‘Juego de Tronos’ 5x03 Review: de boda en boda y tiro porque...

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

‘Pequeña saltamontes’

Por fin en el interior de la Casa de Blanco y Negro, Arya Stark sirve de “esclava” ante la mirada petrificada de unos dioses de piedra. Estatuas que plasman las creencias religiosas de los Hombres sin Rostro. Realmente es una prueba que le hace pasar Jaqen H’ghar encarnando la figura del clásico maestro que tanto hemos visto en ficción como el Señor Miyagi, el Duende Tortuga o Philoctetes, entrenador de héroes en ‘Hércules’.

Para empezar el entrenamiento, Arya Stark debe dejar atrás su pasado y su identidad. Debe de ser ‘Nadie’, no Arya Stark, y para ello deberá deshacerse de la ropa de Arya Stark, de las pertenencias de Arya Stark y… del arma de Arya Stark, ‘Aguja’, objeto que, sin duda, es el que más le cuesta abandonar. No está preparada todavía y decide ocultarla negándose así a abandonar la totalidad de Arya Stark.

Brienne y Podrick abren sus corazones

Hablando de maestros, Brienne sorprende con su última decisión: se prepara para enseñar a su fiel escudero, Podrick, el arte de la caballería y por ende, a luchar como ella. Todo esto se produce después de una intensa charla, mientras vigilan a Sansa Stark, donde abren sus corazones y exponen algunos de sus traumas del pasado y los hechos que le hicieron llegar hasta donde llegaron. Podrick, a ser escudero en Desembarco del Rey; y Brienne, a ser fiel a Renly Baratheon.

Sansa Stark desafortunada en amores

Es cierto que la hija mayor de los Stark no lleva una vida amorosa digna de admirar (¿desafortunada en amores pero afortunada en el juego… de tronos?) Varapalo tras varapalo, se topa con otro inconveniente en este episodio: una nueva boda por interés. En el Norte, tras la muerte de Tywin Lannister, Roose Bolton duda de si podrá defender el territorio por mucho tiempo más. Y mucho menos con las masacres de su, ya reconocido, hijo Ramsay Bolton (que no cambia, por cierto). Para ello planea crear vínculos con los norteños casando a su hijo con la heredera de Invernalia, Sansa Stark.
Meñique, desde lo alto de la colina de Foso Cailin (actual residencia en el Norte de los Bolton), le comenta todo el plan a Sansa Stark. Obviamente, ésta es reacia a la boda después de la relación de los Bolton con los Lannister y sobre todo, después de masacrar a parte de su familia. Sansa, tras perder totalmente la fe en encontrar el amor de su vida y con la esperanza de encontrar por fin venganza “infiltrándose” con el rival, acaba aceptando la proposición. “El Norte recuerda” le dice una campesina. El Norte es fiel a los Stark, que poco a poco van volviendo a casa.

De boda en boda

En Desembarco del Rey tiene lugar el enlace real entre el joven Tommen Baratheon y Margaery Tyrell, que vuelve a ser Reina después del asesinato de su primer marido (el odiado por muchos, Joffrey). Esta boda, por el contrario, pasa desapercibida teniendo en cuenta los precedentes de bodas anteriores en ‘Juego de Tronos’. Una boda normal, por fin. Directamente, después de una rápida escena de ceremonia, nos llevan a las conversaciones de cama entre los novios, que por cierto, todavía me choca (envidia sana) ver en pantalla a alguien tan joven (apenas un niño) con la guapísima Margaery. Ésta “serpentea” con el dócil Tommen y poco a poco va tirando de sus hilos hasta controlarle totalmente.

Tanto es así que Tommen le insinúa, a través de una indirecta, a su propia madre que por qué no vuelve a Roca Casterly y les deja de una vez en paz (esto último no lo dice explícitamente, pero es lo que quiere). Tras este hecho que sorprende a Cersei, acude a hablar con Margaery en un tono simpático y amable que oculta con un genial subtexto la lucha de “gatas” que se está produciendo. Sin decirse nada, Margaery la llama vieja; y Cersei, por su parte, le dice que no vuelva a dirigirse a ella. Pero eso, sin decirse nada.

El segundo pilar que sostiene el mundo: la fe

La fe y la religión, más allá de la brujería, es un tema que se ha tocado con pequeñas pinceladas en ‘Juego de Tronos’. Las palabras de Cersei en este episodio demuestran que es algo a tener en cuenta durante en el transcurso de la serie: “la fe y la corona son los dos pilares que sostienen este mundo”. Hasta ahora sólo habíamos visto la corona. Pero ya es el turno de la fe.

Tras el camino de la vergüenza del Septón Supremo donde se ve obligado a caminar desnudo por Desembarco del Rey tras ser pillado en un prostíbulo por parte de los Gorriones, Cersei acude a tener una charla con el líder de éstos, el Alto Gorrión. A Cersei le importa tanto este tema por pura política. El pueblo de Desembarco del Rey no está con ella y necesita algo a su favor después de perder el poder político del pueblo en detrimento de Margaery. Es decir, que tampoco puede perder el poder religioso. La fe. Tras hablar con el Alto Gorrión, Cersei decide enviarle una carta, con contenido todavía secreto para el espectador, a Meñique ¿Qué le dirá?

PD: ¿Es una especie de monstruo de Frankestein eso que vemos moverse escondido debajo de una sábana en el laboratorio de Qyburn?, ¿será La Montaña?

Digno del apellido Stark

Jon Nieve, ejerciendo de Lord Comandante de la Guardia de la Noche, vuelve a recibir la visita de Stannis Baratheon. Jon, recordándonos lo que ya le dijo a su amigo Sam en el episodio anterior, rechaza el apellido Stark y el trono de Invernalia debido al juramento hecho a la Guardia de la Noche. Es un tipo de palabra. Sin embargo, Davos, Mano Derecha de Stannis y un hombre que para ser analfabeto es uno de los más sabios de la serie, recuerda a Jon un pasaje del juramento que le hará recapacitar de cara al futuro: “el escudo que defiende los reinos de los hombres”. ¿No dice el juramento que tiene que defender a los hombres? Siendo Jon Stark lo haría.

Por otro lado, se celebra la primera reunión de Jon Nieve como Lord Comandante. En ésta vemos como no le tiembla el pulso al ejecutar a Janos Slynt después de desobedecer una orden suya y faltarle al respeto. Con frialdad a la hora de la ejecución, que recuerda a la que realizó en el piloto de la serie su propio padre, Jon Nieve se convierte en un digno heredero del apellido Stark. Todo bajo la atenta mirada de Stannis, claro.

Tyrion Lannister pasando desapercibido entre la multitud

Después de tanta fama y ser tan conocido en los Siete Reinos, por fin Tyrion se siente libre de ataduras y de las miradas acusadoras de los demás. Lo primero que hacen Tyrion y Varys al llegar a Volantis es acudir a un burdel ya que el “gnomo” quiere ahogar sus penas. En el burdel, después de filosofar y mantener una charla con una de las prostitutas, en seguida se acuerda de su querida y difunta Shae, por lo que se ve obligado a rechazar todo contacto sexual con prostitutas porque su único amor verdadero hasta la fecha se le viene a la mente.

Precisamente en dicho burdel, el exiliado por Daenerys, Jorah Mormont también ahoga sus penas. Éste en seguida reconoce a Tyrion, y ante el asombro del espectador, le atrapa prisionero diciéndole: “Os voy a entregar a la Reina”. Pero claro, ¿a qué Reina? ¿a Cersei para cobrar la recompensa?, o ¿a Daenerys para recobrar su fidelidad?

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba