'Jane The Virgin' 2x14 Review: un capítulo con las mujeres como protagonistas indiscutibles

Por Betty M. Martínez

Esta semana se ha conmemorado el Día Internacional de la Mujer y parece que los guionistas de ‘Jane The Virgin’ tenían perfectamente planificado el calendario de emisión de los capítulos, porque en este episodio la cuota femenina del elenco se ha llevado todo el protagonismo. Veamos qué les ha pasado a nuestras mujeres favoritas.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

El primer aniversario de la no - boda

Comencemos por nuestra protagonista más querida. Lo primero que tengo que hacer es regañar a nuestro amigo el narrador, que esta semana ha sido un poco menos amigo. A ver, señor don Anthony Méndez llevamos 35 episodios esto es, más de 26 horas (a una media de 45 minutos por capítulo), esto es, más de un día entero de nuestra vida esperando a que Jane deje de ser “The Virgin”.

Y ahora, justo cuando todos (incluso los fans de TeamRafael) estábamos diciendo al unísono “¡¡¡¡al fin!!!!”, resulta que era ¿una broma? Me he reído muchísimo con esta serie, pero esta vez la escena en cuestión no me hizo ninguna gracia. Solo me queda añadir que ya le he encontrado un defecto a Michael (y ya era hora). Es un bocazas. Si se hubiera estado calladito, este párrafo y el anterior serían muy diferentes.

Dicho esto, el romance entre Jane y Michael sigue viento en popa y a toda vela. Han recuperado con tanta rapidez la rutina que tenían cuando eran novios que es como si no hubiera pasado el tiempo, pero sí ha pasado y, la verdad, más que el tiempo, lo que ha pasado entre ellos ha sido Rafael. El padre de Mateo está manteniendo las distancias, pero Michael no puede olvidar que Jane lo dejó por él y el temor a que eso se repita no lo deja tranquilo.

Esa sensación se agudiza el día que cumplirían su primer aniversario de casados. Jane se siente culpable por haber elegido a Rafael y reconoce que le gustaría volver atrás y tomar otra decisión. Aquí Jane me ha decepcionado un poco. Siempre la he considerado una mujer valiente, decidida, que enfrenta los problemas y asume las dificultades de frente, así que me sorprende la culpabilidad y el arrepentimiento que ha sentido esta semana. Jane estuvo enamorada de Rafael. Planeó un futuro con él. ¿O es que nos engañó durante todo el tiempo que estuvieron juntos? Si todo fue una mentira, sería una gran decepción para los espectadores. Si aquel romance fue tan real como nos pareció, Jane, asúmelo y déjalo atrás. Si tu futuro es Michael, mira hacia adelante.

Lo positivo de toda esta regresión es que Jane finalmente comprendió que el pasado, pasado está y, vista la última escena, parece más que claro que Michael es el futuro.

Crisis familiar y laboral

Pero Jane ha tenido que lidiar con otros problemas. Xiomara descubrió que Alba había tenido una noche de amor antes de estar casada y con un hombre que no fue su posterior marido. Jane le suplicó a su madre que se callara y dejar las cosas como estaban, pero Xiomara no pudo reprimirse.

Podría decirse que Xiomara aprovechó el desliz de juventud de Alba para abrir el cajón de la ropa sucia y airearlo. Xiomara entiende que su madre estuviera con otro hombre, pero no le perdona que durante toda su vida la haya tratado como a una “cualquiera” (sé que la palabra es un tanto rancia, pero me niego a reproducir aquí las palabras textuales que dijo Xiomara) por no seguir sus consejos de llegar virgen al matrimonio. Es como si Xiomara se hubiera sentido siempre culpable por no estar a la altura de lo que Alba esperaba de ella y, al descubrir ese secreto, se siente estafada. La verdad es que el enfrentamiento entre madre e hija fue muy duro. Se dijeron cosas muy desagradables. Fue una de esas escenas en las que ‘Jane The Virgin’ olvida el concepto de comedia y se convierte en un drama 100%.

Una gran decepción

Por si la discusión de su madre y su abuela no fuera suficiente para desestabilizar a la, esta semana, inestable Jane, hubo otro disgusto más. Resulta que para celebrar el primer aniversario de su no – boda, Michael le regala a Jane el nuevo libro de Angelique Harper. ¿La recordáis? Es la escritora de novela romántica favorita de Jane. Pues bien, Jane no puede esperar y se pone a leer el libro, pero, línea a línea, la emoción inicial va derivando hacia un profundo cabreo.

Resulta que la respetable Angelique le robó a Jane la idea para la novela. Recordemos. La temporada anterior Jane consiguió entregarle a Angelique un capítulo de libro que estaba escribiendo para que le diera su opinión. La respuesta nunca llegó. Bueno, mejor dicho, acaba de llegar en modo novela, pero en el apartado de autor no aparece el nombre de Jane Villanueva.

Michael, obviamente, se ofrece a ayudarla para denunciar a la ladrona de ideas, pero Jane, después de intentar imitar, sin éxito, el don de Olivia Pope para solucionar problemas (habrá que ver si Shonda Rhimes nos devuelve el guiño desde ‘Scandal’), encuentra una aliada inesperada. ¿Quién? Petra.

Las nuevas mejores amigas

Resulta que Petra se ha pasado todo el capítulo preocupada por Rafael porque está bebiendo muchísimo y no precisamente agua mineral. Hay que entenderlo. Ha descubierto que su familia no es que esté desestructurada, es que debería ser objeto de estudio para otorgarle un adjetivo ad hoc. Va a ser padre de tres hijos sin haberles tocado ni un pelo a las respectivas madres. La mujer que quiere ha vuelto con su ex novio. En fin, que es comprensible que haya caído en un “periodo oscuro”. Lo raro es que la luz que lo saque del túnel sea Petra, que, al final, va a resultar que es buena y todo. Petra siempre consigue desconcertarme. Ha ido oscilando de tercera en discordia a villana light, pero el nuevo rol de buena samaritana tampoco le queda mal. Veremos qué papel asume la próxima semana.

A lo que iba, Petra fue a buscar a Jane para que la ayudara con Rafael, pero, tras descubrir que él ya había recuperado el norte, decide echarle una mano a su ¿alguien me ayuda? ¿Qué se supone que es Jane para Petra? ¿Amiga? ¿Conocida? ¿Madre del hermano mayor de sus hijas? Lo que sea. En resumen, que Petra ayuda a Jane a enfrentarse con Angelique.

La verdad es que me hubiera encantado ver a Jane defendiendo sus derechos de autora, azuzada por Petra (esta sí que es una gladiadora trajeada), pero nos quedamos con las ganas porque las gemelas decidieron que ya era hora de conocer el mundo exterior. Sí, Petra se puso de parto y la única que estaba a su lado era Jane. Caprichos del destino, llamaría yo a eso.

En fin, que Jane lleva a Petra al hospital y se queda con ella todo el parto porque Rafael estaba en un atasco con… Michael. Caprichos del destino elevado al cuadrado.

En este punto, quiero pedirle disculpas a Petra. La pobre lo pasó bastante mal porque no le pudieron poner la epidural y he de confesar que cuanto más chillaba Petra, más me reía yo. A lo mejor soy un poco insensible, pero algunos momentos han sido más que simpáticos. Por cierto, mis felicitaciones a Yael Grobglas porque ha sido uno de sus mejores capítulos.

Y, por supuesto, felicidades también al papá, que, aunque tarde, finalmente llegó a conocer a sus preciosas hijas. Elsa, Anna, bienvenidas.

Una acosadora muy hábil

Y, aunque este capítulo ha sido eminentemente femenino, no puedo saltarme la tradicional sección semanal dedicada a Rogelio de la Vega. Esta semana nuestro galán favorito ha estado retenido por su acosadora particular, Paola – Lola (nueva villana oficial tras la reconversión de Petra). La verdad es que ha sido un tanto angustioso ver a Rogelio en peligro, pero esta desagradable experiencia también ha servido para que muestre su gran talento como actor.

Yo no me atrevo a equipararlo con Daniel Day Lewis ni con Robert de Niro ni con Marlon Brando, pero Rogelio de la Vega ha sido muy convincente al seguirle el juego a Paola – Lola. Además hay que tener en cuenta que ha sido todo fruto de la improvisación, lo que tiene mucho más mérito. Mérito tiene también, reconozcámoslo, Paola-Lola, que ha sido muy hábil al hacerles creer a todos que están pasando unas vacaciones de lo más divertidas. No quiero ni imaginar lo que van a pensar Jane y Xiomara cuando descubran lo que ha sufrido Rogelio.

Después de todo lo visto, son varias las preguntas que quedan en el aire. ¿Descubrirá Xiomara el significado del críptico mensaje que le envió Rogelio? ¿Conseguirá nuestro galán favorito salir del aprieto en el que está metido? ¿Por qué dice Alba que Pablo Alonso Segura trae mala suerte? ¿Qué intenciones trae el nuevo huésped del Hotel Marbella? Las respuestas, próximamente.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba