'Modern Family' 7x15 Review: una familia de mentirosos

Por Cristina Company

El último capítulo antes de un nuevo parón (sí, otro) de una semana. Esta vez, la familia más peculiar vuelve a la carga con muchas mentiras y muchas, muchas, cosas que ocultar al resto de sus familiares.

(¡Cuidado SPOILERS!)

La lista negra de las bodas

Cam y Mitch han asistido a una boda de unos amigos, que organizaba Pepper (su amigo tan excéntrico), el cual está cada vez más enfadado por el desastre de boda que tienen montada.

Mientras Lily se queja por todo, Cam y Mitch buscan sus asientos. Al encontrar dónde les toca sentarse descubren que están apartados y marginados del resto de invitados. Estos no paran de preguntarse el por qué ya nunca les invitan a bodas y cuando lo hacen es de esta forma. Pero claro, siempre acusándose mutuamente de que es culpa del otro.

Cam acusa a Mitch de ser ‘gafe’ y, como abogado, autorecomendarse como abogado de divorcios. Al final, le preguntan directamente a Pepper. Este les contesta que es lo máximo tras rechazar otras invitaciones sin explicaciones, excusas o ni siquiera un regalo. El matrimonio no se explica que ha podido pasar hasta que aparece Lily para confesar. Resulta que rechazaba las invitaciones antes de que sus padres las viesen para no tener que aguantar la vergüenza que le supone cuando bailan. Lo que sirve de motivo para que Cam y Mitch bailen más efusivamente.

Un asistente multitarea

Vamos a dar paso a la familia Dunphy y al nuevo trabajo de Claire (desde que trabaja como jefa ya no se puede hablar de otra cosa). Claire está cumpliendo al 150% como jefa y como madre, lo que reduce a Phil a un desatendido de la familia y a Claire como la supermujer. Esto pone celoso a su marido el cual quiere encargarse de todos los recados de sus hijos.

Finalmente y tras intentarlo con todas sus fuerzas acaba fracasando, pero de nuevo Claire se ha adelantado. Phil no cree que Claire sea capaz de hacer todo lo que dice hacer así que repasa, paso a paso, todo lo que su mujer afirma haber hecho.

Como Phil pensaba, era imposible, no cuadraban los tiempos. Pronto se descubre que Claire tenía un asistente a cargo de su familia. Sin embargo, se da cuenta de que por culpa de contratar a ese chico ha descuidado su relación familiar por lo que decide prescindir de sus servicios. Phil pese a que buscaba una explicación, al escucharla, es incapaz de pedirle explicaciones. Simplemente, se limita a ayudarla.

¡Que no te pillen!

Esta trama tiene un eje centrado en tres historias paralelas, las cuales se basan en un mismo objetivo: no ser pillados por su familia. Por un lado, Luke y Manny han faltado a clase para ponerse a ver pornografía (que malotes, ¿eh?) y tras enviar un justificante desde el portátil de Gloria se disponen a verlo, sin embargo el ordenador se rompe.

Por otro lado, Jay no ha comprado la comida a Stella por lo que decide darle un plato de un guiso que elabora Gloria y que su marido odia, pero no puede decírselo. Además, la colombiana está cansada de que Joe no duerma por las noches por lo que aprovecha cuando se queda dormido en el coche para dejarlo ahí un rato, cosa que mosquea a Jay.

Entre unos intentando arreglar el ordenador, Jay intentando que Gloria no le pille con la comida para Stella y Gloria intentando que su marido no vea que Joe duerme solo en el coche, la familia al completo lidia con muchas historias para no ser descubiertos.

Una escena final inevitable la podemos ver en este capítulo en el que todos están a punto de descubrirse pero Gloria decide que lo mejor es dar un paso atrás, que cada uno siga con lo suyo. Aquí no ha pasado absolutamente nada.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba