‘Modern Family’ 7x01 Review: un comienzo muy distinto a todo lo anterior

Por Cristina Company

La familia más surrealista de Los Ángeles llega una temporada más, la séptima de 'Modern Family', cargada de nuevas historias y tramas que quedaron pendientes en el final de la sexta temporada. El primer capítulo recoge todo lo vivido por esta familia durante sus vacaciones de verano.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Todo bajo control

Si por algo se ha caracterizado siempre Alex es de ser la responsable de la familia. Pues bien, parece que su novio es EXACTAMENTE igual que ella. ¿Os acordáis del chico que tenía la misma media y que competían para ver quién quedaba primero de clase pero al final resulta que se enamoran? Pues siguen juntos.

Siguen juntos y muy, pero que muy, felices. Pero todo tiene un final y el suyo está más que pactado. El día del trabajo ambos romperán para marchar libres hacia una nueva etapa en su vida: la universidad. Es que claro, ¡la estadística dice que las relaciones a distancia no funcionan! Y parece que ellos no están dispuestos a arriesgarse.

Ya ha llegado septiembre y, tras romper, Alex está destrozada. Después de una conversación con su tío Mitchell, decide volver con su novio. Finalmente, la lógica e inteligencia no puede con el amor y deciden apostar por una relación a distancia.

En busca de la guardería perfecta

Fulgencio Joe Pritchett se ha hecho mayor. El nuevo actor que interpreta al hijo de Jay y Gloria (Jeremy Maguire) ha tenido su debut en el primer episodio en el que sus padres buscan una guardería para el niño.

La guardería tiene que ser perfecta. Por eso deciden ir a Davenport: perfecta, llena de hijos de famosos y con una educación excelente. Sin embargo, hay lista de espera (hasta hay lista de espera para el siguiente curso). La directora de la guardería les recomienda The learning barn.

Como una de tantas diferencias que tienen, a Gloria le encanta esa nueva guardería pero Jay no la soporta. En esta escena no podían faltar las pinceladas cómicas en las que Joe mata, mientras jugaba, a uno de los pollos que merodea por su nueva guardería. Veremos si durante su estancia en esa ‘comuna hippie’ (como le gusta llamarlo a Jay) no hay más altercados ni víctimas mortales. Aunque con Joe es muy difícil que no pase.

Cómo sobrellevar una mala racha

Mitchell es el encargado, en este capítulo, de mostrarnos cómo una pérdida de empleo puede ser crucial para nuestro estado de ánimo.

Para la familia Tucker-Prtichett, junio llega cargado de facturas pendientes y con el sueldo de Cam como profesor como único ingreso.

Cameron, como buen marido, le dice que solo es una racha. ¡Ha tenido una gran idea! Mientras se pluriemplea como profesor de autoescuela, Mitchell puede buscar algún hobby para pasar el tiempo hasta que encuentre otro trabajo.

Pero este gesto de bondad le dura poco. Cam no soporta mantener a la familia mientras Mitch se dedica a perseguir sus sueños. Empieza a cansarse y decide buscarle trabajo de forma sutil, que parezca que el trabajo va hasta su marido.Para ello, recurre a un antiguo jefe de Mitchell. Cuando su jefe lo ve tan relajado es incapaz de ofrecerle el puesto de trabajo.

Para finalizar esta subtrama, Jay nos ha dado una lección de que puede ser un gran padre y preocuparse de su hijo cuando lo necesita. Gracias a una conversación muy personal entre padre e hijo, Mitchell se ha dado cuenta de que la única forma que tiene de volver a estar bien es ser el que era antes y eso significa volver a trabajar.

Relaciones que nunca acaban

El último capítulo de la sexta temporada dejó la trama principal abierta. Nos dejó a todos con ganas de saber qué pasaría entre Beth, Andy y Haley. Esto se ha resuelto en este capítulo… ¿o no?

Esta ha sido, también, la trama principal del episodio. El cual comienza con una llamada de Phil a su hija en la que le advierte de que Andy va a proponerle matrimonio a Beth. Junto con Claire, Haley está dispuesta a interrumpir esa proposición y declararse a Andy cual película romántica. Claire la avisa de que esté segura de ello y de que no es uno de tantos amores de Haley. Esta decide no hacer nada y dejar pasar la oportunidad.

Haley está muy triste y Claire se alimenta de esa tristeza para poder tener una relación cercana con su hija. Phil, que parece estar en un segundo plano y no enterarse de nada, se da cuenta de que su mujer se está aprovechando de su hija y decide hacer que Haley salga de casa en una tarde de cine con la familia.

¡En qué momento! Al menos eso piensa Claire porque, ¿a quién tenían que ver? Ni nada más ni nada menos que a Dylan. La relación de nunca acabar vuelve a las andadas. Esta reconciliación, tantos años después, hace enfadar a Claire pero a Phil le encanta.

Claire se arrepiente de haber parado a Haley el día que Andy le propuso matrimonio a Beth. Mientras le cuenta a su marido como se siente al respecto, Andy escucha a los Dunphy. Este se pone muy nervioso y se marcha estresado. Tanto, que un mes después aparece así:

En la típica comida familiar, que no falla en ningún capítulo, Haley se entera de que sus padres han hablado de la situación de su hija mientras Andy les escuchaba.

Haley decide hablar con él, está preocupada por Andy. Pero él salta a la defensiva y ambos acaban discutiendo sobre lo horrible que es la pareja del otro. Parece que esta relación, de momento, queda atascada.

Este capítulo ha sido bastante distinto al resto en cuanto a estructura. La división por meses, las pocas confesiones a la cámara y la ausencia de una reflexión final es lo más destacable y novedoso. Sin embargo, aunque no sea un capítulo ‘típico’ de la serie, ha seguido sorprendiéndonos y consiguiendo que nos encariñemos, aún más (si es posible), con los personajes. Eso sí, sin dejar de reírnos ni un solo segundo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba