‘Jane The Virgin’ 1x22 Season Finale: impactante desenlace nada telenovelesco

Por Betty M. Martínez

Durante 21 capítulos hemos acompañado a Jane Gloriana Villanueva en todos los cambios que ha sufrido su vida. Un embarazo inesperado, la ruptura con el novio de siempre, un nuevo amor… Durante 21 capítulos hemos reído y, a veces llorado, y el 22 no ha sido la excepción. Había muchas dudas. Unas se han resuelto. Otras siguen en el aire. Algunas más han aparecido. Veamos qué ha pasado en los 40 minutos que han puesto punto y final a la primera temporada de ‘Jane The Virgin

¡¡Cuidado spoilers!!

Falsa alarma

Los seguidores de ‘Jane The Virgin’ sabíamos, o al menos intuíamos, que la primera temporada tenía que poner su the end con el nacimiento de la cuarta generación Villanueva. Y también lo sabían los dos pretendientes (ya sé que esta palabra es propia de la prehistoria, pero es la que mejor define la situación) de Jane, que han demostrado ser todos unos caballeros al estar pendientes de ella y reaccionar al instante ante cada contracción.

Bien por Michael, que la llevó al hospital. Bien por Rafael, que llegó en nueve minutos. Bien por los guionistas, que nos regalaron ¡por fin! un auténtico enfrentamiento entre los dos galanes. La escena en el pasillo del hospital con los dos marcando territorio llevo esperándola desde el minuto uno. Bueno, no, seamos realistas, desde que hace menos tiempo. Más o menos desde que Jane y Rafael descubrieron que iban a ser padres y empezaron a mirarse con otros ojos. En fin, que ya era hora de que los galanes sacaran sus espadas y disputaran su particular duelo por la dama en cuestión. Y menos mal que la sala de urgencias estaba al lado porque faltó muy poco para que el duelo metafórico del que hablo pasase de ser dialéctico a físico.

Pero, sobre todo, bien por Jane, que ha demostrado una vez más ser una mujer del siglo XXI y los dejó a los dos plantados en medio del pasillo para irse con su abuela. Vale, lo reconozco, como espectadora la escena fue maravillosa, pero si estuviese a punto de dar a la luz no creo que me apeteciese mucho mediar en una pelea de dos machos alfa. Sí, he escrito machos alfa. Han sido necesarios 22 capítulos para que el galán descafeinado y el tercero en discordia tomen conciencia de su rol y lo asuman con todas sus características.

Tanto es así, que los dos acudieron caballerosamente a presentar sus excusas a la dama por comportarse como niños de primaria. Y de paso para dejar constancia formal de sus verdaderas intenciones. Rafael, que al fin ha encontrado la dosis exacta de cafeína, confesó finalmente que había cometido el peor error de su vida al romper con ella y soltó un “te quiero, Jane” que hubiera hecho que cualquier heroína tradicional de telenovelas cayera en sus brazos al segundo. Sin embargo, Jane le soltó un “vete”, que apuesto que a Rafael le dolió más que un puñetazo de Michael.

Y si uno se confiesa, el otro también lo hace. Lo que Michael dijo la semana pasada sobre que “si quieres que seamos amigos, por mí está bien” no se lo creía ni él. Sí, Michael, pasan cosas entre vosotros. Tú lo sabes. Nosotros lo sabemos. Jane lo sabe. Lo confieso, por un momento pensé que el corazón de Jane iba a volver a brillar, pero no lo hizo. ¿Será una señal?

Y hablando de señales, fijémonos en dos detalles. Uno. Rafael es el primero en acudir a presentar sus excusas. Dos: cuando Rafael se va, Jane llora (a pesar de que es ella quien lo echa), pero cuando Michael se va no llora (y eso que se va motu proprio porque lo de ser el plan b no le gusta a nadie). Las consecuencias y/o explicaciones a estas dos cuestiones to be continued.

Cinco minutos de dolor…

Si esa falsa alarma fue increíble, ¿qué decir de los prolegómenos al momento crucial? Probablemente Jane lo estaría pasando fatal, pero yo no podía dejar de reír. Fantástico el momento solidario de todos los pasajeros del autobús presionando al conductor para que la llevara al hospital. Y muy tiernos los apoyos de Rogelio vía cartel promocional de Santos. ¿Recordáis el primer capítulo? ¡Qué cercano parece y cuántas cosas han pasado desde entonces!

En fin, que todo parecía indicar que Jane iba a traer al mundo a la cuarta generación Villanueva en un suspiro, pero en ‘Jane The Virgin’ siempre hay imprevistos (que se lo digan a Petra, que se quedó vestida y plantada sin cena romántica con Rafael en el Trivolo’s) y el parto se estancó. ¡Y qué bien nos vino!

En primer lugar, para saber por qué Xiomara es hija única. Brillante como siempre la abuela Alba diciendo lo necesario en el momento adecuado.

En segundo lugar, porque sirvió para que Rafael y Jane eligiesen el nombre de la criatura ¿nueve meses de embarazo y esperan a la epidural para decidirlo?

En tercer lugar, para que Jane y Rafael terminasen de poner las cartas sobre la mesa sobre su relación. Lo siento por Michael, de verdad que me cae bien y reconozco que se merece una oportunidad, pero Rafael admitiendo que no quiere ser como su padre (y alguna cosa más) le ha hecho subir muchos puestos en el ranking de Jane.

En cuarto lugar, porque ayudó a que Xiomara y Rogelio llegaran al parto (gracias, Michael por tu colaboración). Situémonos. Estaban en Las Vegas preparando su show y acudieron raudos y veloces para estar presentes en el nacimiento del bebé. Abro paréntesis. Tengo que mencionar el momento molesto de Rogelio por no saber Xiomara por qué estaba molesto. “Jesucristos hay muchos, pero solo hay una Jane”. Si no lo oigo, no lo creo. ¿Recordáis al Rogelio egocéntrico del principio? ¡¡Nos lo han cambiado!! Pero me gusta y, sobre todo, me gusta el tono de despertador de su móvil. Por favor, #Rogelifans “Es un gran día para ser Rogelio. Despierta, Rogelio” tiene que ser ya número uno en ITunes y demás listas de éxitos. Cierro paréntesis.

¿Toda una vida de felicidad?

Y con todos los interesados presentes, el parto se desatascó y cuando todos estábamos esperando ansiosos para conocer a Nina Solano Villanueva, nos presentan a… Mateo Gloriano Rogelio Solano Villanueva. ¡¡Un niño!! ¿en serio? Vamos a ver, señores guionistas, que no quiero acabar la temporada de mal humor. O yo lo soñé o en un episodio anterior Jane recibía la visita de su hija. ¿Qué ha pasado? Por favor, que alguien me lo explique porque no nos pueden regalar el spoiler de los spoilers y después salirnos con esto.

Bueno, sí, vale, el cabreo se me pasó un poco gracias, por supuesto, a Rogelio de la Vega. El momento #Matelio tardaré en olvidarlo y mi carcajada tardarán en olvidarla mis vecinos.

Para la próxima temporada

Si esto fuera una telenovela, Jane y Rafael se reconciliarían y en una esquina de la pantalla aparecería la palabra Fin, pero como es una serie, aún han pasado más cosas. Aviso. A partir de ahora vienen los spoilers más importantes de este capítulo. Los giros argumentales más inesperados. Aquellos que van a marcar la próxima temporada.

¿Recordáis que Xiomara y Rogelio querían ser amigos? Pues ya no lo son. Os pongo en antecedentes: unas copas de más, una capilla en Las Vegas… Rogelio y Xiomara ya no son solo amigos porque ahora son… marido y mujer. Pero lo mejor es que ellos han tenido que ver el vídeo de la boda para descubrirlo. ¡¡No se acordaban!! Lo que pasa en Las Vegas no siempre se queda en Las Vegas.

Vayamos ahora con Petra. Nuestra villana light estaba de lo más emocionada pensando que Rafael buscaba una reconciliación con ella. Pero su actitud cambió cuando lo escuchó decir que la estaba utilizando, que solo quería seducirla para comprarle su parte del hotel porque él lo único que quiere es formar una familia con Jane. Consecuencia: Petra decide “guardar” ella misma la muestra de esperma de Rafael que se había traspapelado en la clínica de fertilidad. Sí, yo también me quedé con la boca abierta al descubrir que había una segunda muestra. Y, sí, yo también me temo que Matelio va a tener un hermanito. Y, sí, intuyo que la villana light puede convertirse en una villana muy pero que muy villana.

Sigamos por Rose. La recordáis, ¿no? La malvada madrastra, asesina del padre de Rafael, ex amante de Luisa, Sin Rostro. Alguna vez dije que me tenían que justificar esa maldad atribuida a Sin Rostro porque hasta ahora no había hecho nada tan terrible. Rectifico totalmente. Después de ver los últimos segundos del capítulo creo que debería encabezar la lista de los más buscados por su crueldad. No voy a contar qué ha hecho. Soy incapaz de describirlo. Demasiado drama. Solo diré que me he quedado petrificada mirando la pantalla.

Señores guionistas, una parte de mí los odia por lo que ha hecho Sin Rostro. Otra parte de mí no puede dejar de aplaudirles porque desde el mismo instante en que el narrador pronunció su última palabra yo ya quiero ver el siguiente capítulo.

Gina, Justin, Brett, Andrea, Jaime, Ivonne, Yael, gracias por cada minuto que nos habéis regalado esta temporada.

Jane, Rafael, Michael, Xiomara, Rogelio, Alba, Petra, os echaremos de menos. Volved pronto. Os estaremos esperando.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba