Tras el TeamMichael y el TeamRafael ‘Jane The Virgin’ 3x17 Review: Llega el TeamFabián ¿para quedarse?

‘Jane The Virgin’ 3x17 Review: Llega el TeamFabián ¿para quedarse?
‘Jane The Virgin’ 3x17 Review: Llega el TeamFabián ¿para quedarse?

Por Betty M. Martínez

Ya deberíamos estar inmunizados a los giros inesperados, pero ‘Jane The Virgin’ hace que cualquier vacuna sea ineficaz. Cuando creemos que ya lo hemos visto todo o cuando intuimos lo que va a suceder, de repente, todo gira 180 grados y hace que soltemos un ‘esto no me lo esperaba’. Y, sí, esta semana ha vuelto a suceder. ¿Lo vemos?

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Una revelación inesperada

Obviamente hay que empezar por Jane y Fabián. Nuestra protagonista favorita lo tuvo claro desde el primer momento. Lo suyo fue un flechazo sui generis. Fabián era “perfecto para un rollete” porque era “fantásticamente guapo, intelectualmente no muy bueno”. Lo primero es obvio. Lo segundo me ha parecido un poquito cruel, pero, en fin, hay que respetar todas las opiniones.

Jane lo preparó todo a conciencia para tener su “rollete” con Fabián. Y, digo yo, ¿alguien se imaginó en algún momento que las palabras Jane y “rollete” pudieran ir en la misma frase en esta serie? Yo, desde luego, no, pero ya me he acostumbrado a la evolución surrealista de los personajes en ‘Jane The Virgin’.

Eso sí, tampoco podemos olvidar que a los guionistas les encanta dejarnos ojipláticos y esta semana lo han vuelto a hacer y de qué manera. Aviso, va uno de los spoilers más spoilers de todo el capítulo, así que después no quiero quejas. A ver cómo lo describo para no destrozar la “magia” del momento. Resulta que Jane y Fabián estaban entrando en materia (me entendéis, ¿no?) cuando Fabián dijo “deberíamos parar”.

Sí. Habéis leído bien. No me he equivocado. Fabián dijo “deberíamos parar” porque (bomba va) “me estoy guardando”. Confieso que creo que dijo algo así, pero no lo puedo jurar porque quedé tan atontada que ya no sé ni lo que oí. Pero, la cosa aún se pone mejor. Leed: Jane le pregunta si es virgen. Y ahí contuvimos la respiración, agudizamos el oído y nos preparamos para la respuesta.

Jane y Fabián
Jane y Fabián

“No”. Menos mal que dijo “no” porque llega a decir “sí” y yo me caigo, no sólo de la silla, sino que aparezco en el piso de abajo. ¿Os imagináis? Eso hubiera sido un giro surrealista, magistral, inesperado, sorprendente, etc. En resumen, muy ‘Jane The Virgin’

Pero lo que no es no es, así que hablemos de lo que es. De verdad, me hubiera encantado que el señor narrador nos hubiese retransmitido en tiempo real lo que pensó Jane cuando se encontró cara a cara con la versión masculina de lo que ella fue la mayor parte de su vida. Además, pobre Jane, esto es tener mala suerte. Para una vez que se anima a tener un “rollete” resulta que la otra parte se ha “revirginizado”. Señores de la RAE, la palabra no es mía.

¿Agua y aceite?

Ante el panorama, Jane tenía dos opciones. Opción uno, decirle adiós a Fabián porque no están en la misma sintonía, es decir, quieren relaciones diferentes. Ella, un rollete. Él, un “compromiso significativo”. Además, son polos opuestos. No tienen nada en común. Podría dar varios ejemplos, pero solo hay que ver el capítulo para comprobarlo.

La semana pasada le hubiéramos dicho a Jane que pasase página y empezase un nuevo capítulo, pero, como siempre, los señores guionistas nos lo ponen complicado y ahora la opción dos, es decir, darle una oportunidad, no parece tan descabellada. ¿Por qué? Porque Fabián es mucho más que un galán descamisado de telenovelas. A ver, está claro que no es Einstein, pero el muchacho es un auténtico regalo del cielo (lo siento, no he podido evitar hacer el juego de palabras).

Punto uno, se ha portado muy bien con Mateo. No solo ha jugado con él, sino que ha sido prudente y se ha presentado como amigo de Rogelio y no como el “amigo de mamá”. Dos, ha hecho todo lo posible por evitar que Jane perdiera definitivamente a su mejor amiga (auténtica lección magistral de lo que significa la amistad hemos visto esta semana). Tres, se ha comprado un libro que le gusta a Jane y se lo ha leído.

Jane y Lina
Jane y Lina

Además, no podemos perder de vista lo que opinan las personas que mejor conocen a Jane (aparte de nosotros). Alba recuerda a Jane todas las lágrimas que derramó cuando los chicos no entendían que quisiera ser “The Virgin’ y le pide que le dé una oportunidad. Fabián, la verdad es que has tenido suerte porque me da a mí que la abuela va a ser una gran aliada para ti. Por su lado, Lina también le hace ver a Jane que ellas dos no tienen casi nada en común y, sin embargo, han sido las mejores amigas durante años.

Entonces, vistos los hechos, Fabián se ha ganado, al menos, una oportunidad. No sé si el TeamFabián tendrá mucho futuro porque yo ya no me atrevo a hacer vaticinios, pero vamos a ver a dónde nos lleva todo esto porque, a fin de cuentas, Jane parece contenta y eso es lo más importante.

El silencio de Rafael

Aún no soy capaz de interpretar esta nueva relación entre Jane y Rafael. Ya sé que son los mejores amigos del mundo, pero, a ver, ¿soy la única a la que le resulta raro? Es más, Jane, siento discrepar contigo, pero cuando Rafael te dijo lo que sentía por Petra no estabas solo sorprendida. Estoy de acuerdo con el señor narrador, también estabas un poquito celosa. Eso sí, considero que el consejo que le diste ha sido el mejor que le podías haber dado. Y Rafael, como siempre, hace caso a Jane. Bueno, durante un rato, pero eso creo que lo vamos a ver la semana que viene.

Pero Petra tiene otras preocupaciones que no son los vaivenes sentimentales de su ex marido. La semana pasada descubrimos que Anezka (¡cómo te echábamos de menos!) podía chantajearla y ya sabemos por qué. Petra, de verdad, ya sabemos que tu hermana te hizo la vida imposible. Mejor dicho, te robó tu vida para vivirla ella. Pero tú tampoco te quedas corta. Mira que provocar su ruptura con Scott y encima quejarte porque se murió y te fastidió el plan. Petra, eres incorregible.

Además, Petra, hay algo que no te vamos a perdonar. Rafael ha puesto todo de su parte para ayudarte con el problema que tú misma te buscaste y a la primera de cambio, ¿lo dejas de lado para irte con Chuck? Ya sé que Chuck es tu novio, pero de no ser por Rafael no sabrías que tenías que ir a Pensacola a buscar a J.P.

Petra y Anezka
Petra y Anezka

Por cierto, señores guionistas, cuando nos vayan a revelar verdades tan inquietantes como la identidad de J.P. podrían avisar antes. No sé, una música ambiental que anticipe los acontecimientos o que el narrador diga algo así como “pacientes cardíacos respiren profundamente” o una sobreimpresión que diga “atención sorpresa”. ¿Por qué? Porque a este ritmo vamos a acabar todos hipertensos. Y no voy a decir quién es J.P., que me ha dado un poco de miedo la escopeta.

Alba pierde el miedo

‘Jane The Virgin’ puede calificarse de muchas maneras. Para unos es una comedia. Para otros una telenovela semanal. Sea como sea, es una historia que vive en el presente y que de vez en cuando lanza mensajes que van más allá de romances, intrigas y traiciones. Y esta semana, hemos tenido el mejor ejemplo en Alba.

Solo hay que ver los informativos o leer los periódicos para comprobar que la situación de los inmigrantes en Estados Unidos es muy complicada en la actualidad. No voy a profundizar más porque este no es el lugar, pero sí quiero felicitar a los señores guionistas por explicarnos en solo unas secuencias esa realidad. La escena de Jane explicándole la situación a Mateo es digna de ser recordada.

Y solo podemos aplaudir a Ivonne Coll porque ha vuelto a destacar una vez más. Entendimos su miedo a manifestarse porque aún recordamos lo que le costó conseguir su green card “y me la pueden quitar por cualquier cosa”. Y quizá por eso admiramos aún más que cambiase de opinión y decidiese dar un paso adelante por ella y por Jorge.

Y para ir terminando, Rogelio y Xiomara. ¿Qué os pensabais? ¿Qué no iba a hablar de ellos? Jamás. No puede haber review de ‘Jane The Virgin’ sin hablar de Rogelio de la Vega. Eso sí, esta semana me lo ha puesto muy difícil porque ha salido poco y tampoco es que haya mucha tela que cortar.

No sé si con Jane y Fabián se cumplirá eso de que los polos opuestos se atraen, pero en Rogelio y Xiomara es cierto que los amores reñidos son los más queridos. ¡Lo que les cuesta estar tranquilos y felices! Esta semana a Xiomara le ha dado por decir que cree que van muy rápido. A ver, Xio, habéis empezado y terminado tantas veces que es muy complicado seguir el ritmo. Además, ¿por qué crees que vais muy rápido? ¡Ni que fuera la primera vez que os vais a vivir juntos!

Rogelio y Xiomara
Rogelio y Xiomara

Además, perdóname que te diga, pero no había ninguna necesidad de mentirle a Rogelio. Él ya te dijo que iríais más despacio si así lo querías, aunque para Rogelio no vais lo suficientemente rápido. Entonces, por favor, explícamelo porque no lo entiendo. ¿Por qué tenías que mentirle?¿Por qué permitiste que tuviera una discusión tan desagradable con Alba? ¿Por qué?

Tenía preparada toda una artillería de reproches porque ya sabes que soy una firme defensora de Rogelio, máxime cuando tiene razón, pero me tuve que tragar todas mis recriminaciones. Al final tuve que aplaudirte porque nos has demostrado que de verdad quieres hacer las cosas bien. Por favor, que esta sea la definitiva, que necesitamos un respiro entre tanto sobresalto.

Y ya no digo más, que el capítulo de esta semana me ha dejado agotada y tengo que recuperar fuerzas para el siguiente.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba