'Juego de Tronos' 5x01 Review: se expande el mundo conocido

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

Arya llega a Braavos

Una grandiosa estatua de piedra gobierna en el horizonte de 'Juego de tronos'. Es el Titán de Braavos. Por fin Arya Stark, libre de ataduras, ha llegado a su destino: la casa de Blanco y Negro (nombre del episodio). Allí, se espera encontrar con Jaqen H'ghar después de la moneda que le dio, pero negativo. Un anciano con túnica que vive allí dice no conocer a nadie con ese nombre y le cierra la puerta en sus narices. Arya, que “no tiene miedo a nada” permanece día y noche, llueva o truene, en la puerta de la casa de Blanco y Negro, recitando su ya conocida lista personal del odio (eso sí, modificada con los últimos acontecimientos). Sin obtener respuesta renuncia a la moneda de su querido “hombre sin rostro” Jaquen H’ghan arrojándola al mar.

Vagando sola por Braavos, Arya se mete en problemas con un grupo de muchachos más grandes que ella y con espadas más gigantescas que su ‘aguja’. Pero como “no tiene miedo a nada” se enfrenta a ellos, los cuales huyen despavoridos al ver a su espalda la figura del anciano con túnica de antes. Éste comprueba la valentía de Arya y la lleva de nuevo a su casa donde le devuelve la moneda tirada al mar. Pero, ¿quién es este tipo? Comprobamos en seguida que es Jaqen H’ghar. Bueno, al menos una persona con su mismo rostro, ya que dice no llamarse así. No es “nadie”, como en lo que tiene que convertirse la propia Arya, según este “hombre sin rostro”. Misterio asegurado en esta trama de la pequeña de los Stark donde por fin está a buen recaudo después de tanto sufrimiento y tanta huida. Eso esperamos.

Brienne debe proteger a Sansa del peligro: Petyr Baelish

¿Está Sansa Stark a salvo con Petyr “Meñique” Baelish? Es lo que se pregunta Brienne después de un encuentro casual y muy movidito. En el lugar más inhóspito e inesperado de Los Siete Reinos, una sucia taberna, Brienne y su fiel escudero Podrick se encuentran con su objetivo: Sansa. Ésta y Meñique, después de abandonar el Nido de las Águilas, se dirigen a un lugar lejano y seguro. Brienne mantiene una charla con Meñique y Sansa, conocidos de vista de Desembarco del Rey, y después del rechazo de la pequeña de los Stark, ahora la guerrera va a encontrarse con el “no” de su hermana mayor. Y es que es normal, aunque Brienne se haya convertido en uno de los personajes más queridos, que apenas la conozcan y que sus dos protegidos anteriores (Renly Baratheon y Catelyn) murieran bajo su custodia no le hace ganar puntos ante las hijas de Catelyn.

Meñique no deja que Brienne se marche y se produce una persecución a caballo por los bosques con los soldados de éste. Esta frenética persecución se salda con la vida de algunos soldados de Meñique a manos de Brienne, la cual protege a Podrick en un acto de protección y gratitud por su fiel servicio. Todavía tienen tiempo de dar “caza” a Meñique y a Sansa, y es que, Brienne no se dará por vencida con el juramento que le hizo a Catelyn de mantener a salvo a sus hijas, y es que, con Petyr Baelish, seguramente no lo vaya a estar.

Jaime Lannister pone rumbo a Andalucía… digo, a Dorne

La Reina Madre, Cersei Lannister, recibe una amenaza por parte de Dorne hacia su hija, Myrcella, la cual permanece en dicho Reino por su boda concertada. La amenaza la lanza Ellaria Arena, la cual exige venganza por la trágica muerte de su querido Oberyn Martell. Jaime Lannister, para enmendar sus errores como padre, ya que el incesto le obligaba a ello, decide poner rumbo a Dorne para traerle de vuelta a su hermana a Myrcella. Y no irá solo, no. Jaime recupera a uno de los personajes más queridos de las últimas temporadas, Bronn, quien, tras pensarlo un par de veces después de estar asentado con una doncella de buena familia, poco tarda en aceptar la suculenta oferta de Jaime.

Ellaria Arena quiere venganza

En la propia Dorne, representado brevemente en este episodio por el Real Alcázar de Sevilla, Ellaria Arena exige venganza a Desembarco del Rey después del fatal asesinato (y una de las mejores escenas de la serie) de su amado Martell. El hermano de éste, y Señor de Dorne, Doran Martell, es más sensato que Ellaria y le confiesa que nunca bajo su gobierno matarán a una niña por venganza (en referencia a Myrcella Baratheon). Pero, “¿y cuánto durará eso?” le desafía Ellaria mientras abandona la sala.

Cersei impone su ley en Desembarco del Rey

Después de abrir las fronteras del mundo conocido, centrémonos ahora en lo conocido. La lucha de “divas” y egos en Desembarco del Rey va a ser más que notable durante el transcurso de esta temporada. Sin ir más lejos, en este episodio, después de los sucesos de la temporada pasada, Cersei impone a sus propios Consejeros en nombre de su hijo, el Rey. Su tío Kevan Lannister en seguida se huele la tostada y no permite que la Reina Madre dirija todo el cotarro. Cersei le nombra nuevo Consejero de Guerra, pero rechaza el cargo hasta que el propio Rey le nombre personalmente. Olé sus h*****, por fin alguien que le planta cara a Cersei más allá de Margaery Tyrell. La guerra entre ambas “is coming”.

Elecciones en la Guardia de la Noche

La lealtad es la idea base de la secuencia perteneciente a Jon Nieve de este episodio. Secuencia, por cierto, muy importante en la serie con un par de acontecimientos que seguramente cambien muchas cosas. El primero de ellos se produce después de la reprimenda de Stannis Baratheon a Jon Nieve después de acabar con el sufrimiento del Rey-Más-Allá-Del-Muro. En dicha conversación la idea de lealtad se plasma en la fidelidad de los pueblos salvajes hacia su líder fallecido; y la fidelidad de los pueblos norteños a su antiguo Rey en el Norte, que provoca el rechazo a Stannis. Éste, astuto, le promete a Jon Nieve nombrarle bajo todo los efectos “Jon Stark” para reinar de nuevo en el Norte.

Más tarde Jon Nieve (por ahora) le explica a Sam que rechazará la propuesta de Stannis ya que hizo un juramente a la Guardia de la Noche que remarca esta idea de lealtad que he comentado. Pero sin más preámbulos, vamos a la noche electoral de la Guardia de la Noche para elegir a un nuevo Lord Comandante. El nº 998 concretamente.

En un principio sólo hay dos candidatos. El favorito, Allister Thome, y que odia a Jon por su pasado con los salvajes; y un veterano de guerra llamado Denys Mallister. Antes de cerrar el plazo, Sam interrumpe ante la sorpresa de todos presentando la candidatura de Jon Nieve, quien salvó el Muro de los salvajes. La elección parece agradar a los Guardias de la Noche. Tanto que se produce un empate técnico entre Allister y Jon. Al final, el viejo Aemon Targaryen, decide con su voto el ganador. Habemus nuevo Lord Comandante: ¡Jon Nieve!

La justicia es igual para todos. Ahora

Si los problemas le crecían a Daenerys en el primer capítulo, en este se apoderan de ella. Después de la fase de conquista y liberación del pueblo libre, la nueva Reina quiere un nuevo gobierno justo dejando a un lado la Khaleesi más salvaje y regresando a la Khaleesi más bondadosa siguiendo los consejos del sabio Arstan. La justicia es igual ahora para todos, ya seas ex esclavo o ex maestro. Es por ello que después de que la peculiar pareja de detectives formada por Daario Naharis y Gusano Gris descubra a uno de los ‘Hijos de la Arpía’, se le obligue a tener un juicio justo.

Este juicio justo no lo ve con buenos ojos uno de los Consejeros, quien fue esclavo antes de la liberación de su “Mysha”. Mosqueado con la decisión se toma la justicia por su mano y acaba matándolo antes del juicio. La Reina se hace eco de la noticia y si iba a haber un juicio justo para el ‘Hijo de la Arpía’ lo habrá también para su consejero porque en su nuevo gobierno, la justicia es igual para todos. Este hecho provoca un caos en la Meereen donde ex esclavos la toman con todo el mundo (shhhhhhhhh), incluso con la propia Daenerys por ejecutar a uno de los suyos.

Por último la escena final, muy ‘El Hobbit: La desolación de Smaug’, nos deja ver que los problemas (menos mal, ¿algo positivo?) con su ojito derecho Drogon se han desvanecido. Tras acariciarle con algo de miedo, éste se deja querer y termina sobrevolando la ciudad de Meereen ante la atenta y preocupada mirada de su “madre”.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba