annie, Abed, Elroy y Chang (el pobre hace lo que puede para integrarse en el grupo) recurren a Jeff, de quien se habían burlado en un principio, para iniciar una venganza y timar así, al timador. Jeff rechaza la oferta de sus amigos por orgullo, sin embargo, después de un encuentro, más bien desencuentro, con el propio DeSalvo (casualmente comparten desde ahora despacho), decide unirse al equipo para timarle. A Jeff le da igual el timo, necesita ser mejor que ese tío. Su autoestima y su orgullo, como he comentado antes, están por encima de todo.

Se inicia el timo pero… ¿cuál es el verdadero plan?

Aquí empezaría a sonar con éxito la música típica de ‘El Golpe’, sin embargo, fracasan nada más empezar el plan, “el telegrama africano”, ya que DeSalvo se huele la tostada (“¿Intentas timarme a mí?”) ¿O acaso es parte del plan? Realmente ni ellos mismos lo saben. Es como cuando el público desconoce algunos detalles en este tipo de películas, pero en este lugar, estos detalles no los conocen ni los propios protagonistas. Tanto engaño dentro de otro engaño acaba finalmente confundiendo al propio equipo timador y deciden que no tienen plan. Para refrescar sus ideas deciden ver la película referencia del episodio: ‘El Golpe’.

DeSalvo les atrapa viendo la película y preparando un golpe contra él. Y es que el golpe se lo lleva él. Literalmente. Britta le da un puñetazo y arremete contra él en una persecución que termina con DeSalvo lesionado tras caer por las escaleras.

El timador timado

Greendale se ve obligado a pagarle una compensación a DeSalvo por las lesiones causadas (50.000$ en concreto) que recibe en efectivo dentro de un maletín. ¿Maletín? ¿Dinero en efectivo? Algo huele a engaño aquí. Algo huele a que el timo y el giro de guión están al caer. Y efectivamente, así es.

Como nos anticiparon, en este tipo de películas se ocultan cosas al espectador, y por fin se nos resuelve este engaño dentro de otro engaño: la agresión de Britta a DeSalvo estaba pactada de antemano gracias a una idea de éste, pero ojo, este giro de guión tiene otro giro, y es que dicho timo se convierte en la base del gran timo que lleva a cabo todo el equipo y Greendale. Britta, como gran femme fatal, distrae a DeSalvo con un apasionado beso. Durante el falso momento amoroso, Abed se encarga de cambiar el maletín del dinero (vaya, pues viendo lo que le ha costado hacerlo, al final sí que iba a servir tanta práctica de cambiar maletines) tendiéndole una trampa a su profesor de timos.

Los protagonistas, como en el final de toda película de timadores, después de engaños y giros de guión consiguen su objetivo. Un timo que al fin y al cabo no conlleva beneficios económicos, tan sólo la satisfacción de venganza a DeSalvo (termina confesando que ha sido timado) y la satisfacción personal de Jeff dejándole saber que nadie es superior a él.

‘The guy from Jeff’s Gym’

El gag final, uno de los mejores de la temporada, nos muestra como si de una intro de una serie se tratara (muy habitual durante esta temporada) la historia del tipo que “contratan” como cebo para los timos, Ryan. Digo “contratan” (entre comillas) porque lo hace por un favor que le debe a Jeff desde que éste le salvara la vida en el gimnasio. A partir de dicho momento siente que le debe a Jeff cualquier cosa, pero como es Jeff, se aprovecha de su ingenuidad tratándole como un esclavo: le sirve las copas, le lava el coche o le limpia los zapatos. Pero sólo es… ‘El tío del gimnasio de Jeff’. La serie.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba