'El Ministerio del Tiempo' 2x09 Review: Las fechorias de la vampira

Por Juan Carlos López Sáez

'El Ministerio del Tiempo' está pasando un momento delicado. El error (reconocido) de TVE al no anunciar el parón de varias semanas, ha mermado su audiencia haciéndole marcar mínimos,. Y en cuanto a sus tramas, aunque las historias episódicas siguen resultando interesantes, se echa en falta a Pacino, y unas tramas centrales a la altura de la magnífica primera tanda de episodios.

Pero los ministéricos seguimos disfrutando gracias a los grandes fichajes como el de Alexandra Jiménez esta semana, y descubriendo personajes históricos que de otra forma seguramente muchos no conocerían. Para colmo y como nota personal, para mí resultaba muy interesante el episodio porque la llamada vampira del Raval era de Sant Feliu de Llobregat, que no tiene nada de interés general pero es que es mi ciudad, y en Barcelona corren leyendas urbanas sobre el personaje.

Hay que reconocer el valor que el equipo de guionistas está teniendo al cambiar tanto el tono de un episodio a otro, y si la semana pasada nos reíamos con la primera misión de Velázquez, en este capítulo nos presentan historias bastante duras y emotivas, con la importancia de las familias como tema central, y unos protagonistas que comienzan a sentir el desgaste que conlleva su trabajo.

Cuidado: ¡SPOILERS!

La vampira

La nueva versión de la vampira del Raval llevaba gestándose desde hace semanas sin que el espectador se diera cuenta. Gracias a que se habla de un pasado como sirvienta, los guionistas tuvieron las perspicacia de aprovechar el hecho de que Amelia es de la misma época y unirlas poniéndola a trabajar en la casa de la familia Folch. Pero lo mejor es que la han presentado antes para que el espectador se familiarizada con ella antes de contar su historia.

Tras ser despedida por Amelia al intentar robar unas joyas de la familia, Enriqueta, que siguió a Amelia a través de las puerta descubriendo su secreto, vuelve angustiada al descubrir su horrible futuro como la vampira del Raval, una lunática que tras perder a su bebé por la extrema pobreza que sufría, se dedicó a secuestrar y asesinar niños por el famoso barrio barcelonés. En su intento de cambiar ese futuro, Enriqueta lleva sin querer a su versión oscura por los pasillos del ministerio, con la mala suerte de que ésta escapa por una puerta de la que se desconoce el número (y a que año ha huido).

Las gemelas en diferentes épocas

Alexandra Jiménez interpreta a una joven que descubre una foto suya de 1927 como integrante de las llamadas Las Sinsombrero. Irene, que se encuentra en el museo, se siente atraída por la joven y comienza a indagar en su historia, que se vuelve más compleja cuando descubre que la chica sufre constantes pesadillas con imágenes que no entiende pero que pueden ser de un pasado que desconoce, ya que fue adoptada con cinco años.

Irene viaja a 1927 para conocer a Las Sinsombrero y resolver el enigma de la foto, y comprueba que la chica de la foto es idéntica a la de la actualidad, y con el mismo ADN.

Tras una sesión de hipnosis con la chica de la actualidad, se descubre que ambas vivieron en los años 20 en un internado donde apareció Enriqueta en su versión de vampira, y se llevó a una de las hermanas a 1986, separando a las gemelas y haciéndolas vivir en épocas diferentes.

En esa sesión, se descubre la puerta por la que escapó la vampira, y como tuvo mucho que ver con los famosos caso de niños robados.

El caso más complicado y personal

Impactados por las fechorías de Enriqueta, y con la revelación de que Salvador fue un niño robado, los agentes dan con el doctor que vendía niños a familias adineradas y que utilizaba a Enriqueta para que le proporcionara niños a los que secuestraba a cambio de joyas y dinero.

Julián y Amelia vuelen a hacerse pasar por un matrimonio, pero esta vez fingen no poder tener un hijo y buscan que el doctor les venda uno. En la corta escena de ambos se comprueba como Julián esta olvidando a su ex por estar enamorándose de Amelia, pero ésta, que bebía los viento por él antes de que se fuera, se ha vuelto fría y distante tras la marcha de Pacino, con el que llegó a perder su virginidad.

Ya en la consulta, y sin poder aguantar mucho tiempo la farsa ante lo desagradables que les parecen las prácticas del cirujano, Alonso irrumpe por la fuerza para que el doctor les ayude a localizar a Enriqueta.

Pero el problema es que la vampira amenaza con matar a un niño, y la vida de este crío es esencial para no cambiar la historia, por lo que no tienen más opción que dejarla escapar.

Como era de esperar, Enriqueta acude al ministerio pretendiendo huir a otra época, pero Salvador ha iniciado el bloqueo de todas las puertas, y la Enriqueta más joven ayuda a hacer entrar en razón a su versión futura, que termina siendo capturada.

Una nueva agente

Con todo resuelto, Irene comenta a Salvador que la chica a la que ha ayudado podría ser una gran agente, y como voto de confianza (hay que recordar que Irene reclutó a Amelia), Salvador le da permiso para reclutarla.

Ambas viajan a 1927 para que la chica descubra toda su historia, y entienda que ambas gemelas sufren las mismas pesadillas aún estando en diefrentes épocas, pero también que no pueden comunicarse pro el shock que le supondría a la que vive en 1927.

Ernesto finaliza su búsqueda

Ernesto localiza a su hijo, y le sigue la pista gracias a ser afición como youtuber de explicar su vida a través del canal de vídeos. Gracias a un consejo de Enriqueta (en su versión sana), decide ir a conocerle y prestarle su ayuda. Pero este encuentro no resulta ser como era de esperar, cuando el hijo le dice que no ha echado en falta tener un padre y no ve necesario comenzar una relación de padre e hijo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba