Hannibal 3x05 Review: En el estómago de la bestia

Por Israel V. López

Contorno, además de ser el acompañamiento de la comida, significa rodeado. Los cazadores se acercan a la presa, pero la presa es la que se está realmente dejando que los cazadores se le acerquen. Entonces ¿quiénes son la presa y quién el cazador? Ya se sabe que un felino, cuando está rodeado y en peligro, es cuando más peligroso puede llegar a ser. Y lo que sabemos de Hannibal Lecter es que pasó de ser un pequeño felino a uno poderoso.

Si sigues leyendo puede que saborees unos cuantos ¡SPOILERS!

El quinto episodio de la ya cancelada, sí, sigue cancelada aunque no lo queramos creer, ha sido uno de los más moviditos en esta calmada y parsimoniosa tercera temporada. El episodio nos ha dejado con un revival de una memorable escena ya vista en la película de Ridley Scott ‘Hannibal’, siendo éste el capítulo más cercano hasta ahora a la película de 2001.

COMPAÑEROS DE VIAJE

Empezamos con Will y Chiyoh viajando de Lituania a Florencia en tren en busca de Hannibal. Ella cuenta cómo y por qué conoció a Hannibal y qué aprendió de él. Will se está haciendo el intensito con sus rollos psicológicos y sabe que Hannibal estará en Florencia por Boticelli. ¿Quién no iría a la fantástica Florencia por uno de los mejores pintores de la historia?

Will está en proceso de seducción, le atrae la idea de volverse como Hannibal. Estoy convencido de que el 98% de las voces que oye le instan a convertirse en Hannibal, en su Nakama, su amigo, su súbdito. Es tan solo ese 2% de raciocinio el que le para los pies y hace que quiera matar a Lecter. Chiyoh, que tonta no es, le va a dar un poco más de soga al encuentro de ambos, porque ve ese 2 por ciento de muerte en los tristones ojos del analista, y lo tira del tren. Así, sin más. Hala, Will, monta a lomos del ciervo y ve a por Lecter.

El detalle:Desde el pasado episodio hay múltiples referencias a las luciérnagas, caracoles, larvas y polillas, y ese homenaje en forma de crisálida de Will Graham, ¿nos acercamos a El Hada de los Dientes?

LA EXTRAÑA PAREJA

Por raro que parezca, la extraña pareja no son Hannibal y Bedelia, los señores Fell. Es más, Bedelia ha perdido bastante de su protagonismo quedándose en la consorte y recadera de Hannibal. Incluso por momentos parece un copy creativo para las macabras ideas de Lecter. ¿Cómo deshacerse de Rinaldo Pazzi? ella tiene una idea. El problema, el de siempre con los jefes, que quieren más, y por desgracia Hannibal es más macabro.

La extraña pareja son Alana Bloom y Mason Verger, los únicos personajes que siguen en los EEUU. Verger, como ya hiciera el mismo personaje interpretado por Gary Oldman, ofrece una recompensa por capturar a Lecter vivo para torturarlo. Tras la automutilación que se infringió sugestionado por Hannibal sólo quiere vengarse de él, y lo que la policía no consigue, sí lo consigue el dinero. ¿Tal vez este sea el motivo, o la manera por la que vuelvan a Baltimore desde Florencia? Veremos.

Al igual que Mason, Alana se mueve cegada por la venganza. Se ha convertido definitivamente en una femme fatale, más dura que el mármol de Carrara, llegando al punto de colaborar con Verger para dar caza a Hannibal. Estudiando sus movimientos y gustos ha logrado dar con él a través de las compras de Bedelia en Vera Dal 1926.

Por lo pronto la extraña pareja nos está dando buenos minutos cuando aparecen, esperemos que también sean muchos más, aunque si nos ceñimos al relato del “Dragón Rojo”, mal vamos.

BOWELS IN OR BOWELS OUT?

Rinaldo Pazzi, un Pazzi de los Pazzi de Florencia de toda la vida, Commendatore de la Questura di Firenze se ha buscado como colega al triste y algo taciturno Jack Crawford. Ambos comparten sino: no haber dado captura a Hannibal Lecter. Uno le conoce como “Il Mostro”, el otro le conocía como “amigo”. Ambos van a querer capturarlo, cada uno a su manera. Cada uno con un final diferente.

Jack está resentido, ha perdido a su amada Bella y en Florencia, lugar en el que la conoció, se despide definitivamente de ella arrojando sus cenizas al Arno, uno de los pocos exteriores rodados en la ciudad fiorentina, ya que la casi totalidad de interiores de Florencia y Palermo han sido recreados en Toronto.

Con éste son tres los momentos y personajes que metafóricamente se hunden en las profundas aguas del mundo y el pensamiento de Hannibal: Bedelia en el primer episodio, Will en el segundo, y Jack, lanzando su anillo de casado, en este último.

Por su parte Pazzi, de los Pazzi de tradición histórica en Florencia, se la intenta jugar al Dr. Fell/Lecter y este le honra con una muerte por soga como la de su antepasado Francesco Pazzi a la que le suma un plus “bowels in or bowels out?” (¿Tripas dentro o fuera?). Si ya me gustó esta escena con Anthony Hopkins, ésta la he disfrutado como un enano.

Pazzi, de los Pazzi di Firenze, no conocía a Hannibal como Jack, espectador de la penúltima muerte causada por el huracán Lecter. Mr. Fishburne le pega soberana paliza al caníbal apagando toda la sed de ira por lo que le hizo a él, a Will, a Alana y por liberar el dolor de la muerta de Bella. Lecter no opone resistencia alguna ante tal lluvia de golpes, aun así logra escapar para lamerse las heridas. Me pregunto si utilizará algún aderezo.

BONUS TRACK

Hay muchas razones para que Amazon o Netflix, principales candidatas a recuperar la ficción basada en los personajes de Thomas Harris, recuperen nuestra serie favorita. Estas son algunas razones más de las que ya habréis leído:

1. La selección musical de Bryan Reitzell. Da igual qué episodio elijas o qué temporada, la música es sublime, harmoniosa, tensa y preciosa. En “Contorno” la pelea entre Jack y Hannibal con música clásica de fondo es oro puro. La interacción de sonatas de piano de Mozart con melodías estridentes, tambores e instrumentos orientales dotan a la BSO de un alma única.

2. La poesía de Bryan Fuller en la recreación de los planos hiperlentos, la plasticidad de las imágenes y belleza visual deberían estudiarse en las escuelas de cine. Al igual que a muchos de los directores con los que cuenta la serie como Vincenzo Natali, Guillermo Navarro o David Slade quienes lo hacen magníficamente.

3. ¡Porque sí, porque lo digo yo! ¿Ésta también la habíais leído?

La semana que viene hay más Hannibal. Crucemos los dedos para que quede Lecter para rato.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba