‘Dragon Ball Super’ 1x36 Review: reviviendo los ataques más míticos de Vegeta

PorDiego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

Vegeta ante las cuerdas en el Torneo Universal

Vegeta se encuentra en serios problemas en su combate contra Magetta en el Torneo Universal. Concretamente tres son los obstáculos principales que le impiden al Príncipe de los Saiyan mostrar todo su poder: el calor desprendido por el cuerpo de Magetta, la nueva barrera que acota los límites del combate que, por un lado, concentra el calor y, por otro, no deja huir a Vegeta; y por último, la gran fortaleza de Magetta ante los ataques físicos.

Los problemas respiratorios que sufre Vegeta llegan hasta ojos de Bills, quien piensa que son causados por la nueva barrera creada para limitar el espacio de los combates, por lo tanto, algo ilegal. Sin embargo, Champa tiene una defensa sólida ya que la barrera está perfectamente aireada por su parte inferior. El calor interior y la pesadez del oxígeno son producidos por el cuerpo de Magetta, por lo tanto, algo legal.

Magetta cada vez desprende más calor debilitando a Vegeta y teniendo la victoria al alcance de su mano robótica. Cree que puede ganar, por lo que sus lanzallamas se convierten en los protagonistas del combate. Aunque no es suficiente para derrotar a Vegeta. Por ahora.

A continuación, Magetta crea una humareda que, al lanzar fuego en su interior, provoca una grandísima explosión que da de lleno en Vegeta. El ataque le lanza contra la barrera de los límites, pero Vegeta se estabiliza en el último segundo salvándose por los pelos.

Un ataque mítico para acabar cuanto antes… o quizás no

Si Vegeta quiere ganar el combate tiene que acabarlo cuanto antes y de un solo golpe, y él lo sabe. Sin más dilación nos sorprende con uno de sus ataques más clásicos y míticos en la serie, su Cañón Garlick, ataque que será recordado siempre por su primer combate contra Goku. En fin, qué buenos tiempos…

Al darse cuenta de la gravedad del asunto, Magetta aumenta su temperatura (es decir, su poder) para contrarrestar el Cañón Garlick de su contrincante. Tanto la aumenta, que hasta los asistentes empiezan a notar el calor procedente del interior del cubo sellado. Para neutralizar el ataque de Vegeta, el gigante de hierro responde con su lanzallamas más potente provocando una nueva huida por los aires de Vegeta.

Llámalo suerte, llámalo destino, pero Vegeta logra salvarse

Magetta no quiere que vuelva a repetirse una nueva huida de Vegeta, por lo que intentará darle el toque de gracia con su próximo ataque. Desde la distancia, le lanza una especie de sábana de lava para atraparle, pero Vegeta se defiende partiéndola por la mitad. Error. Ha caído de lleno en la trampa de Magetta, ya que, tras partirla en dos, Magetta salta como nunca antes lo había hecho y le atiza un fuerte golpe que le manda directamente contra el suelo, directamente contra los límites del ring.

Parece que Vegeta toca con su pie de apoyo el suelo, su eliminación parece obvia, sin embargo, el juez lo examina y dice que está a salvo. Enseguida lo vemos. Su pie de apoyo está sobre uno de los trozos desprendidos del ring, es decir, se encuentra sobre una parte del campo de batalla. Está dentro por pura suerte.

Acabar con un problema para dar con la solución

Tras salvarse por pura suerte, Vegeta vuelve al torneo más cabreado que nunca (ahora consigo mismo) porque sigue de pie no precisamente por méritos propios. Magetta vuelve al ataque con una nueva llamarada, pero ahora Vegeta parece invencible, se le nota en los ojos que va a ganar el combate.

El mayor obstáculo que ha tenido para derrotar a su rival es la barrera que limita el combate, así que Vegeta piensa que si no hay barrera habrá vía libre para ganar el combate. Dicho (bueno, pensado) y hecho. Vegeta saca todo su potencial de energía hasta quebrar y romper en mil pedazos la barrera.

Ahora ya sí, otro ataque mítico para ganar el combate

Sin barrera, el combate se vuelve muy favorable para Vegeta porque, por un lado, el calor se esfuma en el ambiente; y por otro, porque no tiene límites para escapar de los ataques en llamas de Magetta. Pero ya ni falta que le hace.

Nada más romper la barrera, Vegeta sorprende a todos con otro de sus ataques más populares y poderosos, el Final Flash. “¿En serio va a utilizar esa técnica?” se pregunta hasta Krilin. En efecto, la va a utilizar para deleite de los fans del Príncipe de los Saiyans.

A diferencia del Cañón Garlick, el Final Flash da de lleno en el cuerpo de Magetta, quien, aunque lo dé todo para hacerle frente, es incapaz de esquivarlo. El ataque le deja aturdido, así que a continuación Vegeta le propina el golpe de gracia (con insulto incluido) para lanzarle fuera del ring.

¡Victoria para Vegeta! ¿Su próximo rival? El saiyan del sexto universo, todo un combate de raza. Veremos de qué son capaces los saiyans del otro universo.

En el episodio 37 de ‘Dragon Ball Super’…

Será un combate especial entre dos saiyans de universos paralelos, Vegeta y Kyabe. Según vemos en el avance, el combate será tan igualado que Vegeta tendrá que llegar incluso al nivel de Super Saiyajin Dios Azul.

Otra cuestión curiosa es que Kyabe, pese a decir anteriormente en el torneo que jamás había visto la transformación de Super Saiyajin, logrará alcanzar tal nivel. ¿Será su primera vez? Lo que es seguro es que veremos un combate emocionantísimo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba