'Masters of Sex' 3x08 Review: el precio de enamorarse

Por Juan Carlos López Sáez

A pesar de que esta siendo una temporada de lo más irregular, 'Masters of Sex' deja esta semana un buen episodio con momentos memorables. Ya no sé si es por suerte, o porque los guionistas necesitan su tiempo, pero de vez en cuando aciertan a la hora de aprovechar los grandes secundarios como Betty, y dejar de lado tramas que resultan aburridas y que se han llevado más tiempo del que merecían.

Esta semana cada personaje ha encontrado un sustituto para evadirse de su realidad, esa de la que en ocasiones se busca dejar apartada, pero que siempre vuelve.

(¡Cuidado SPOILERS)

El precio de enamorarse

Virginia hace creer a Bill que tiene gripe para poder escaparse a Las Vegas para acompañar a Dan a una reunión de negocios, y disfrutar por primera vez de lo que se suele llamar popularmente vacaciones. Dan es la antítesis de Bill, prestando atenciones a su chica, t mimándola todo lo posible. Pero el carácter de Virginia es difícil de dominar, y en lugar de esperar a Dan dándose masajes, decide irse a donde le plazca.

Virginia no desconecta y hasta en el casino estudia las reacciones de placer que tienen sus acompañantes al ganar dinero. Es por eso que Dan, que ya la comienza a calar y sabe que no la podrá mantener en la habitación de hotel, o de compras, decide que le acompañe en su reunión de negocios, encontrando en Virginia una socia imparable.

Tras un altercado por un joven recién llegado de Vietnam al que han echado de casa por su adicción a las drogas, Virginia baja de su nube al recordar que su hijo vive esa guerra en primera persona.

Dan acepta las peticiones de su chica por tal de complacerla y ayuda al joven, pero desconoce que Virginia descubre que ha rechazado una oferta de 60.000 dólares del casino, y todo puede deberse a que el hombre de negocios que parecía un mujeriego, ha caído rendido ante élla, y es incapaz de permanecer lejos mucho tiempo.

Cuando a,bos vuelven a casa de Virginia, Bill se acerca a darle sopa para su supuesta gripe, pero Johnson sigue con su teatro dando muestra de que Dan está resultando ser más importante de lo que parecía en un principo.

Libby y su vía de escape

La semana pasada dije que si Libby no se acostaba con su vecino, marido de su gran amiga, no entendía hacia donde iría esa trama, y finalmente, mis predicciones se han cumplido. Libby solamente disfruta durante el acto, pero después se va lo más rápido posible para volver con su familia.

Ante los reproches de él por su actitud, Libby confiesa que Robert, su anterior amante, murió de forma trágica en un accidente de coche sin que tuvieran oportunidad de despedirse, algo que no ha logrado superar.

Sinceramente, el tratamiento de Libby me parece absurdo, y no porque recurra a su vecino porque su matrimonio esta más que muerto, sino porque su comportamiento carece de sentido, y es que en lugar de dejarse querer tiene una actitud pasiva constante que la hace insufrible.

Los sustitutos

Mientras Virginia miente a Bill, este hace lo mismo cuando inicia un proyecto que su compañera no aprueba, buscar colaboraciones para ayudar a personas incapaces de mantener relaciones sexuales.

Lo importante de la trama es la llegada de Nora, una joven que fue vecina de Bill y Libby y que está entusiasmada con todo el estudio de Masters y con ser parte de él. El doctor tiene cada vez más interés puesto en élla, y todo se vuelve más personal cuando la ayuda al descubrir que se encuentra en la calle, y ha dormido en la clínica desde que llegó.

¿El Permiso?

Nora produce una escena muy curiosa. Bill narra a Libby (él preparándose para dormir, y élla en la cama desde hace tiempo) la llegada de Nora, a la que Libby recuerda como una dulce niña y que le produce lástima por el hecho de que se presente voluntaria para el estudio.

Bill defiende su estudio y comenta que no le parece mal que alguien se acueste con un desconocido para ayudarle debido a que es una necesidad humana. Y lo importante es que parece que da permiso a Libby para mantener relaciones fuera del matrimonio al no tener entre éllos. Será el detonante que haga que ambos se revelen que se han estado engañando durante años? (algo que imagino se producirá en la season finale).

La Visa Gorda

Betty cuela a su novia y al más que fértil Dr. Austin para que Bill les ayude a qu se quede embarazada. No solamente mienten diciendo que están casados, sino que Austin se define como un hombre de éxito cuando la realidad es que se encuentra sin familia, y a cargo de una bar de striptease que da más pérdidas que ganancias.

Bill descubre el pastel y se enfrente a Betty, el mejor personaje de lejos, quien no se corta a la hora de dejar claro que la sinceridad no es algo que se dé comúnmente en la clínica, y que élla hace la vista gorda constantemente.

Ante la negativa de Bill, el trío lo prueba de la forma natural, con Betty pendiente de su pareja durante el acto.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba