'Jane The Virgin' 2x09 Review: secretos de familia que salen a la luz

Por Betty M. Martínez

Había ganas. Muchas ganas. Después de más de un mes sin saber nada de la familia Villanueva y allegados, estábamos ansiosos por ver cómo estaba la situación tras una pre-Navidad con mucha tensión. ¿Habrá perdonado Jane a Rafael? ¿Habrá habido un acercamiento con Michael? ¿Consiguió Rogelio sacar adelante aquel proyecto tan ilusionante? ¿Lo vemos?

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Duras jornadas de entrenamiento

Comencemos por nuestra protagonista favorita. Jane ha tenido un capítulo, digamos que intenso. Su principal preocupación ha sido conseguir que Mateo durmiera una noche seguida. Y el niño no se lo ha puesto nada fácil. Jane intentó seguir su propia estrategia, es decir, documentarse sobre la cuestión, acudir a fuentes autorizadas y seguir el plan que reconocidos expertos proponían. ¿Resultado? Fracaso total. Jane, a estas alturas ya deberías saber que entre la teoría y la práctica hay una gran distancia, a veces, incluso insalvable.

Visto el fracaso de la estrategia documentada bibliográficamente, a Jane no le quedó más remedio que recurrir a la sabiduría popular, es decir, a los remedios de la abuela. En otras palabras, que tuvo que echar mano de la sabiduría de Alba, que, si crio a Xiomara y co-crio (un día los de la RAE me dan a demandar por la creación de nuevos vocablos) a Jane, algo debe saber de la materia. Y vaya si sabe. Hay que reconocerlo. Los trucos de la abuela nunca fallan.

Pero si en casa las cosas estaban complicadas, Jane tampoco lo tuvo fácil en su trabajo. Recordáis, ¿no? Jane consiguió el puesto de profesora auxiliar y esta semana ha debutado dando clase. ¿Cómo le fue? Regular tirando a bien. Me explico. La primera clase fue un absoluto desastre porque la profesora y los alumnos estaban en diferente sintonía.

Sin embargo, Jane es una mujer de recursos y encontró la mejor solución. Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Si sus alumnos sólo tienen cabeza para pensar en deportes, pues hablémosles no de deportes, que la clase es de literatura, pero sí en términos deportivos. Vamos, que les habló en su lenguaje y consiguió hacerse entender. Es verdad que a unos les costó más que a otros, pero al final Jane se salió con la suya. Es más, hasta consiguió que la “estrella” de la clase hiciera el trabajo que le correspondía y no se saliera con la suya de aprobar por sus grandes méritos… ante la canasta.

Como apunte a mayores, me ha gustado esa reflexión sobre el trato de favor a los deportistas brillantes en la universidad. Está bien que se promocione el talento en el deporte, pero eso nunca debe significar pasar por encima del aprendizaje académico. A ver si ahora va a resultar que es incompatible saber encestar con entender “Orgullo y prejuicio”. Bien, Jane. Así me gusta. Nunca hay que dejar que pasen por encima de tus principios.

Dos galanes que buscan nuevos caminos

En cuanto a su faceta sentimental, desde el principio comprendemos que el corazón de Jane sigue latiendo por Michael. En este tema, nada ha cambiado. Bueno, sí. Resulta que las casualidades existen y Xiomara se encontró a Michael charlando muy animadamente con otra mujer. ¿Quién es ella? ¿Una conocida? ¿Una amiga especial? ¿Un proyecto de novia? ¿Una novia?

Estas mismas preguntas se las hace Jane y la cosa se complica cuando Mateo le envía a la mujer en cuestión (Natalie, se llama) una solicitud de amistad vía Facebook. Jane, vigila a tu hijo porque si a esa edad ya “anda” por las redes sociales, ni te digo qué va a pasar cuándo sea adolescente.

En fin, que al final ese accidente ha sido muy positivo porque ya sabemos a qué atenernos. Nosotros y, sobre todo, Jane. Resulta que Michael se entera de esa solicitud y se planta ante la puerta de Jane. Reconozco que lo que pasó después no me lo esperaba. Michael sigue teniendo la capacidad de sorprenderme. En fin, a lo que iba. Que sí, que Natalie es la novia de Michael, que él ha vuelto a ser feliz y que espera que Jane también lo sea. Todo muy bonito, todo muy bien dicho, pero o yo soy muy telenovelera (que lo soy) o la cara de Michael no reflejaba esa presunta felicidad que siente.

Jane ha puesto un punto y aparte en su relación con Michael vía Facebook, pero yo creo que aún no deberíamos decir adiós al inspector Cordero. Ya hemos dado por derrotado muchas veces al TeamMichael y siempre consigue remontar el vuelo. Démosle un tiempo y veamos qué pasa.

Y a todo esto, ¿por dónde anda Rafael? Confieso que en algún momento pensé que le habían prorrogado las vacaciones porque tardó bastante en dejarse ver. Definitivamente a Rafael todavía le falta mucho “espíritu” para llevar los galones de galán. Con Jane agobiada por el sueño caótico de Mateo y con Michael fuera de juego, Rafael ni asoma la nariz. Lo dicho, el traje de galán no acaba de sentarle bien.

Esta vez se lo vamos a perdonar porque el hombre tiene otras preocupaciones y la principal tiene nombre de mujer: Petra. ¿Recordáis? La policía la detuvo por el asesinato de Iván porque Magda, tan buena madre que es ella (por favor, nótese el tono irónico), dijo que había sido Petra quien lo había matado. Pero Magda no solo la denunció, sino que la muy bruja también manipuló las pruebas para que todo apuntalara la culpabilidad de Petra. Pobre Petra, embarazadísima y metida en el peor problema de su vida (y mira que ha tenido unos cuantos) por culpa de su propia madre.

Sin embargo, ¿qué es lo que siempre digo de Petra? Que siempre consigue caer de pie. Pues eso. Y no voy a decir nada más.

Solo una cosa más. En este capítulo Petra y Rafael han estado muy cerca, muy unidos. Cuidado Jane. A ver si con tanto TeamMichael o TeamRafael al final nos quedamos con un GameOver.

La visita de los abuelos

Por otro lado, Liliana de la Vega ha venido de visita. La familia esperaba que también viniera el abuelo, pero al final no pudo viajar. Todos le preguntan a la glam-abuela por qué no ha venido Manuel, pero solo Jane consiguió arrancarle la verdad. Resulta que los padres de Rogelio se han separado. ¿Por qué? Por favor, sentaros. Bomba va. Resulta que Manuel ha dejado a Liliana por otro hombre. Sí, habéis leído bien. El padre de Rogelio de la Vega es gay.

¿Cómo reacciona Rogelio ante la noticia? La verdad es que el pobre lo ha pasado bastante mal porque intuía que algo pasaba, pero no sabía qué era. Es más, llega a pensar que su padre se está muriendo, pero cuando descubre la verdad, tras una breve fase de negación (es un notición, reconozcámoslo) lo asume con bastante naturalidad. Mucha, diría yo, dado el carácter de Rogelio.

Por cierto, el título de escena más emocionante de este capítulo se la llevan Jaime Camil (gracias, siempre gracias por tus palabras y tu cariño) y Rita Moreno. Esta semana los De la Vega se han apropiado del banco de las Villanueva y nos han regalado un diálogo muy especial entre madre e hijo. Liliana no temía la reacción de Rogelio al saber la verdad. Liliana temía las consecuencias de esa verdad. Liliana teme su futuro. Teme la soledad. Y es ahí cuando Rogelio saca lo mejor de sí mismo y se convierte en el mejor apoyo para su madre. Liliana no va a estar sola porque Rogelio estará con ella.

Casi se me olvida. Al final el abuelo sí vino de visita. Lo vimos poco, pero espero que en los próximos capítulos lo podamos conocer mejor. Tengo curiosidad por saber más del hombre que educó a Rogelio de la Vega.

Mutter ha vuelto

He dejado para el final lo que considero lo mejor del capítulo. A ver, lo anterior también ha sido increíble (¡menudo episodio hemos tenido!), pero lo siguiente es impresionante. ¿Recordáis la trama de Mutter? Por si acaso, breve resumen. Mutter es un misterioso narcotraficante que utilizaba un cordón azul como sello de identidad. Lo último que supimos de él, perdón, ella es que, en realidad, era la madre de Luisa.

¡¡Atención spoiler!! Si no habéis visto el capítulo, plantearos por un segundo si queréis seguir leyendo porque yo me quedé con la boca abierta y los ojos como platos. Con eso lo digo todo. Resulta que Michael y Susanna han descubierto que Mutter no es la madre de Luisa, sino que es otra persona que también estuvo muy cerca de Emilio Solano. Concretamente otra “madre”. Va notición. Mutter es Elena Di Nola, es decir, ¡¡¡la madre de Rafael!!!

Pero lo peor es que Mutter no se va a detener ante nada ni ante nadie para conseguir lo que quiere. Insisto: ante NADIE. No voy a spoilear más. Sólo diré que en la última escena yo estaba al borde del infarto. Con el secuestro de Mateo lo pasé muy mal, pero esta vez las cosas tampoco pintan demasiado bien. Señores guionistas, tengan cuidado. ‘Jane The Virgin’ es una comedia. Por favor, no la conviertan en un drama.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba