'Dragon Ball Super' 1x21 Review: Mil guerreros contra cinco

PorDiego Hidalgo

¡Cuidado, Spoilers!

La vieja guardia se encargará de defender el planeta

En el último episodio de 'Dragon Ball Super', Freezer aterriza en la Tierra en busca de venganza (otra vez) acompañado de un nuevo ejército formado por miles de soldados liderados por Sorbet.

A falta de Goku y Vegeta, ¿quiénes serán los encargados de defender el planeta? La vieja guardia de la serie, formada por Gohan, Piccolo, Krilin, Ten Shin Han y el Maestro Tortuga, es decir, más o menos los mismos que defendieron (o lo intentaron) tiempo atrás la Tierra del ataque de Vegeta y Nappa a principios de ‘Dragon Ball Z’.

Aquí se tiene un bonito guiño con el recuerdo de la serie, porque ¿quién mejor que los primeros protagonistas de ésta para luchar contra uno de los villanos más míticos? Es por eso que se decide prescindir, a base de excusas muy pilladas por los pelos, de Goten y Trunks (son muy impulsivos); de A18 (tiene que cuidar de su hija); o de Boo (no hay quien le despierte), guerreros que se desharían en un abrir y cerrar de ojos de todo el ejército de Freezer.

Un nuevo Freezer

Aunque físicamente sea igual que el primer Freezer que vimos en ‘Dragon Ball Z’ (por ahora), su poder ha incrementado muchísimo según nos confirma Gohan, quien dice que no parece el mismo.

Freezer, rodeado de su vasto ejército, analiza a sus oponentes en busca de Goku. Pero, qué desilusión para él, entre los asistentes sólo logra reconocer de su aventura pasada en el planeta Namek a Piccolo y a Krilin. Más tarde, conocerá a Gohan por su estilo de pelea (su buen espíritu le impide matar a sus oponentes), ya que físicamente ha cambiado mucho desde su último encuentro.

Krilin entra en pánico

Cansado de esperas (la de Goku, vamos), Freezer envía a su nuevo ejército a pelear contra los defensores de la Tierra allí presentes. El combate da comienzo, pero ni sus mil hombres son suficientes para los protagonistas.

“No me sorprende para nada, el ejército de Freezer es de segunda categoría ahora”, se dice el tirano a sí mismo cansado de ver caer a sus soldados y de escuchar tácticas inútiles procedentes de Sorbet (a quién hace callar, por cierto, muy cómicamente lanzándolo por los aires de un suave golpe).

Para darle más “vidilla” y emoción a un combate desigualado, Freezer se fija en la figura de Krilin. Éste nota que no está cómodo (está muy asustado tras haberle recordado su muerte en Namek) y enseguida Freezer manda un mensaje a sus hombres: al primero que mate a Krilin le dará un planeta.

Además de utilizar esto como estímulo para sus soldados, Freezer cree que si Krilin muere como en Namek, hará que Goku aparezca y podrá desatar todo su poder como ya hiciera en una de las escenas más impresionantes de la serie.

Los guerreros de Freezer no tardan nada en rodear a Krilin por la promesa de su jefe, pero aunque éste tenga miedo, esquiva con mucha facilidad los ataques de sus vanidosos rivales. Él mismo no sabe cómo, pero claro, el miedo le hacía imposible ver que realmente es considerado como el humano más fuerte del universo y que estos tipos no son rival para él.

Además, unido a las palabras de ánimo de su maestro (las que le hacen llorar), Krilin se llena de fuerza y es capaz de deshacerse de sus rivales con una de sus técnicas más características.

Goku y Vegeta cambian de escenario en su entrenamiento

Mientras los 'terrícolas' defienden el planeta ante su ausencia, Goku y Vegeta se siguen entrenando con Wiss en su planeta, esta vez, bajo la atenta mirada de Bills, quien le propone a Wiss que les lleve “donde tú ya sabes”. Wiss al principio es reacio a la idea de Bills porque cree que todavía no están preparados, pero después de pensarlo dos veces, acepta.

Dicho esto, Wiss crea un portal con su vara mágica y absorbe a Goku y Vegeta haciéndoles desaparecer. ¿Dónde los habrá enviado y cuán peligroso será para decir que todavía no están preparados?

Gohan paga los problemas internos del nuevo ejército de Freezer

Tras la humillante derrota de los nuevos soldados de Freezer, Sorbet decide enviar a su mejor guerrero de la élite (según él): el grandullón Shisami. Esto de que le haya bautizado como “su mejor guerrero” no le hace nada de gracia a Tagoma, por cierto.

Gohan se 'pide' a Shisami para un combate individual. Mientras se acerca a toda velocidad, Gohan lanza una ráfaga de energía que esquiva fácilmente y cuando llega hasta él, le aplasta entre sus brazos. Aparentemente parece que le está haciendo daño, pero ni por asomo. Mientras Shisami aprieta más y más, Gohan, sin inmutarse, le susurra que odia a la gente que sólo vive por y para la destrucción (mucho más ahora que es padre).

Pero sorpresa. Tagoma, lleno de envidia, lanza un ataque por la espalda a Shisami que le atraviesa todo el cuerpo y por desgracia impacta en pleno corazón de Gohan, quien parecía que tenía el combate controlado.

Gohan cae fulminado al suelo con el corazón parado, por lo que es imposible curarle con una habichuela mágica (o senzu). Piccolo, rápidamente por el afecto que le tiene, da unos shocks eléctricos en el pecho, que enseguida le hacen recobrar la consciencia. Después de una semilla senzu, Gohan vuelve a estar como nuevo, pero tienen una nueva amenaza: Tagoma.

Tagoma fue clave en el duro entrenamiento de Freezer

Antes de venir a la Tierra, Freezer se sometió a un duro entrenamiento de cuatro meses donde Tagoma fue su fiel sparring. Tanto tiempo juntos y tantas horas de entrenamiento han calado en Tagoma tanto a nivel físico (ahora es infinitamente más fuerte que antes) como a nivel mental (ahora se rige por la filosofía de frialdad Freezer de no tener compasión ante el rival). Y a Freezer, obviamente le gusta.

Tras Shisami, ahora entrará en pelea Tagoma. Una lástima que nos dejen con ganas de más hasta el próximo episodio.

Por cierto, cabe mencionar que este episodio toma una vía diferente a lo visto en la película ‘Dragon Ball Z: La Resurreción de F’ (todavía no comentaré spoilers sobre ella porque está recién estrenada) como ya hiciese la propia ‘Dragon Ball Super’ en el bloque similar a la película ‘Dragon Ball Z: La batalla de los Dioses’.

Más adelante os traeremos un especial entre las diferencias entre serie y película como ya hicimos con la anterior.

En el próximo episodio…

El próximo episodio llega con una nueva pelea épica para la serie. Tagoma luchará contra los guerreros protagonistas y por lo que vemos, va a estar más igualada de lo que nos imaginábamos. Incluso Gohan (quien dice literalmente en el avance que: “es tan fuerte como yo”) tendrá que utilizar su transformación de Super Saiyan.

Por otro lado, la rana donde actualmente residía el cuerpo del comandante de las primeras Fuerzas Especiales de Freezer, Ginyu, hará presencia en el episodio supuestamente cambiando su cuerpo con Tagoma.

Además, también veremos a Goku y Vegeta en una extraña dimensión blanca; y a Gotenks en acción después de que Trunks y Goten sintieran curiosidad por ver de quién es ese poder tan grande que notaron.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba