‘Halt and Catch Fire’ 2x01 Review: un nuevo comienzo

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

Borrón y cuenta nueva

El inicio de la segunda temporada de ‘Halt and Catch Fire’ quiere olvidar y dejar atrás todo lo relacionado con el objetivo principal que tenían los protagonistas en la primera temporada. No quieren cometer los mismos errores que entonces. Y con errores me refiero básicamente a que la serie empezó a despegar en sus últimos episodios a medida que conocíamos más a los personajes y éstos se centraban más en resolver sus conflictos internos y personales, en vez de resolver sus conflictos profesionales.

Así que borrón y cuenta nueva en el inicio de esta segunda temporada. La idea de la serie sigue presente, sin embargo, la premisa u objetivo de la primera se esfuma. Cardiff es pasado. El Gigante de Cardiff es pasado. Ahora hay que emprender un nuevo camino partiendo de cero y con un nuevo objetivo a la vista (todavía algo difuso).

Mutiny crece poco a poco

El episodio empieza con una escena que nos demuestra que se quiere romper con el pasado. Se trata de Cameron y Joe jugando cariñosamente a un primitivo videojuego. Vaya, ¿han vuelto? Ni mucho menos. Es un flashback de cuando estaban juntos y trabajando en Cardiff. De eso hace 20 meses.


Actualmente Mutiny, la “empresa” creada por Cameron, junto a su equipo de informáticos de Cardiff, va creciendo a paso ligero (nos muestran el funcionamiento de ésta gracias a un genial plano secuencia protagonizado por Donna). Uno de los síntomas de su crecimiento es la cantidad de problemas que tienen que resolver, tanto con sus clientes, como con su propio lugar de trabajo.

Cardiff es comprada por una multinacional extranjera

Y la segunda confirmación que corrobora que la primera temporada es historia: Cardiff Electric desaparece. Su presidente, Gordon, lo confirma en una entrevista televisiva después ver el spot del segundo ordenador que lanzaron posteriormente al Gigante. La cosa no ha ido como esperaban, la verdad. Profesionalmente tampoco.

Gordon se despide de Cardiff tras cobrar su gran parte del pastel de la venta. Es un Gordon nuevo, aparentemente, afeitado, nuevas gafas, más elegante. Pero, aunque ahora sea más rico, en el fondo es el mismo Gordon que siempre: con pocos amigos (además, sus antiguos empleados la toman con él por la venta de la empresa), dedicado a su familia, a sus inquietudes (ahora se va a dedicar a trabajar en su garaje), con complejo de inferioridad y con miedo al éxito.

Necesita un Joe MacMillan en su vida que le motive y explote todo su potencial.


Ahora ha cambiado la vida de Gordon y hasta sus hijas se dan cuenta: “¿papi, ahora somos ricos?”. Tranquilo, asentado en casa, haciendo de padre de familia (ahora la que trabaja es la mujer) y preguntándose todavía si “¿está bien pasar de página?”, surge un problema que puede dar que hablar durante el transcurso de la temporada: a Gordon le sangra la nariz, ¿sufrirá alguna enfermedad grave? Veremos.

Joe MacMillan, alejado del mundanal ruido de la ciudad

Posiblemente Joe sea el personaje que más haya cambiado de una temporada a otra. Alejado de los negocios (su vida), con una nueva y asentada pareja (incluso le pide matrimonio al final del episodio), y viviendo muy lejos de la ciudad, Joe recibe una llamada de su pasado (Cardiff) para recoger su parte de la venta.


Con esta nueva suma de dinero tiene sueños futuros con su nuevo amor: mudarse a California (Silicon Valley, concretamente) para fundar una nueva empresa. Pero se le trunca el sueño después de que el jefazo le rompa en su cara el cheque por antiguos resentimientos.

Entre otras muchas cosas no olvida que en un arrebato de ira, Joe quemara el camión de ordenadores y huyera sin dejar rastro. Normal. Joe, como un gran visionario que es, le comenta al jefe que se alegra de su salida del negocio ya que “se avecina algo muy grande”. Y tanto, Joe, no lo sabes tú bien.

En Cardiff, posiblemente la última vez que veamos este escenario, Joe y Gordon coinciden después de mucho tiempo. Joe, después de que Gordon le cuente lo que hará a partir de ahora, le afirma que “eres un constructor, es lo que debes hacer”. Y Joe es un vendedor, ¿es lo que tendrá que hacer?

Mutiniy necesita un jefe… o jefa

Donna empezó a trabajar en Mutiny, con Cameron, después de verse absorbida por la rutina familiar. Quería hacer lo que más le gustaba, y no dudó en aceptar la oferta que le hizo Cameron al final de la primera temporada. Mutiny es algo muy primitivo de lo que hoy puede considerarse como Internet, donde ordenadores conectados a través de la línea telefónica pueden jugar a videojuegos.

Mutiniy se creó por Cameron sin la necesidad de tener un jefe que les mandara. Pero toda empresa lo necesita. Donna, que ya tiene más experiencia, se lo recrimina a Cameron. La propia Donna no quiere ser la madre de Mutiniy porque ese papel ya lo cumple en su casa. Necesitan a alguien, aunque Cameron, por ahora, no piensa en ello

A los problemas internos surgidos en Mutiny, se le une el carácter gamberro y pasota de Cameron, la cual ha quedado con un vendedor ilegal de material informático. Donna se entera, y acude a la cita con ella, donde acaban siendo estafadas (todo muy ‘Breaking Bad’).

Más tarde, Cameron quiere tomarse la venganza por su cuenta al encontrarse en un bar con el tipo que les estafó. Se enzarza en una pelea con él, pero su objetivo es robarle las llaves de la furgoneta. Donna y Cameron entran y encuentran material informático nuevo y bueno allí. En vez de recuperar su dinero, deciden robarle dicho material mientras huyen a toda velocidad (todo muy ‘Breaking Bad’ también).


Sin duda, necesitan un jefe en Mutiny para evitar todos estos líos (aunque gusten al espectador). Y posiblemente el elegido sea el antiguo director de Cardiff, Josh Bosworth, quien recientemente ha salido de la cárcel y que es recibido emotivamente por Cameron.

En Mutiniy todavía no saben el “bebé” que han dado a luz y todo el potencial que tiene (quizás a esto se refería Joe). A los juegos en línea ha surgido una pequeña idea gracias al tiempo que muchos de los usuarios se pasan hablando por un proto-chat en vez de estar jugando al juego ¿Será el inicio de los chats por Internet? ¿Se unirán Joe y Gordon al proyecto? Pronto lo comprobaremos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba