‘Dragon Ball Super’ 1x28 Review: la introducción a una nueva saga

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

Este episodio ha sido un episodio totalmente explicativo para adentrarnos de lleno y bien informados en lo que será la nueva saga de ‘Dragon Ball Super’. Los diálogos, obviamente, han predominado ante la acción, así que en esta review os iré comentando los puntos más importantes extraídos del episodio para que estéis bien informados de cara a nuevos acontecimientos.

¿Quiénes son Champa y Vados?

A Champa y a Vados ya los hemos visto fugazmente en algunos momentos de la serie, pero hasta hoy, no sabíamos quiénes eran y qué pretendían, aunque es cierto que gracias a su parecido físico con Bills y Wiss podíamos intuir que se trataba de un nuevo Dios de la destrucción con su respectivo asistente/maestro (en este caso maestra).

Champa y Vados aterrizan en el planeta de Bills donde conocemos por fin sus verdaderas identidades: ¡son los respectivos hermanos de Bills y Wiss!, por lo que, como ya se entreveía, Champa también es un Dios de la destrucción y Vados es su fiel asistente/maestra. Pero ojo, Bills sigue siendo el único Dios de la destrucción del universo. Me explico.

Wiss y Vados nos teorizan el contexto de la situación, algo desconocido hasta la fecha: el mundo de ‘Dragon Ball’ se compone de doce universos alternos y diferentes entre sí. Bills es el Dios de la destrucción del universo donde se ha desarrollado toda la serie, es decir, el universo número siete. Champa, por otro lado, es el Dios de la destrucción del universo más cercano, el número siete.

¿Y por qué han hecho presencia Champa en este universo? Por una simple razón: hacerle probar a su hermano el manjar más alucinante que ha probado en su universo.

Todo sobre los doce universos

Como ya he comentado brevemente antes, el mundo de ‘Dragon Ball’ se compone de doce universos alternativos, pero muy diferentes entre sí.

Goku y todas las aventuras que hemos visto en la serie corresponden al universo seis. Cada universo tiene una contraparte, como dos caras de una misma moneda, y la del universo seis, es el universo siete, de donde proviene Champa y Vados. Es por esta razón por la que estos seres son tan parecidos físicamente, porque en los dos universos de una misma parte las diferencias no son tan exageradas. Aunque sí que las hay, como ya iré explicando.

Pelea de hermanos

Bills y Wiss no se impresionan con la delicia que les ofrece Champa, algo así como una especie de huevo. Ellos ya están acostumbrados a los manjares de la Tierra por lo que un simple huevo no les sorprende nada. Para comprobar que están en lo cierto, Bills le ofrece unos fideos instantáneos a Champa para que sepa realmente lo que es una buena comida.

Champa se enamora de los fideos y le pide a Vados que localice la Tierra de su séptimo universo para hacerle una visita cuanto antes. Pero, tristemente, la Tierra del séptimo universo fue devastada por un conflicto en el pasado.

Ante tal indignación, Champa le propone un duelo a Bills. Quien gane, se quedará con la Tierra. Éste se ríe de su hermano porque cree que es más débil que él y dicho esto, se enzarzan en una pelea tan igualada que ninguno es capaz de propinar un golpe al otro.

Wiss y Vados no tardan nada en detenerles porque, según sus palabras, una pelea entre Dioses de la destrucción podría acabar con ambos universos.

La Tierra entra en la apuesta más grande de todos los tiempos

Champa no se rinde en su afán de tener la Tierra y sus deliciosos alimentos en su universo, por lo que le propone un segundo trato a Bills. En vez de combatir entre ellos, que cada Dios de la destrucción convoque a los guerreros más fuertes de su universo para enfrentarlos entre sí en un torneo de artes marciales. El universo del luchador ganador, se quedará con la Tierra.

No obstante, el trato es algo injusto para Bills debido a que si él gana no conseguiría nada a cambio porque la Tierra ya se encuentra en su universo. Es por ello que Champa le ofrece como premio seis de sus siete “bolas de los deseos”, como él las llama. Bills consulta con Goku y Vegeta, y termina aceptando el acuerdo.

Las siete bolas de los deseos

En el universo de Champa existen siete bolas de los deseos con el tamaño de un planeta. De éstas se extrajeron las bolas de dragón que fabricaron los namekianos y, por consiguiente, las bolas de dragón protagonistas de la Tierra.

A mayor tamaño, obviamente, el poder de sus deseos es muchísimo mayor que los ofrecidos por Shenlong en la Tierra y, además, sin límites.

Champa dice tener seis, las que le ofrece a Bills a cambio de ganar el torneo entre universos. La séptima tendría que encontrarla él por todo el universo, sin embargo, Goku le menciona que gracias al radar de las bolas de dragón de Bulma podrán dar con ella sin problema.

Las reglas del torneo entre el universo seis y siete

Volviendo al tema del torneo de artes marciales entre los guerreros más poderosos del universo siete (Bills) y del universo seis (Champa) por ahora tan sólo sabemos que participarán cinco guerreros por cada bando y el último participante que quede en pie, ganará el torneo.

Todavía no sabemos si llegarán a enfrentarse vía eliminatoria o simplemente serán combates individuales entre un guerrero de un universo contra un guerrero del otro universo, pero durante los próximos episodios tendremos más detalles.
Por último, hay que mencionar que a Goku la mera idea de poder luchar contra nuevos guerreros con un potencial desconocido no ha hecho más que ilusionarle para llevar a cabo un entrenamiento más duro con Vegeta durante las próximas semanas.

¿Qué misteriosos guerreros nos deparará este torneo? Si sois impacientes y no podéis esperar, en el manga ya conocemos la identidad de los participantes de ambos bandos, pero si no, permaneced atentos a los próximos episodios de ‘Dragon Ball Super’.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba