'Halt and Catch Fire' 2x08 Review: ideas robadas

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

“Mutiny no son los juegos, son las personas”

Esta frase pronunciada en el episodio anterior de 'Halt and catch fire' por Jon McMillan recalca perfectamente la esencia de este episodio y, en general, de la segunda temporada. Y para recalcarla más si cabe, durante el episodio vemos la primera convención de usuarios de Mutiny donde por fin mucho de ellos se han conocido en persona. ¡Hasta hay una pedida de mano!

La fiesta es muy ochentera y americana. Bailes, cervezas y buen rollo abunda durante todo el episodio. También sirve para reencontrarnos con Levi después de la paliza que le propinaron unos desconocidos haciéndose pasar por un usuario anónimo del chat (ventajas y desventajas de las citas por Internet) y la vuelta de Yo-Yo, con saludo frío a Cameron incluido, después de su marcha en los primeros episodios de esta temporada.

Cameron sigue terca en su idea de los juegos para hacer crecer Mutiny, sin embargo, vive ajena al éxito que está teniendo Mutiny gracias a su chat Community. Quizás peque de egoísta y no quiera reconocer el éxito porque no se trata de una idea suya. Pero su visión se modifica justo cuando una usuaria le cuenta que Community cambió totalmente su vida ya que pudo establecer contacto con personas como ella. Cameron recapacita después de tal afirmación, y acaba pidiendo perdón a Donna por haberse metido en su camino (Community fue idea suya) y promete darlo todo ahora con el chat ya que según Cameron: “quiero que este lugar sea sobre exploración”.

Los empleados de Mutiny, pese a que rechazara la venta y pese a que la idea del chat no salió de su cabeza, la acaban tratando (y admirando) como la creadora de todo. Como la mente que se esconde tras Mutiniy.

Tom confiesa su amor por Cameron

Tom se siente desplazado y poco importante para Cameron. Cree que ésta no aprecia ni valora su opinión. Primero, Cameron es terca en crear una copia de seguridad, y Tom dice que llegaron hasta allí sin hacerlas; después, en la fiesta de Mutiny, dijeron de ir disfrazados de su juego, y sólo acabó disfrazándose él; y por último, en plena fiesta, Tom le recomienda que deje de lado el trabajo y se relaje un poco con ellos, pero Cameron dice que no.

Pero sobre todo, y más importante, él quería vender Mutiny y ella pasó de él aferrándose más a las opiniones y consejos de Bosworth y de Joe. Tom no puede más y se lo recrimina. Tienen su primera riña de pareja. Durante ésta a Tom se le escapa un “Te quiero” que no pasa desapercibido para Cameron.

Más tarde, al final de la fiesta, Cameron y Tom hablan sobre el momento “Te quiero”. Éste vuelve a confesar su amor pero Cameron no es recíproca. “Di las palabras” le insiste Tom, pero ésta, pensando en otra cosa, solamente le abraza y le besa. ¿En qué estaría pensando Cameron? ¿En que los juegos pueden no ser la clave de Mutiny… o en Joe?

La oferta del hijo de Bosworth a su padre

Se crea pequeña subtrama en la fiesta de Mutiny (que irá creciendo durante los dos últimos episodios) que tiene que ver con el futuro de Bosworth. Su hijo aparece allí para ver el negocio actual de su padre y conocer a las personas que le rodean. Pero su principal objetivo no es otro que ofrecerle un trabajo de confianza. Bosworth padre no contesta nada, así que en breve conoceremos su respuesta.

Gordon y sus falsas sospechas de plagio

A Gordon, atormentado por su desliz y por su enfermedad, cada vez le vemos más y más ido. Aunque hay que decir que en este episodio tiene motivos para sospechar de que cercanos suyos hayan plagiado el ordenador en el cual ha estado trabajando las últimas semanas.

Las sospechas de Gordon se forman cuando regresa un viejo conocido de Cardiff Electric, cuando dos de sus amigos dejan el actual proyecto del garaje (los grandes genios empezaron así) porque lo ven demasiado arriesgado y cuando ve en el periódico un anuncio que promociona una máquina similar a la suya. Gordon (y el espectador) une las piezas y cree que el viejo conocido ha reclutado a sus empleados y han hecho por su cuenta el ordenador.

Donna, en plena fiesta de Mutiniy, le dice que puede tratarse de una casualidad pero Gordon, más paranoico que nunca, decide entrar en el garaje de éste para comprobar de primera mano su sospecha. Obviamente, le sale el tiro por la culata. Una vez Gordon allana el garaje, su antiguo amigo le pilla y llama a la policía. Éste no tiene nada que ver con el plagio y le cuestiona sobre si ha vuelto a tomar cocaína.

Sin embargo lo que más le molesta, y lo que más vuelve loco a Gordon, es que éste le cuenta que Donna le dijo que vigilaran a Gordon, que el trabajo podría absorberle totalmente. Y no sólo el trabajo. Esto, unido a su desliz, a su enfermedad y a su coqueteo con las drogas, hacen que Gordon pierda más si cabe la cabeza y acabe arrestado y maldiciendo a Donna por haberle contado tal cosa a sus amigos.

¿O también piensa que Donna le ha robado la idea del ordenador? En su actual estado no me sorprendería nada.

El sustituto de Joe, nuevo antagonista para Mutiny

Tenemos nuevo “villano” oficial en ‘Halt and Catch Fire’: Jessie Evans, sustituto de Joe en la empresa de su suegro al anunciarle que se muda a California después de una boda express. Realmente Jessie no es culpable de la situación, el verdadero “villano” tras las sombras es el suegro de Joe, pero Jessie es la cara visible en los planes llevados a cabo.

En la presentación entre Jessie a Joe, su suegro tiene unas palabras para el nuevo fichaje que duelen bastante a Joe: “Él es más un visionario”. Esto, unido a que su experiencia previa iba ligada a la red, en seguida hace sospechar a Joe de la labor de Jessie en la empresa.

Y efectivamente, sus sospechas se hacen realidad. Jessie es contratado por el suegro de Joe para hacer una copia de Mutiny y llevarse sin ningún gasto toda la idea de Cameron y Donna. Joe descubre el “robo” después de una noche de éxtasis y descontrol con su actual pareja para despedir como es debido Dallas.

Su última parada era la empresa de su suegro para mantener relaciones sexuales, pero allí, Joe descubre el plan que estaba llevando a cabo Jessie. Lo llama: WestNet. Una copia totalmente exacta de Mutiny y que además, reemplaza a ésta en la red.

Por una vez Joe no tiene nada que ver. Es otro Joe, como ya he ido anunciando durante la segunda temporada. Ya no busca el beneficio propio. Pero el cuento de Pedro y el Lobo se hace realidad en él cuando llega a Mutiniy, donde reina el caos por la falsificación, y todos afinan sus miradas acusadoras hacia su persona. Y es que como recuerda Donna a Cameron al principio del episodio: “Joe es la persona de la que dijiste que nos alejáramos”.

Este hecho provocará que Joe se quede en Dallas para solucionar el problema y olvide por un tiempo California. Veremos qué opina su mujer.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba