'Daredevil' 1x13 Season Finale: una de las series del año

Por Marta Ailouti

Probablemente sea uno de los estrenos del año. 'Daredevil' es la repuesta a las plegarias de los amantes del género. Una serie mucho menos edulcorada, más adulta, oscura y cruda, que se desarrolla en el ambiente deprimente y opresor de las calles de Hell´s Kitchen, en Manhattan (Nueva York), cuyo control ha caído en manos de mafiosos, corruptos, asesinos, ladrones y traficantes. Y por encima de ellos, una figura, la de Wilson Fisk, interpretado por un imponente Vincent D'Onofrio.

Protagonizada por un superhéroe ciego (Charlie Cox), de carne y hueso y con cicatrices, ese hombre sin miedo que reza el título, la ficción de Netflix llega como consecuencia de aquel acuerdo millonario entre la cadena y Marvel para producir cuatro series de superhéroes - después vendrán Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist -, y una miniserie que los reúna a todos - Los Defensores -.

El resultado de su primera apuesta, que de momento ha renovado por una segunda temporada, no podría haberles salido mejor. Un producto serio, del que además destacan las coreografías de las peleas y el buen trabajo de introspección de sus personajes. Y eso a pesar de que a veces, he de reconocerlo, me ha resultado algo lenta y sin chispa. Nada grave para una primera temporada que termina con un capítulo titulado precisamente como la serie y que nos deja con ganas de más. ¿Lo comentamos?

(¡Cuidado SPOILERS!)

Nelson, Murdock y Asociados

Después de la última escena de Aquellos que abandonamos (1x12), el final de la temporada de 'Daredevil' arranca con el funeral del periodista Ben Urich y la gran ausencia de Foggy para sus amigos. Los tres no atraviesan su mejor momento, pero algunas cosas han comenzado a enderezarse precisamente en este episodio.

En primer lugar el propio Foggy, que ahora que ha descubierto la verdadera identidad del Diablo de Hell´s Kitchen está dispuesto a seguir hacia adelante y aceptarlo como es. Por un instante temí, y en parte sigo temiendo, que su personaje se volviera demasiado moralista. Pero su advertencia es tan certera que no hay nada que se le pueda reprochar. No se trata tanto de que Matt llegue o no a matar, sino de las consecuencias que algo así podría tener en una persona tan católica como él, al que hemos visto en más de una ocasión buscar consuelo en la iglesia.

Buen escollo esquivado, por tanto, en una trama que a más de uno le hubiera durado apenas un capítulo, el que titularon Nelson vs. Murdock en concreto, y sobre el que esperamos no tener que volver la vista atrás. Por lo pronto, el trabajo de los tres, que firman definitivamente la paz al final del episodio con una placa del despacho, parece haber vuelto a la calma y al buen rollo de los primeros días. Lo cual es de agradecer.

La debilidad de Wilson Fisk

Mientras tanto, las irregularidades que Wilson Fisk ha encontrado en sus cuentas le conducen al descubrimiento de los autores reales del intento de homicidio de su querida Vanessa. Y con Gao desaparecida, Leland es el único en recibir sus represalias. ¿Os imaginabais otro desenlace posible? Y es que, más allá de la advertencia que Stick le hizo a Matt, en su intensa, breve y genial aparición (1x07), sobre la conveniencia o no de tener seres queridos, parece claro que, al menos por ahora, la debilidad ha sido más evidente del lado del mafioso que del de nuestro héroe. Y en un arrebato de ira, en venganza por el dolor ocasionado a Vanessa, se ha cargado toda posibilidad de quedarse junto a ella en Hell´s Kitchen, con las tramas urbanísticas solucionadas y la opción de construir en todas sus propiedades. No es Wilson un personaje frío y calculador capaz de contener sus emociones. Y eso precisamente es parte de su encanto.

La escena además nos sirve para comprobar que él aún no ha cerrado del todo el tema del asesinato de su amigo Wesley, ¿a cuenta de qué le pregunta a Leland si no? De poco le va a servir todo su arrepentimiento a Karen, cuyos remordimientos se mezclan con su voz, como la verdad salga a la luz en la segunda temporada.

Por su parte, la muerte de su socio tiene otras consecuencias y es el detonante para que el detective Hoffman, que sí, sigue vivo, acabe testificando, no sin antes un empujón del enmascarado, en contra de Wilson y sus hombres, lo que incluye, tal y como nosotros ya sabíamos, las detenciones de policías, abogados, jueces y hasta de un senador.

Todos los hombres malos

De todos menos de uno: Wilson Fisk. La buena elección de Vincent D'Onofrio para interpretar a uno de los mejores villanos vistos en televisión, es uno de los puntos fuertes de 'Daredevil'. Gracias a él y a su potente y torrencial voz, podemos escuchar con especial tensión la historia bíblica del buen samaritano que nos relata mientras le trasladan en un furgón a la cárcel. Efectivamente Fisk no es el buen vecino del cuento, por mucho que hasta ahora se haya esforzado en creerlo, él es, más bien, todos los hombres malos que se cruzan en el camino del viajero. Y eso precisamente es lo que gusta de él.

Así las cosas, esta secuencia da paso a la liberación del villano a manos de sus hombres que irrumpen en la historia a base de metralla. Por cierto que los cómplices de Wilson, salvando mucho las distancias, empiezan a recordarme un poco a los seguidores de Joe Carroll en The Following. Nunca se sabe de dónde van a salir, ni de quien no desconfiar.

Daredevil, el hombre sin miedo

En cualquier caso su huída será la excusa perfecta que todos estábamos esperando para un nuevo y último enfrentamiento, al menos hasta el año que viene, entre Wilson Fisk y Matt Murdock, ataviado al fin por el traje que Melvin le ha diseñado. El encuentro supone el arresto definitivo, o temporal, del primero. Y es que, conociendo a Kingpin apuesto a que no tardará demasiado en escapar con ganas de revancha contra aquel que le acaba de arrebatar su final feliz (lejos de allí Vanessa toma un helicóptero). Brett Mahoney, el último policía legal, hasta que se demuestre lo contrario, de la Cocina del Infierno, es el encargado de ponerle nombre. El enmascarado, el hombre sin miedo, el Demonio de Hell´s Kitchen ya es una leyenda. Su nombre es Daredevil. Y su historia, como en la de todo superhéroe, es también la historia de su villano.

El mérito de Netflix es haber encontrado su equilibrio. Y ahora que vemos de lo que son capaces, solo queda por decir que aún queremos más.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba