'Firefly', una serie de culto que llega a España, por primera vez, gracias a Netflix

Por Jesús López Sáez

En el mundo de las series es importante llegar en el momento adecuado, y 'Firefly' no tuvo esa suerte. Pero su calidad ha hecho que perdure en el recuerdo colectivo, y que aparezca siempre en las listas de finales de año como una de las mejores series de la historia. Por eso, muchos celebramos que Netflix la incluya en su catálogo y la emita por primera vez en España, dando a conocer a muchos una obra que es digna de descubrir.

Así se forjó 'Firefly'

Joss Whedon tuvo mucho recorrido televisivo antes de 'Los Vengadores', y se hizo un nombre en la industria gracias al éxito de 'Buffy, cazavampiros', que no solamente contó con una base fan arrolladora (hace una semana se proyectó con éxito el episodio musical en la muestra SciFy de Madrid), sino que además contó con su spin off 'Angel'. Y es que Whedon tiene su propio estilo, dándose sobretodo en el cuidado de los personajes y su desarrollo, así como diálogos con toques de humor, y el trato con los personajes femeninos (solamente hay que apreciar como mejoró a Black Widow en un escena de 'Los Vengadores' dándole la personalidad que no tuvo en 'Iron Man II').

Pero dejando de lado la etapa adolescente de Buffy, Whedon se adentró en una serie más adulta y oscura, que además, mezcla géneros tan distantes como el western y la ciencia ficción (algo que Jon Favreau intentó en el cine con 'Cowboys & Aliens' pero en su caso servía más para conciliar el sueño) y lo que a priori parecía una idea descabellada, algo así como mezclar 'Star Wars' con 'La Diligencia', resultó ser una de las series mas valoradas.

Whedon, se inspiró en unos documentales sobre la batalla de Gettysburg en la Guerra de Secesión, y tuvo que idear todo un nuevo mundo del año 2517, en el que se dio una guerra entre planetas exteriores contra planetas interiores.

Finalmente, ganan los interiores, y los perdedores se ven obligados a sobrevivir en planetas exteriores desérticos y perseguidos por la Alianza, que controla que las colonias de los planetas exteriores son interfieran ni se apropien de las comodidades de los centrales. Con esta premisa, conocemos a Mal Reynolds, un sargento que tras perder en la guerra, decide comprar una antigua y obsoleta nave junto a su compañera Zoe para ejercer de cazarecompensas.

El capítulo piloto con el equipo (casi) al completo

Una vez se embarcan en la Serenity, comienzan a formar la tripulación que los acompañará, y en el piloto ya vemos al equipo casi al completo:

-Wash- piloto con gran habilidad a la hora de escapar de las persecuciones por parte de las naves de la Alianza, y marido de Zoe. Es el personaje más optimista.

Kaylee- primero de todo he de decir que amo a Kaylie, la mecánica que trata a Serenity como si fuera un paciente, ofendiéndose incluso si alguien habla mal de Serenity. Es la más inocente y alegre de la serie, además de enamoradiza.

Con Kaylee Whedon demuestra su buena mano con los personajes femeninos al no caer en los tópicos de las chicas mecánicas, y creando un personaje que te gana desde su primera aparición.

Jayne- El matón de siempre, el que desenfunda su arma antes de que el enemigo pestañee, y que carece de educación y palabra, siendo el dinero su única motivación.

Inara- El que es quizás el personaje más intrigante y del que Whedon relató todo lo que tenía pensado para élla de no haberse cancelado la serie.

Inara- es una especie de chica de compañía y geisha que alquila una de las naves lanzaderas de la Serenity, aprovechando las paradas de la nave para contactar con clientes. Tiene una gran tensión sexual con Mal, con el que habrá el típico tira y afloja.

En el piloto se unen un reverendo, y los hermanos que centrarán la intriga de la trama principal, Simon, que es doctor, y River, que se cuela en la nave en una caja criogénica. River sufre secuelas por los experimentos que la Alianza realizó con élla, y a medida que avanza la serie descubrimos su pasado y sus capacidades.

Los actores que han tenido más recorrido

No solamente los personajes funcionan a la perfección y tiene un desarrollo ejemplar, sino que el casting estaba muy bien escogido, y Nathan Fillion sería el Han Solo de la televisión. Entre el reparto, Morena Baccarin ('Homeland', 'Deadpool', 'Gotham') es junto a Fillion la que más proyección ha tenido, pero es tal la conexión del reparto, que todos se ofrecen sin dudarlo a una posible vuelta o nueva película en caso de que se llegue a realizar.

El tono de la serie difiere mucho del estilo propio de la ciencia ficción aunque contenga mucha acción, con cámaras en mano que le daba un toque más realista y algo documental, y unos interiores que parecían una casa algo rústica más que una nave, que daban mucha personalidad a la serie, que ya de por sí rompía tópicos con ese opening con una canción country compuesta por el mismísimo Whedon. Y aunque hoy en día los antihéroes abundan y son más valorados que los típicos héroes al estilo Indiana Jones, los personajes y la trama principal de 'Firefly' tocaban temas algo controvertidos como el contrabando y la prostitución, y eso para un canal público como Fox no era del todo apropiado.

Cancelada por culpa de malas decisiones

Aún así, los directivos de Fox dieron luz verde al proyecto que se cargaron por una decisión absurda, emitir los episodios desordenados ya desde el principio debido a que el segundo capítulo les parecía más atractivo que el piloto, creando por consiguiente una confusión a los espectadores con tramas que carecieran de todo sentido (en el piloto se termina de formar la tripulación, y en el segundo episodio se da el primer trabajo del equipo completo).

Esta práctica la llevó a cabo años más tarde ABC con 'Happy Endings' y 'Don't Trust the Bitch of the 23', con el mismo resultado (aunque en el caso de las sitcoms, las tramas principales tengan menos importancia y sobrevivieron un par de temporadas).

La audiencia bajó en picado y tras 11 episodios desapareció de la programación, quedándose en la recámara los tres últimos capítulos grabados. Los fans iniciaron una gran campaña para que el canal diera una nueva oportunidad a 'Firefly' pero no tuvo resultado.

Pero si algo tiene Whedon es que piensa en sus seguidores, y consiguió lanzar en DVD la serie íntegra (con los capítulos no emitidos en televisión) para que los fans pudieran disfrutarla al completo en el orden correcto y conservarla como merecía. Las ventas del DVD no solamente fueron satisfactorias, sino que mantuvieron vivo su recuerdo al situarse entre los 5 más vendidos en Amazon durante años. Las cifras produjeron que se aceptara la producción de 'Serenity', película que se sitúa dos meses después del último episodio y que servía para dar a conocer la historia y sus personajes a los que no habían visto la serie, y para dar el cierre perfecto contando lo que no dio tiempo a contar, y demostrando que 'Firefly' es una obra maestra.

Como curiosidad diré que el presupuesto de cada capítulo era de risa, y tuvieron que utilizar hasta cartones para crear naves y decorados, además de reutilizar materiales y tirar de ingenio en escenas de acción. Si os animáis a comprarla en DVD o Blu Ray, no os perdáis los audiocomentarios de Whedon hablando de los contratiempos a los que se enfrentaban por la falta de dinero, lástima que no la produjera ahora que si algo le sobra es dinero y status.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba