'Dragon Ball Super' 1x56 Review: no todo es color de rosa

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

El destino de la humanidad en manos de tres saiyans

Tras un viaje un tanto apretadito en una máquina del tiempo diseñada para un viajante, Trunks, Goku y Vegeta por fin han llegado al futuro para darle caza a Black, ese ser misterioso idéntico en apariencia a Goku y que está aniquilando la Tierra futura de donde procede Trunks.

Allí, Goku crea el pánico entre la resistencia al confundirlo con Black, normal, pero menos mal que Trunks, su venerado líder, explica la verdadera identidad de su amigo. Además de éste, Mai, que se confirma que está viva (nosotros ya lo sabíamos por un cliffhanger pasado), es incluso más admirada por los supervivientes que el mismísimo Trunks gracias a su valor y su protección. Pese a sus limitaciones de combate, es una líder digna de admirar.

En un metro abandonado que sirve como refugio y hospital de los pocos habitantes que quedan en la Tierra (¡sorpresa!, Yajirobe no murió a manos de los androides del futuro, ya que Karin le salvó usando su última habichuela mágica), se produce el emotivo encuentro entre Trunks y Mai después de que éste pensara que había perdido la vida en combate.

Vegeta también nos muestra su lado más solidario ofreciendo un banquete y víveres que guardaba todo este tiempo en unas cápsulas. Este banquete se convierte, entonces, en una improvisada última cena que cambiará el futuro del futuro ya que, una de dos, o los tres saiyans vencen a Black o, por el contrario, éste se sale con la suya y extermina a la humanidad.

Vegeta se confirma como el conejillo de indias de la serie

Ya lo fue en el Torneo Universal con el combate frente a Hit, y, en esta nueva saga, Vegeta vuelve a convertirse en el primer oponente del villano principal de la trama. Sin embargo, aunque para Vegeta el resultado sea el mismo (acabar por los suelos), la conclusión final es distinta. Pero antes de hablar de la conclusión, hablemos un poco del combate entre Vegeta y Black.

Sin rodeos, se transforma en Super Saiyan Azul y ataca a Black. Éste ni se inmuta por ver a Vegeta adquirir el aura azul de la transformación, como si lo hubiese visto ya antes, y también ironiza que, aunque haya alcanzado el nivel de un Dios, al fin y al cabo, es un mortal.

Vegeta empieza con una acometida de puñetazos que son resistidos por Black con gran facilidad, son cosquillas para él. Ahora es su turo. De una patada en el estómago le deja casi KO confirmándonos que se ha vuelto mucho más fuerte que la última vez que le vimos en acción.

El Super Saiyan Rosa

La cosa va de colores en ‘Dragon Ball Super’. Después del amarillo del Super Saiyan, del rojo del Super Saiyan Dios y del azul del Super Saiyan Dios Super Saiyan, llega a nuestras pantallas el Super Saiyan Rosa, un nivel alcanzado exclusivamente por Black.

Como premio al haber resistido su ataque y después de un filosófico mensaje entre lo divino y lo mortal, como ya hiciera Freezer en Namek con su forma final, Black nos muestra su transformación, una transformación innecesaria ya que en su estado original podría haber vencido a Vegeta, pero que la muestra para fardar de poder. Desde un principio se especulaba de una hipotética transformación y por fin ha llegado a nuestros ojos. Se trata del Super Saiyan Rosa, que proporciona a Black un poder inimaginable y, físicamente, un peinado similar al del Super Saiyan, pero, naturalmente, de un color rosa claro.

El nuevo poder de Black (¿o Rosa?) lo descubrimos en seguida al esquivar sin problema un ataque de Vegeta y, ahora sí, dejándole KO con una espada creada de su energía. Éste, según palabras del propio Black, ha sido su calentamiento, pero a diferencia del combate contra Hit, Goku, posteriormente, no es capaz de plantarle cara y también cae derrotado rápidamente.

Para darles el toque de gracia, Black crea un Kame Hame Ha rosado, como no podía ser de otra forma, y cumplir así su objetivo, pero alguien se interpondrá en el combate. ¿Alguien “bueno” que les ayudará a vencer a Black? Negativo. Llega otro problema para los protagonistas, Zamas, el Kaio-Shin con la misma aura que Black que, haciendo aparición allí, tira al garete todas las teorías que decían que Zamas era Black. Para más inri, aparece con un mensaje que hará que nuevas teorías empiezan a surgir durante estos días: “Prometiste que yo debería acabar con Goku”.

La cosa promete.

En el episodio 57 de ‘Dragon Ball Super’…

El combate continúa. Mientras Goku sigue peleando contra Black, Trunks le hará frente a Zamasu a esperas de que conozcamos, en próximos episodios, cuál es la verdadera historia de ambos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba