'Dragon Ball Super' 1x09 Review: ha nacido un nuevo Dios

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

¡Sal Shenron y haz nuestros deseos realidad!

El episodio anterior de 'Dragon Ball Super' se terminó mencionando el plan de Goku para que Bills no destruyera la Tierra: que Shenron, el dragón que se esconde tras las siete bolas mágicas, cumpliera el deseo de revelar el paradero de tan ansiado Super Saiyajin Dios.

Trunks y Son Goten, guardianes provisionales de las bolas de dragón, las reúnen en cubierta del crucero para que Goku haga llamar a Shenron. Bills, mientras tanto, lo observa todo cómodamente mientras goza de un zumo. Curioso cambio de actitud ya que menos de un minuto antes tenía una bola de energía dispuesta a destruir el planeta. Éste, además, conoce la existencia de las bolas de dragón por el planeta Namek, de donde son originarias, sin embargo en dicho planeta poseen un tamaño mucho mayor que las de la Tierra. Bills espera que el deseo no sea también más pequeño.

Goku hace llamar a Shenron.

Shenron conoce la forma de traer al Super Saiyajin Dios

Goku le pide al dragón que localice al Super Saiyajin Dios, pero éste le afirma que ahora mismo no existe tal persona en el universo. No obstante, Shenron, según la leyenda, conoce la manera en la que pueden convocarle. Es la siguiente: necesitan cinco corazones saiyans puros que conecten con un sexto guerrero. Esta es la teoría, ahora les falta llevarlo a la práctica.

Cabe destacar que Shenron, cuando comprueba que el deseo es utilizado para satisfacer una necesidad de Bills, cambia como nunca jamás lo habíamos visto. El dragón mágico llega a tal punto de pánico hacia el Dios de la Destrucción que se marcha rápidamente tras cumplir el deseo.

Pasan de largo el origen del Super Saiyajin Dios

En ‘Dragon Ball Z: La batalla de los dioses’, película en la que se basa este inicio de serie, cuando invocan a Shenron para conocer el paradero del Super Saiyajin Dios, éste sí les cuenta la historia de la leyenda.

La leyenda dice que el Super Saiyajin Dios nació por primera vez para detener a unos malvados saiyans en el Planeta Vegeta, pero en ‘Dragon Ball Super’ nos omiten este detalle mostrándonos directamente la forma en la que se puede originar.

Primera conexión de corazones fallida. Mal recuento de saiyans

Vegeta, Gohan, Trunks y Goten, los únicos saiyans conocidos, cogen sus manos y transmiten su poder a Goku, el cual servirá como recipiente para convertirse en el Super Saiyajin Dios.

Algo no funciona. El poder de Goku aumenta considerablemente, pero no está convirtiéndose en un Dios, su poder sólo aumenta debido a la transmisión de energía de sus compañeros. La primera sospecha de Piccolo se centra en la figura de Vegeta. ¿Es Vegeta un saiyan con el corazón puro? Desde luego que sí. Quedó demostrado cuando defendió a su mujer frente a Bills, ¿no? Así que, ¿qué estará saliendo mal?

Wiss, el acompañante de Bills, les hace ver su error. Les dice que, además de que están compartiendo sólo energía y no el corazón, necesitan un saiyan más. Son cinco, cierto, pero la leyenda dice que cinco corazones saiyans deben compartirse con un sexto.

Un sexto e inesperado saiyan

Inesperado para los que no han visto la película ‘Dragon Ball Z: la batalla de los dioses’, claro.

Bills vuelve a cabrearse y vuelve a hacer un amago (no sé cuántos van ya) para terminar con la Tierra. Esta vez se interpone en su camino… Videl, la pareja de Gohan, con todo un bombazo para los protagonistas (para el espectador no, porque ya lo sabíamos de la serie ‘Dragon Ball GT’, desarrollada años después de los actuales acontecimientos): ¡Videl está embarazada! O lo que es lo mismo, un sexto saiyan se está “cocinando” en su interior.

Todos los protagonistas quedan sorprendidos con tan esperada noticia, en especial Gohan, obviamente, como futuro padre; Satan, como el futuro abuelo; y Chi-Chi, como la futura abuela, quien por cierto propone el primer nombre para el bebé: Gomen.

Y ahora, con cinco saiyans y un sexto en camino, vuelven a probar lo que anteriormente no funcionó. Tras un pequeño amago de error, parece que ahora la cosa ya funciona cuando la barriga de Videl se alumbra con un amarillo intenso.

El nacimiento del Super Saiyajin Dios, mucho más espectacular que en la película

El nacimiento (o creación) del Super Saiyajin Dios que hemos visto en este episodio es mucho más espectacular y presenta un carácter mucho más épico (digno de un Dios) que en la película ‘Dragon Ball Z: la batalla de los dioses’. Os lo relato.

Todos se transforman en super saiyan como consecuencia del ritual (incluso la propia Videl parece tener la apariencia de un saiyan con el peinado dorado). A continuación se crea un aura amarilla que rodea a los personajes y finalmente llega hasta Goku. El aura asciende hasta el cielo inundándolo todo de bellísimas nubes doradas. Todo esto bajo la perpleja mirada de Bills, y al ritmo de una música celestial más propia de la saga, del también anime, ‘Evangelion’.

El aura de los personajes se torna azul dando lugar a una brillante e intensa luz que alumbra todo el paisaje. Después, un halo de luz azul asciende fuertemente hasta el cielo creando un vacío en las nubes doradas.

Finalmente, la luz azul cesa de brillar y el aura de Goku se convierte en color rojo intenso. Todo vuelve a la calma salvo Goku. Éste presenta un nuevo aspecto. ¿El aspecto de un Dios? Dende nos lo confirma (entre Dioses se captan sus energías). La nueva apariencia de Goku le otorga un aspecto más ligero, más joven (como confirma su mujer) y su gran cambio llega en la cabeza: ojos rojos y pelo rosáceo. Ha nacido un Dios. El Super Saiyajin Dios.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba