'Juego de Tronos' 5x04 Review para no lectores: rebeliones y más rebeliones

Por Diego Hidalgo

(¡Cuidado SPOILERS!)

Llegan rebeliones a Desembarco del Rey y Meereen

Los Reinos del joven e ingenuo Tommen Baratheon y de Daenerys Targaryen, allá en Meereen, se desestabilizan internamente por culpa de sendos grupos radicales y/o religiosos que no están a favor de sus políticas. La guerra y el olor a sangre, aunque sea en batallas internas como he comentado, por fin vuelven a ‘Juego de Tronos’ en uno de los mejores episodios de lo poco que llevamos de temporada.

En primer lugar, en Desembarco del Rey, Cersei, obsesionada con el poder y con la nueva Reina, Margaery Tyrell, intenta traer la estabilidad (su estabilidad) por medio de la religión (uno de los pilares que sostiene el Reino, según comentábamos en el episodio anterior). En concreto, firmando un pacto verbal con el Gorrión Supremo y la Fe de los Siete dotándoles incluso de armas. Armas que se convierten en armas de doble filo para Cersei. Por un lado, cumple con uno de sus objetivos, y es que la Fe irrumpe con violencia y sangre en todo lo pecaminoso (vino y prostitutas) llevándoles hasta el arresto de Loras Tyrell por sus prácticas sexuales. Este arresto enfurece a Margaery y la toma con su nuevo Rey (el pobre Tommen es un juguete para Margaery y para Cersei), al cual todavía le viene demasiado grande el poder y se ve incapaz de solucionar el problema sin tener que recurrir a la violencia. Cosa que no hará. Es aquí donde se convierte el arma de Cersei en un arma de doble filo.

Está bien que haya conseguido enfurecer a su rival, Margaery; pero también provoca que el pueblo esté más cerca de su nuevo Rey y tenga que sufrir una lluvia de insultos y barbaridades. Pobre Tommen que no tiene culpa de nada. Además, dicho doble filo seguramente aumente con el paso del tiempo porque una orden tan independiente y extremista es casi imposible que pueda ser controlada, incluso por Cersei.

Al otro lado del ficticio charco, en Meereen, Daenerys se encuentra con un problema similar al de Desembarco del Rey. Los Hijos de la Arpía atacan de nuevo la ciudad, pero aquí va mucho más allá de lo pecaminoso y atacan al reinado de Daenerys tendiéndole una trampa a su Ejército, los Inmaculados. Se produce una tremenda escena de acción y lucha entre los Hijos de la Arpía y los Inmaculados, inferiores en número y sin salida por culpa de una emboscada, que se cobra con la vida de muchos de éstos.

Al combate se le une el viejo Ser Barristan, que después de una emotiva conversación con Daenerys sobre los tiempos en los que servía a su hermano y el afecto que sentía por él, cae valerosamente en batalla. Y es que ya se intuía algo después de tal afectiva charla entre la Reina de Dragones y el viejo sabio. También, Gusano Gris cae en batalla, sin embargo, por éste todavía tengo depositadas algunas esperanzas de que sobreviva debido a su fortaleza física y, últimamente, emotiva.

Cuestiones padre e hija

Uno de los momentos más emotivos del episodio es la confesión de Stannis Baratheon a su hija, Shireen, cuando le responde a la pregunta “¿te avergüenzas de mí, papá?”. Shireen, aislada en una torre en Roca Dragón presa (literalmente) por su enfermedad, nunca se ha sentido respaldada y querida por sus padres. En este episodio Stannis cuestiona este sentimiento confirmándole su amor. “Tú eres la Princesa Shireen de la Casa Baratheon. Y tú eres mi hija”. Por muchas sombras oscuras y demás, Shireen siempre será su pequeña.

No sabes nada Jon Nieve

Melissandre se queda a solas con Jon para comprobar y demostrar toda la fe que tiene puesta Stannis en su persona. Tras rechazar Invernalia y el puesto de Guardián del Norte (curiosamente Jon firma a regañadientes una carta de ayuda a Roose Bolton), ya que en breve será re-conquistada por Stannis, Melissandre pasa al Plan B desnudándose delante de Jon. Éste evita la tentación diciéndole que “ha hecho un juramento”, pero en seguida confiesa que todavía “la sigue amando”. Efectivamente, a Ygritte. Para sorpresa de todos, Melissandre se despide de él con el característico “no sabes nada Jon Nieve” de su amada pelirroja. ¿Cómo conocerá Melissandre estas palabras? Cosas de brujas.

Sansa Stark, ¿la Guardiana del Norte?

Petyr Baelish “Meñique” encuentra en la cripta a Sansa rindiendo culto a uno de sus antepasados más cercanos: Lyanna Stark, hermana de su padre. Allí, Meñique le recuerda el famoso campeonato del Príncipe Rhaeger Targaryen (de nuevo mencionado en el episodio) y a continuación le cuenta sus planes venideros. Pasado y futuro del Norte. El pasado ya lo conocemos, pero el futuro está todavía por escribir.

Meñique le cuenta a Sansa que se marcha a Desembarco del Rey por la carta recibida de Cersei. A ésta al principio no le gusta la idea de quedarse sola con gente a la que detesta, pero es que, ¿acaso ya no ha vivido tal situación antes? Petyr la consuela garantizándole el título de Guardiana del Norte una vez las tropas de Stannis Baratheon tomen Invernalia. Y si no es así, siempre le quedará el arte de la manipulación y la persuasión, que para eso está aprendiendo del mejor.

La extraña pareja: Jaime y Bronn

Jaime Lannister y Bronn ya están en territorio dorniense para traer de vuelta a casa a su sobrina/hija Myrcella Baratheon. Esta trama se está convirtiendo en una de las favoritas gracias a la extraña mezcla que forman Jaime y Bronn. Y de raras parejas ya sabe Jaime, que con Brienne, formó también una trama inolvidable en la tercera temporada y que seguramente vuelvan a reencontrarse más tarde que temprano (casualmente navegan por el lugar de nacimiento de ésta). En este caso, el ingenio y la ironía de ambos forman unos diálogos y unas situaciones muy divertidas. Chistes de mancos o desayunos de serpientes, son algunas de las anécdotas de esta extraña pareja.

Para ponerles a prueba nada más llegar a tierra, la pareja deberá enfrentarse a cuatro jinetes dornienses. Aquí por primera vez Jaime pone en práctica sus entrenamientos de esgrima con la mano izquierda. No le van muy bien, la verdad, pero como a muchos otros Lannister en el pasado, el oro consigue salvarle la vida. Me refiero a su mano de oro, con la cual detiene la espada de su rival y le permite acabar con él.

Tres grandes guerreras

Este episodio nos sirve de breve presentación para tres personajes principales en esta temporada: Tyene, Obara y Nymeria, hijas bastardas de Oberyn Martell. Éstas, junto a Ellaria Arena, planean con furia la venganza contra los Lannister y más si cabe cuando se enteran que uno de ellos, Jaime Lannister, está en su territorio. En próximos episodios veremos más desarrollados a estos personajes que seguramente den mucha guerra en la serie (nunca mejor dicho) con sus lanzas y sus latigazos.

Tyrion prisionero. Otra vez

A Tyrion le hemos visto muchas veces como prisionero y para no romper con la tradición, su libertad le ha durado poco por culpa del sentimiento de redención de Jorah. En el final del episodio anterior Jorah iba le captura con el fin de entregarlo a “la Reina”, pero no nos decía cuál. Aparentemente Cersei, pero realmente, como ya nos intuíamos aquí, se refería a Daenerys, con la cual quiere llegar a la paz entregándole al ‘Gnomo’. Sin embargo, Jorah no sabía que Tyrion también se dirige hacia el mismo objetivo. Están “en el mismo bando”.

En esta escena cabe destacar la inteligencia y la rapidez con la que Tyrion resuelve (con algunas pistas que hay en la pequeña embarcación donde se encuentran) la identidad de su raptor. Eso y su insaciable alcoholismo.

PROMO ‘Juego de Tronos’ 5x05: ‘Kill the boy’

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba