‘Juego de Tronos’ 5x03 (Review para lectores): llegó el divorcio con los libros

Por Ángela Pérez

(AVISO SPOILER)

El capítulo de ‘Juego de Tronos’ de esta semana ha supuesto un golpe tremendo para los lectores de los libros, ya que una de las tramas más sorprendes de ‘Danza de dragones’ ha quedado completamente descartada con los sucesos de la serie.
Además, el episodio no solo ha destacado por lo que han obviado, sino por el rumbo que han tomado ciertos personajes.
Empecemos por el principio, pero si no quieres saber nada de posibles teorías de ‘Vientos de invierno’, mejor que no continúes leyendo.

Las tramas más fidedignas

El capítulo comienza con la trama de Arya, que es una de las más fieles. Es cierto que los acontecimientos están sucediéndose más rápido de los normal y que quizás le falte un poco de contexto al tema de la orden de los Hombres sin rostro, pero en general me está gustando bastante.

Aunque estéticamente no se parece en nada a las descripciones del libro, los escenarios son maravillosos y el templo me tiene fascinada con todas sus esculturas y su ambiente.

La historia de Jon también sigue la línea del libro, aunque en la serie el personaje es mucho más duro. En el libro, Lord Janos Slint nunca suplica clemencia cuando va a ser ejecutado porque no piensa que John sea capaz de hacerlo. De hecho, John se muestra reacio en un principio, aunque lo acaba haciendo sin titubeos.

Y seguimos con las peleas de gatas

La trama de Desembarco del Rey ha quedado demasiado simplificada a lo que parece ser una pelea de gatas entre Margaery y Cersei. De hecho, me recuerda a la típica pelea entre una suegra y su nuera por el amor de su hijo y lo que supone el conflicto entre ambas es mucho más que eso.

La Cersei de los libros, en este punto, está totalmente ida de la cabeza y nunca hubiera permitido que su hijo se casara con Margaery en esas condiciones. Recordemos que en la versión literaria Tommen es un niño y no consuma el matrimonio en ningún momento, por lo que la alianza con los Tyrell es aún débil.

Además, en la serie vemos a una Cersei muy light y a una Margaery mucho más manipuladora de lo que es realmente. Por ejemplo, si la escena en la que se ríen de ella hubiera sucedido en el libro, estoy segura de que Cersei hubiera quemado otra torre con ella dentro.

Aún así, esta historia es salvable en comparación con la trama de Sansa que, desde mi punto de vista como lectora del libro, es totalmente desconcertante.

Una Sansa con muchas incoherencias

En ‘Festín de cuervos’, Sansa nunca llega a Invernalia sino que se queda en el valle prometida con un joven que será el heredero de toda la región cuando Meñique se cargue al hijo de Lysa Arryn.

Ramsay, por su parte, se casa con la mejor amiga de Sansa que se hace pasar por Arya obligada por los Bolton y los Lannister. Esta joven es víctima de las torturas del que fuera hijo bastardo de Roose Bolton, por lo que suponemos que si finalmente Sansa se casa con él, terminará sufriendo el mismo destino.

Desde mi punto de vista, esto no cazaría mucho con la evolución del personaje, que se supone que ha espabilado y se ha dado cuenta del valor que tiene ella como pieza del juego. De hecho, esto es precisamente lo que le dice Meñique en una de las escenas de este episodio.

A mí este tema me chirría muchísimo en varios sentidos, empezando por ciertas explicaciones que se dieron en la temporada pasada. Uno de mis capítulos favoritos de ‘Festín de cuervos’ es aquel en el que Sansa se da cuenta de que Meñique lo ha provocado todo y empieza su despertar. Esos momentos en los que va bajando del Nido de Águilas con su primo son fascinantes ya que empezamos a ver a una Sansa que está dispuesta a entrar en el juego.

Sin embargo, en la serie queda todo un poco de boquilla porque no me imagino yo a una Sansa que se va a dejar torturar y que va a hacer lo que su marido quiera, ya que no estamos hablando de una chica asustada que se hace pasar por otra, sino de la verdadera heredera del norte (según piensan todos incluida ella misma)

Yo pensaba (y esta teoría es muy personal), que Sansa iba a reclamar el norte con las fuerzas del Valle y es que no hay que olvidar que es de los pocos reinos que no ha entrado en la guerra y que cuentan con un mayor número de efectivos y riqueza. Ahora no lo tengo tan claro, aunque habrá que ver si Sansa vuelve allí o no.

Brienne y Jaime: dos historias totalmente inventadas

Lo de Brienne no sé muy bien por donde cogerlo porque en el libro no queda claro cuál es su futuro, y lo mismo ocurre con Jaime. Sus historias en la serie son consecuencia directa de haber eludido la ‘resurrección’ de Catelyn después de la Boda Roja, la cual se encuentra liderando una banda de leales al Rey Robert. Después de unos hechos que no están muy claros, se supone que ambos mueren (o al menos eso entendí yo).

Por tanto las tramas de ambos personajes en la serie deberían tener como final la muerte de ambos personajes, aunque están tan alejadas del libro que no puedo ni olerme lo que va a pasar (se aceptan sugerencias).

¿Dónde está Aegon?

Para darle emoción y dejar intrigados a los fans, en los últimos minutos vemos a Tyrion siendo secuestrado por Mormont. Pero si has leído los libros, esta secuencia te será de lo más traumática por dos motivos.

El primero de ellos es que vemos a un Tyrion demasiado afectado y demasiado moral. En el libro, sí que se acuesta con la prostituta y en todo momento mantiene una postura sarcástica y no victimista. No sé muy bien por qué ahora quieren hacer que tenga escrúpulos cuando precisamente la ausencia de ellos es una de las cosas que más nos gustan del personaje.

El segundo motivo tiene que ver con uno de los momentos más impactante de ‘Danza de dragones’, cuando descubrimos que uno de los hijos de Rhaegar, Aegon, sobrevivió. Esto ocurre antes de que Tyrion llegue a Volantis y sea secuestrado por Mormont, por lo que ya debería haber pasado en la serie.

Obviar a este personaje nos hace pensar que puede tratarse de un falso dragón y que su lucha en Poniente no terminará bien. Además, queda descartado como aspirante al Trono de Hierro, como una de las cabezas del Dragón y como todo. Vaya que ni pincha ni corta y que G.R.R. Martin nos la ha vuelto a colar.

No descartamos que pueda salir más adelante, pero la cosa no pinta bien para él ni para los hijos del hierro que, haciendo uso de la famosa frase, ni están ni se les espera (según algunas fuentes).

¿Qué supondrán estos cambios? ¿La serie nos está spoileando de verdad o cogerá otro rumbo totalmente diferente? Muchas preguntas sin respuestas que tanto el creador de la saga como los productores de la serie deberían aclarar porque a los seguidores de ambos formatos nos están dejando realmente desconcertados.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba