‘How to get away with murder’ 3x08 Review: el perdón de Annalise

Por Ángela Pérez

(AVISO SPOILERS)

Ya solo nos queda un episodio para el parón de Navidad de ‘How to get away with murder’ y para descubrir qué pasará en ese final que nos han estado desmigando desde el principio. Eso sí, id preparando el cuerpo porque seguro que nos dejan con una intriga aún mayor hasta febrero.

Se acerca el juicio

Al igual que hace un par de semanas, este capítulo se ha centrado en la vida y problemas de los chicos y Annalise no se ha ocupado de ningún cliente. Eso sí, entre la rectora, Wes y Frank tiene más que suficiente.

La primera intenta luchar por la custodia de sus hijos, que perdió por sus problemas de alcoholismo. Después de acudir a la mejor abogada de familia de la ciudad y que esta le diga que su caso es un imposible, Annalise decide ayudarla y echarle un vistazo a su caso. La verdad que nos sorprende mucho esta trama y suponemos que será un favor que le deberá a la abogada y del que hará uso en un futuro no muy lejano.

Por otra parte, le toca el turno a Wes de testificar en el caso del asesinato de su padre y, como quieren culpar a su hermanastro, deciden investigar cuál es la cuartada de este en la noche del asesinato. Sin embargo, no todos se prestan a ayudar; Michaella y Connor se niegan a seguir metiéndose en líos y mucho menos por Wes, al que culpan por mucho de muchos de sus males.

Frank vuelve para quedarse

Aunque el que da con la solución para el asunto de Wes es Frank, que ha vuelto para ganarse el perdón de Annalise. Este identifica a la mujer que le pagó cuando Annalisse perdió a su hijo y descubre que ella es la coartada del hijo de Mahoney.
Para desacreditarla, Annalise idea un plan para que parezca que han estado en contacto y que su testimonio es en realidad un plan para salvarlo de la cárcel. Y funciona bastante bien porque finalmente es una testigo que se desestima y el juez decide llevar al acusado a juicio, quitando del ojo del huracán a Wes.

Sin embargo, para Annalise y compañía la cosa no acaba ahí y el ambiente se caldea cuando Frank coge una pistola y amenaza con quitarse la vida para que Annalise le perdone. Esta, lejos de personarle le anima a que lo haga y la cosa se pone muy muy tensa.

Los líos de los chicos

En temas de amoríos, otra vez nos ha tocado llorar a los fans de la pareja de Oliver y Connor... Y es que primeramente se reconcilian pero al final terminan peor de lo que estaban. Y encima al final del capítulo vemos como en el futuro Connor se termina acostando con Thomas, el chico con el que salía Oliver. Esto no va a acabar bien para ellos y no nos gusta nada.

Aunque bueno, al menos sabemos que Connor tampoco es el cadáver que se encuentra en la casa y ya no solo nos queda Frank, Nate o algún desconocido. Mi apuesta va por Nate o el desconocido porque lo de Frank sería demasiado obvio. Además, Nate ha perdido mucho protagonismo y su muerte llevaría aún más al límite a Annalise, que al final es de lo que trata la serie.

Lo que he echado en falta en este capítulo en concreto y en general de toda la temporada son más casos judiciales de estos que te dejan con la boca abierta. Además, es que en este episodio no ha pasado nada hasta prácticamente el final.
Esperemos que la cosa mejore y que en el siguiente episodio nos dejen con la boca abierta. Mientras, nos quedamos con el avance del siguiente episodio.

Lo que he echado en falta en este capítulo en concreto y en general de toda la temporada son más casos judiciales de estos que te dejan con la boca abierta.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba