'Corazón que miente': ángeles y demonios en la nueva apuesta de Nova

Por Betty M. Martínez

Con la llegada de ‘Corazón que miente’, Nova ha vuelto a apostar por una producción de Televisa y probablemente haya acertado. Por ahora hemos visto muy poco de lo que nos espera. Apenas están poniéndonos en antecedentes de lo que vendrá y presentándonos a los personajes. Pero ya está claro que, al margen de los derroteros por los que discurra la historia, esta telenovela cuenta con un elenco espectacular.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Unos protagonistas de nuevo cuño

Hay que reconocer que Pablo Lyle está haciendo puntos para consolidarse como galán de presente y, sobre todo, de futuro. En ‘La sombra del pasado’ ya apuntó maneras y, en este caso, (confieso que he hecho un poco de trampas pisando un poco el acelerador con los capítulos) conquista desde su primera secuencia. Que se preparen los grandes dioses del Olimpo de Televisa, porque Pablo Lyle viene pisando muy fuerte. Otro nombre más a añadir a la lista de herederos del trono de Fernando Colunga.

En cuanto a Thelma Madrigal, ha ido enlazando destacados papeles con bastante acierto. En este caso, le ha tocado un papel del que puede salir muy reforzada. Mariela regresa a Puebla con la intención de cumplir el sueño de su abuelo de montar una clínica en unos terrenos de su propiedad, pero pronto descubre que va a tener muy complicado realizar sus planes. No digo más porque no quiero pasarme con los spoilers, pero avanzo que su primer encuentro con Alonso (Pablo Lyle) es de los que se recuerdan y ya muestra claramente que la química no va a ser un problema en esta pareja. Hay feeling. Y mucho.

En cuanto a Diego Olivera, es el personaje al que mejor hemos conocido en lo poco que hemos visto. Y he de decir que al principio me resultó un poco fatigoso este viaje al pasado. No conseguía entender por qué se nos daban tantos detalles de “hace unos años” cuando lo interesante, lo emocionante, estaba en el presente. Sin embargo, al final lo he comprendido. Conocer todos los hechos que sucedieron tiempo atrás nos va a permitir entender perfectamente la evolución de los acontecimientos y, sobre todo, va a darnos las herramientas necesarias para comprender la compleja personalidad de Leonardo del Río.

Demonios al acecho

Esos tres son los personajes centrales, pero a su alrededor gira toda una constelación de estrellas entre las que destacan bastantes demonios. El primero en el ranking es Demián Ferrer. Alejandro Tommasi aparece un tanto sobreactuado y es extraño dada su trayectoria. Confiemos en que se deba al periodo de adaptación al personaje porque menudo papel le ha tocado. Tiene absolutamente todos los clichés del villano de telenovela. Es un ser frío, ambicioso, engreído, soberbio, egoísta, maltratador y podría seguir, pero me voy a callar porque creo que cuando acabe la telenovela la lista va a ser infinita.

Y lo peor es que no está solo. Ha encontrado en Rogelio al mejor ejecutor de sus planes más atroces. Y reconozco que Alejandro Ávila da miedo en este personaje. Su actitud chulesca, su mirada amenazadora, su frialdad lo convierten en un peligro para los buenos y, quizá, para los malos. Demián confía en él porque cree que lo tiene bajo su control, pero da la impresión de que Rogelio no es un hombre al que le guste quedarse con las migajas del pastel.

Y si Rogelio da miedo, Rafaela pone los pelos de punta. No sé si llamarlo intuición o si Lourdes Reyes borda el papel porque desde la primera escena pensé que era de los malos. Aparentemente era la mejor amiga de Lucía, pero ¡sorpresa! resulta que se acuesta con Demián y, además, tiene aspiraciones de llegar a ser la señora de la casa. Es un personaje al que no podemos perder de vista porque la experiencia nos dice que las villanas más apocadas, las menos estrambóticas, pueden ser las más peligrosas. Ya nos ha dejado claro que no tiene escrúpulos (insisto es la amante del marido de su prima) así que no creo que podamos esperar nada bueno de ella.

Aún no la hemos visto, pero no puedo cerrar el capítulo de los demonios sin mencionar a Renata. Primero, porque supone el esperado regreso a las telenovelas de Dulce María, la recordada Roberta de ‘Rebelde’. Segundo, porque todo indica que va a ser la encargada de disputarle el amor del galán a la protagonista. No voy a decir mucho más para evitar spoilers, pero no creo que nadie se moleste si la presento. Renata es una sobrina de Demián que llega a vivir a casa de los Ferrer cuando queda huérfana y desde el primer momento en que la vemos sentada en el sofá sabemos que va a traer problemas. Es más, no tarda ni dos capítulos en conseguir desestabilizar a parte de la familia.

Los ángeles protectores

Y si en esta historia hay demonios capaces de cualquier cosa con tal de fastidiar a los protagonistas, también tiene que haber ángeles dispuestos a protegerlos, cuidarlos y aconsejarlos

La primera de la lista es Carmen, madrina de Leonardo y mejor amiga de Mariela. Si hay actrices que parecen abonadas a ser heroínas o villanas, a María Sorté le ha tocado el rol de ejercer de madre adoptiva. Ya lo hizo en ‘Amor bravío’, donde se convirtió en el mejor apoyo y la mejor consejera del personaje que interpretaba Cristian de la Fuente y ahora vuelve a repetir faena protegiendo y cuidando a Mariela.

Con quien me he llevado una sorpresa ha sido con Alexis Ayala. Ya me había acostumbrado a odiarlo después de verlo varias veces como villano y ahora resulta que es ¿sacerdote? Pero lo mejor es que después del impacto inicial, me lo he creído en todas y cada una de las escenas que he visto. Además, parece que va a ser un personaje central porque desde el principio está metido en el medio de toda la polémica. ¿Cómo gestionará el ser hermano de Demián y mejor amigo de Leonardo? No tiene un papel nada fácil, pero los sacerdotes en las producciones de Televisa siempre suelen salir bastante airosos de las situaciones más inverosímiles y seguro que el padre Daniel no es una excepción.

Y otro nombre propio de los de quitarse el sombrero. Helena Rojo. Podría decir muchas cosas de ella, pero creo que su currículum habla por sí mismo. ¿Alguien recuerda una mala interpretación de esta actriz? Yo no. En este caso, resulta muy interesante como tiene que convivir con el dolor por la pérdida sufrida, la culpabilidad que siente por los errores cometidos en el pasado y su lucha incansable por evitar que sus nietos se parezcan a su yerno. Parece que no va a morderse la lengua a la hora de cantarle las verdades a la cara a Demián. Esperemos que no nos decepcione y siga con esa línea.

Creo que ya he dicho en alguna ocasión que estoy un poco cansada de esa manía de Televisa de titular sus telenovelas siempre con palabras como corazón, pasión, amor, etc. y confieso que cuando me senté a ver el primer capítulo no tenía muy claro si vería el segundo. Sin embargo, reconozco que ha conseguido captar mi atención. La historia, por ahora, no es nada del otro mundo, pero siempre es un placer ver trabajar a actores de primer nivel y en ‘Corazón que miente’ el elenco convence. Y eso que Eric del Castillo y Mayrín Villanueva, protagonistas indiscutibles de estos primeros compases, solo están de paso.

Así pues, en principio, voy a sentarme ante la televisión para descubrir si el corazón miente o no.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba