'El Ministerio del Tiempo' 1x07 Review: el hombre que hizo tambalear los viajes

Por Miriam Ortiz

Tras un parón en nuestras reviews ministeriales regresamos con fuerza tras la semana de pasión (para los que hayáis tenido vacaciones afortunados de la vida).

Nuestro 'Ministerio del Tiempo' ha seguido de misión en misión dando tumbos por la historia, sin mayor trascendencia. Ya se sabe que esta serie tiene capítulos cerrados en los cuales la trama argumental de la serie avanza más bien poco. Y eso no es bueno para ellos, ya que, desde mi modesta opinión, debería haber algún misterio más, grande, inexplicable, que nos pueda dejar perplejos y que nos haga pensar, cavilar durante horas. Eso es lo que queremos. Porque sino, da igual perderse un capítulo o dos, la serie se puede reenganchar perfectamente.

Igual es que a mi me gustan mucho las conspiraciones y, en ese aspecto, la veo un poco plana. Porque, cuando has visto muchas series, enseguida caes en qué puede estar pasando, cómo se va a resolver X cuestión....Quiero que me sorprendan. Por eso esta serie ha pasado de causarme muy buena impresión a dejarme fría. No está mal, pero solo me entretiene un ratejo. Vamos, no es para hacerme ministérica oficial (y lo siento por los ministéricos, pero se me empieza a edulcorar).

(Incluidos spoilers, ándense con ojo)

Viaje al pasado

1960 Irene trata de suicidarse desde lo alto de una azote. Dicen que es muy buena Cayetana como actriz, creo que es un rumor infundado. Llorar parece que no es lo suyo, no me genera esa sensación de que alguien se va a precipitar al vacío en cualquier momento, ni por asomo

El Doctor Bacterio de 'Mortadelo y Filemón' va en su rescate, y la convence para no saltar. Así es como la ficha el Ministerio.

En el presente: Irene está hablando con su novia, todo sin trascendencia. Lo único que me intriga es, si tiene novia ¿porqué puñetas quiere tirarse todo lo que se menea con tetas? Esos tópicos homosexuales y su promiscuidad no hacen mucho favor a la sociedad.

¿Quién es Armando Leiva?

Por lo visto ha muerto un tal Armando Leiva, el agente que la reclutó, vamos el Bacterio. Es un héroe de la guerra Carlista. Él tenía el puesto de Ernesto. Todo esto lo cuenta Angustias, la cual hace el papel cliché de secretaria funcionaria de toda la vida, cansina del todo.

¿Y qué pasó Angustias hija, que te gusta hacerte de rogar?

1841: el hijo de Leiva enfermó de leucemia. Le pidió a Salvador trasladarle al S. XXI, en ese tiempo sí hay cura. ¿Esa es la cobertura sanitaria que ofrece el Ministerio?

Y Leiva se convirtió en un radical, ooh tienen que ponerle cara de malo porque es un rebelde que solo pide un poco de justicia....

1053: Salvador e Irene van al entierro de Leiva, en la época que, como anteriormente hemos visto, mandan a quien quieren borrar de la historia. Principios de la edad media es la mejor cárcel. Lo que no entiendo es, si tanto mal les hizo como para mandarle allí ¿porqué van a su entierro? De Irene se puede comprender, pero ¿Salvador?

2003: Todos son super coleguis y beben en horas de trabajo ¡ejem! Si tan buenos amigos son ¿no le podían mandar a un sitio mejor que 1053? Por muy anarquista que se haya vuelto.

2015: Julián anima a Irene, que parece algo afligida por la muerte de su maestro Jedi del tiempo, y se van de copas. Aquí volvemos a escuchar a Irene justificar sus escarceos amorosos, porque claro no cuenta que sea en una época anterior. Pero chica: tú eres tú, eres la misma, en este tiempo o en otro ¿no tienes remordimientos?

Da igual, carpe diem, y en mi casa vida familiar....(no os dejéis engañar, esto en la ficción está muy bien, en la vida real da muchos quebraderos de cabeza, seguro...imagino, no lo he probado).

La vida de Irene

A Irene le obligaron a casarse con 17 años con un hombre, así que tiene que aprovechar el tiempo perdido. Julián intercambia miraditas con una desconocida en la barra del bar y, ¡zasca! de pronto están teniendo sexo salvaje. Julián por fin la mete en caliente después de años

Unos compañeros de Leiva sacan su ataúd y le 'resucitan'. El viejo truco de hacerse el muerto y paralizarse el corazón unas horas.

Julián, tras despertarse de una noche de pasión, echa a la petarda que, se parece un montón a su mujer. No está para hostias, un polvo vale, pero tampoco es para irse a comer juntos. Y en ese momento cae en algo, recuerda las palabras de Irene 'está de guardia' y comienza a rebuscar entre una agenda...¿qué se le habrá pasado a este hombre ahora por la cabeza? Olvidar es imposible, pero ¿logrará seguir con su vida en algún momento?

2012: somos una pareja super happy y nos queremos mucho, love love. Está claro que Julián necesita un buen motivo para seguir adelante, y el Ministerio no ayuda.

No se qué les ha dado en este capítulo con cortar la pantalla y poner varios planos, es un recurso que, en un momento dado, puede quedar bien. Pero se pegan así todo el capítulo.

Un viaje a un pasado aún más lejano

Ernesto y Alonso regresan a 1053 para investigar la desaparición del cuerpo de Leiva. Alonso se siente genial, por fin puede hacer una referencia histórica sin que sepan de qué habla, ay estos del pasado.

El Leiva del futuro, el resucitado, atraviesa las puertas hasta 2005, para meterse a buscar en el ordenador de Salvador sobre su época, noticias de 1844 y la reina Isabel II. Seguramente el propósito de Leiva sea sabotear el Ministerio. La reina va a visitar el Ministerio, él como ya lo sabe aprovecha el momento. Han inhibido la señal telefónica y wifi (sigo dándole vueltas a cómo han construido la red sin que se entere nadie y cómo se puede llamar entre épocas así como así, pero es ciencia ficción no le demos vueltas).

Van a atentar contra Isabel II. La historia es ¿ese atentado fue planeado por Leiva en realidad desde el principio? ¿o solo quiere hacerse con el poder del Ministerio salvando la vida de la reina?

Encierran a la reina Isabel, la reina regente María Cristina y al panoli del ministerio en una cámara.

Irene va hasta casa de Julián, su casa de 2012, y allí está junto a su mujer ¿la engaña con ella misma o ella le engaña a él sin saberlo? Vaya paradoja. Este Julián un día la va a liar parda.
Armando se ha hecho con las riendas del Ministerio, llama a Salvador para contarle su plan (vaya plan de mierda llamarle para decírselo). Quiere que ganen los Carlistas, total monarquía o fascistas, que mas da, lo único que quiere es cargarse un poco la historia de España. ¿No queríais que nada cambiase, ni por salvar a un pobre niño? Pues toma.
Ernesto, Alonso y Amelia, que son enviados los primeros a 1844, son descubiertos en un plis plas. Alonso es herido de gravedad “oooh me muero, un cura, necesito expiar mis pecados” (tal vez no lo dijese así, pero no le oímos así que).

Tiemblan los cimientos del Ministerio

Salvador llama al ejército para que acuda a 1844 (¿llama al ejército de ahora o al de entonces?)
Irene y Julián van por su cuenta y en un momento caso cerrado. La reina regente se alegra mucho, como la mayoría, al ver aparecer a Julián. Sí, es lo único con lo que me he quedado. Al final, tras parecer un drama sin remedio, siempre se soluciona mandando las patrullas por separado, que sino ¿cómo van a salvarse los unos a los otros?

Leiva tiene retenidos a Salvador y Angustias ¿será que el propio Ministerio no tiene personal que le detenga? Entiendo que se haga con todos en 1844, pero en 2015....Total, se la pela todo, solo quiere una cosa, saber quién le ha traicionado. Como todos ya sabemos desde el principio ha sido Irene, el porqué ya es otra historia que espero que cuenten, ya que no puede ser solo porque sea un rebelde, los rebeldes molan, ni por un triste ascenso.

Así que, en venganza, porque a estas alturas del capítulo ya sabemos que todo es una venganza de Leiva, intenta tirar a la novia de Irene desde el mismo precipicio desde el que ella intentó suicidarse. Me hubiese gustado ver a Leiva llamarla al móvil “oye, por si no caes en dónde estoy ni con quién, quedamos en la azote, tengo a tu novia atada a una soga”. Porque, hasta que no llega Irene, no tiene mucho sentido ver a este señor con la otra “mmmm puess te voy a tirar, pero a la vez te tiro de la soga para que no caigas, aunque sea un sinsentido”.

El Bacterio le escupe sus reproches a Irene, le cuenta a su mujer la verdad sobre ella y ala, ya se queda a gusto el hombre.
“Tú hundiste mi vida, y yo acabo de hundir la tuya” chof, taluegooo. Muy romántico eso de suicidarse después de llevar a cabo tu malévolo plan. Yo me hubiese quedado para joder un poco más.

María Cristina no quiere gobernar

María Cristina nos quiere gobernar y no le vamos a seguir la corriente ¿hola? Salvador y Ernesto se ponen graciosetes, pero no en plan Berto y Buenafuente, duo cómico pero sin gracia. Por lo visto la reina regente, María Cristina, se ha quedado bastante chinada con las puertas del demonio. Pero a Isabel II le molan, claro como no. Así que habrá que complacerla, que para eso es la reina y hay que lamerle el culo. Vamos a comprar a la reina niña con...¡cine en 3D! También podrían haberla llevado a un concierto de Justin Bieber....¿os imagináis que se encapricha de él y lo tenemos de rey? Buf dejemos de imaginar.

Irene se ha quedado soltera, pero no es el fin del mundo. Y a Julián...siempre le quedarán las cañas. Esa insistencia con su pasado es obsesiva, no entiendo porqué el Ministerio no le pone un psicólogo. En serio, mala la cobertura sanitaria, así va la Seguridad Social. No entiendo cómo no han viajado al pasado aún para evitar que Rajoy gobierne. Sus motivos tendrán....y seguro que no son buenos, cada vez me dan más mala espina, gente que para trabaja para los gobiernos de España...buf.

Y con un abrir y cerrar de ojos se acaba este capítulo que, personalmente, tampoco ha sido para tirar cohetes, yo le daría más caña al Ministerio. Leiva debería haber tenido un propósito más inteligente. Le han puesto de malo maligno, y creo que han dejado que el personaje muera por sí solo (no solo literalmente) ya que prometía mucho y al final era un simple hombre llevado por la ira.

No queda nada para acabar la temporada, la primera de esta serie que ha movido a muchos seres a imaginarse viajando cómodamente a otras épocas con la tecnología de hoy, y con señal de cobertura a tope.

Lo mejor está por venir ¡Jordi Hurtado! Seguro que luego solo sale medio micro segundo, pero todos soñamos con dejarle una España mejor de cara a la guerra con las máquinas.

Saludos desde 2046.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba