'Fargo' 2x01 Review: Manteniendo el nivelazo de la primera temporada.

PorDiego Hidalgo

Fargo’, una de las mejores series del año pasado (si no la mejor), vuelve en su segunda temporada con este spin-off/precuela protagonizado por el joven agente Lou Solverson (el padre de la Jefa de Policía Molly de la primera temporada).

(¡Cuidado SPOILERS!)

El nivel, al menos el de este primer episodio, se mantiene intacto al de la serie original conservando estos toques de buen cine a través del crimen, el humor negro, los giros de guión, las sorpresas y la diversa “coralidad” de las tramas protagonizadas por pintorescos y potentes personajes.

Si en la mayoría de las secuelas, precuelas, spin-off, remakes y demás técnicas comerciales empleadas en cine y televisión nunca se alcanza el nivel del producto original (‘True Detective’ y ‘Fear The Walking Dead’ son los ejemplos más cercanos y discutidos), en ‘Fargo’ yo creo que podemos estar tranquilos con el nivel de su nueva temporada.

Para ponernos un poco en situación, en la review de este primer episodio presentaré cada una de las tramas principales (y los personajes que las conforman) que se desarrollarán durante el transcurso de la temporada. Obviamente, lo extraído de este primer episodio, ya que como en la primera temporada, ‘Fargo’ irá evolucionando hasta tal punto que nada de lo que hayamos visto en el primer episodio seguirá igual al final de la serie.

Una creativa manera de ponernos en contexto

La primera escena de la segunda temporada de ‘Fargo’ empieza con un gag de un ficticio western protagonizado por Ronald Reagan titulado ‘Masacre en Sioux Falls’. En él vemos que el rodaje se detiene porque Reagan todavía no está preparado para salir. Mientras tanto, el director y uno de los indios protagonistas mantienen una conversación amena.

¿Qué sentido tiene esta escena? La clave está en Ronald Reagan y en lo de: ‘Masacre en Sioux Falls’. Ésta hace referencia a una de las batallas más sangrientas entre nativos americanos y el ejército de los Estados Unidos, pero lo importante de todo ello es que nos sitúa contextualmente y de manera sutil en la serie: Sioux Falls, año 1979 (a punto de que Ronald Reagan sea nombrado Presidente). ¿Volverá a haber una masacre allí?

La familia Gerhardt, el sindicato del crimen de Sioux Falls, sufre un revés

La familia Gerhardt es el llamado sindicato del crimen que controla todo lo relacionado con temas de drogas, armas, prostitución y demás de la ciudad de Sioux Falls (y los únicos, según palabras de su líder), sin embargo, actualmente se encuentra en crisis, tanto económica, como personal a partir de este episodio.

Los Gerhardt se componen de Otto, el padre, el cabeza de familia y la principal figura de la banda familiar; de Floyd, la mujer de Otto, dura, fría, inteligente y mano derecha de Otto; y de sus tres hijos: Dodd, el tipo duro; Bear, el bonachón; y Rye, el problemático.

Rye, quien debe dinero a su familia, parece ajeno a los negocios de ésta, pero claro no sé hasta qué punto importará el parentesco familiar cuando hay deudas económicas de por medio. Pero este es el menor problema al que se tiene que enfrentar los Gerhardt en ‘Fargo’. En plena reunión familiar (y laboral) se comenta que una banda está planeando subir hasta Dakota del Sur para entrometerse en los negocios de los Gerhardt. Otto dice que ninguna banda puede meter sus narices en Sioux Falls, pero mientras dice estas palabras, le da un ataque al corazón. Cae fulminado y muere.

Al final del episodio vemos la reunión de esta banda que quiere hacer negocios en la región de los Gerhardt, y tras enterarse de la muerte de Otto, el jefe de éstos aprueba el negocio. De aquí extraemos dos tramas (o batallas) principales: la colisión entre esta nueva banda y los Gerhardt, y sobre todo, la lucha interna familiar entre Floyd, Dodd y Bear, para ocupar el trono del crimen en Sioux Falls.

La escena del bar de carretera lo desencadena todo

Como en la primera temporada de ‘Fargo’ fue el asesinato de la mujer del protagonista a martillazos, aquí, la escena que marcará la serie es la acontecida en el bar de carretera, el Waffle Hut.

Rye Gerhardt, como ya he comentado antes, vive ajeno a los negocios de su familia pero aun así les debe una gran suma de dinero. Rye físicamente es un tipo bajito, que parece débil, miedoso y obediente; pero nos bastan dos pinceladas suyas (vacilar a su hermano por el tema de la deuda, y encararse a un desconocido a punta de pistola simplemente por tocarle la moral llamándole “pequeñín”) para darnos cuenta que en el fondo es duro, valiente, decidido, agresivo y con mucha personalidad. Más tarde, la escena que lo cambiará todo en ‘Fargo’ nos confirma cuál es el verdadero yo de Rye Gerhardt.

Para salvar su deuda, Rye se mete con un conocido en el negocio de venta de máquinas de escribir, pero para ello, deberá hablar con una juez que pueda revocar un fallo que salvaguarde el negocio. Rye la sigue desde la salida del trabajo hasta el bar de carretera. Es aquí cuando empieza una de las mejores escenas del año.

Rye se sienta en la mesa de la juez para contarle sus problemas, pero ésta también es valiente y decidida y, tras una conversación con un genial diálogo y cargada de subtexto, la juez termina rociándole la cara con spray insecticida por su ofensivo lenguaje. Rye, todo un “gatillo flojo”, no se lo piensa dos veces y dispara a la juez desencadenando el pánico en el restaurante donde, por entonces, sólo hay una camarera y un cocinero (al menos Rye esperó a que una familia abandonará el local).

El primer muerto es el cocinero, quien iba de héroe sigiloso con una sartén, y después Rye dispara a la camarera para no dejar testigos. La juez, dura como he dicho, todavía se levanta del primer disparo y con un cuchillo trata de defenderse de Rye, quien vuelve a dispararle, ahora ya sí, confirmando la muerte de la juez.

Después de robar el dinero de la caja (ya que está allí, pues se lo lleva) observa que el cuerpo de la camarera ha desaparecido. Está todavía huyendo moribunda en el exterior de la carretera. Rye se dirige a ella y desde la distancia (marca de la casa de ‘Fargo’) le alcanza con un disparo.

Cuando parecía que todo había acabado, por sorpresa para todos, una luz hace presencia en el bosque. Rye se queda petrificado… ¡es un OVNI! ¿Un OVNI en ‘Fargo’? Por si no fuese poco la genial historia que hay, ¿van a añadir también el aliciente fantástico? No lo creo, pero espero que les salga bien la jugada si finalmente deciden darle más importancia a este hecho.

Ante tal incredulidad e inmóvil en plena carretera, a Rye le atropella un coche fuertemente. Por cierto, éste no detiene su marcha con el cuerpo sobre el capó.

Esta increíble y alocada escena sirve como incidente inicial para otras dos tramas/personajes principales en la nueva ‘Fargo’, y que a continuación os contaré.

El pasado de Lou Solverson

Ya sabíamos de antemano que la segunda temporada de ‘Fargo’ era un spin-off/precuela de un personaje que ya apareció en la primera temporada: Lou Solverson, ex agente de policía y padre de la protagonista de la primera ‘Fargo’. Aquí, años atrás, Lou Solverson todavía es un agente con una familia feliz. Por el momento.

Lou llega a la historia, al igual que su hija en la primera temporada, como consecuencia del crimen central. En este caso: el múltiple asesinato del Waffle Hut. De este personaje podemos extraer dos tramas principales (que seguramente irán evolucionando y desencadenando en otras tramas nuevas): por un lado, descubrir, junto a su viejo compañero, al asesino del crimen del bar de carretera; y por otro, enfrentarse al cáncer que, desgraciadamente, sufre su mujer.

Cabe destacar una frase que menciona uno de sus amigos, veteranos de la Guerra de Corea: “Así es como empieza todo, con algo insignificante”.
La vida le da un vuelco a la joven pareja

Y cosas de la vida, la otra trama creada a partir de la escena mencionada anteriormente tiene que ver con la pareja formada por Ed, un joven humilde con aspiraciones de formar pronto una familia y conseguir ser el dueño de la carnicería donde trabaja; y su pareja, la guapa y misteriosa Peggy.

De una cena común de comida precocinada deriva un hecho que hará cambiar radicalmente la vida de Ed en unos minutos. Mientras hablan de lo suyo (presentación de los personajes) un ruido procedente del garaje hace presencia en la conversación. Como actúa Peggy mediante excusas baratas, nos hace pensar que puede tratarse de un amante que intenta escapar de la casa. Pero no.

Cuando Ed entra al garaje se encuentra, nada más y nada menos, que con el cristal delantero del coche roto por un atropello. ¡Peggy fue quien atropelló a Rye! En ese momento cientos de preguntas se vienen por la cabeza: ¿qué hacía Peggy a esas horas por allí?, ¿por qué no llamó a la policía para informar?, ¿por qué intentaba ocultárselo a su marido? Como he dicho, el personaje de Peggy es tan misterioso como el OVNI avistado por Rye.

Peggy, intenta ocultarle a Ed lo del accidente diciéndole que había atropellado a un ciervo, pero su versión se contradice cuando Ed encuentra al propio Rye, desorientado y herido, en un rincón del garaje. Rye coge un cuchillo y ataca a Ed, quien se defiende fantásticamente y logra acabar con él también con un cuchillazo (como buen carnicero).

Peggy entra en pánico y le cuenta a Ed que se lo ha ocultado todo porque no sabía lo que hacer ni cómo actuar, pero en los flashbacks nos relatan que la tranquilidad reinaba en Peggy tras atropellar a Rye. Desde luego que el pobre Ed jamás se hubiese imaginado un futuro así.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba