'Nurse Jackie' 7x09 Review: el mejor episodio de la temporada

Por Juan Carlos López Sáez

A punto de finalizar 'Nurse Jackie', tenemos el que es sin lugar a dudas el mejor episodio de esta temporada final, donde la atención se centra en el mejor personaje de la serie, Zoey, y el humor de antaño vuelve a relucir.

Con el final del anterior episodio, me temía que los guionistas se inclinarían hacia el drama, pero todo ha resultado una mera excusa para retener juntas a Jackie y Zoey.
Ambas tiene mucho que hablar para volver a ser la extraña pareja que una vez fueron, y esta semana se han puesto las cartas sobre la mesa.

Lo vuelvo a decir, no solo es que Zoey sea el personaje clave de este episodio, es que se merece protagonizar un spin off. Merritt Wever clava su gran escena, y se nota que los guionistas la adoran y quieren hacerla brillar tras haber ganado por sorpresa el Emmy el año pasado, ganándose a pulso otra nominación.

A partir de ahora, esperaremos con una sonrisa los últimos episodios, porque aunque vengan tiempo difíciles para los trabajadores del All Saints, volvemos a disfrutar con éllos.

(Cuidado SPOILERS)

Bernard y su guerra solidaria

Bernard es otro personaje beneficiado en este episodio. Tras intentar ayudar a Jackie y Akalitus pero sin hacer nada interesante, y tras saber que no le queda mucho tiempo de vida, el doctor pide más tiempo de vida, y decide actuar para hacer frente al cierre del hospital.

Tras tratar con una paciente que no puede acceder a sus medicamentos por su alto coste, Bernard decide que es hora de vaciar de medicamentos el hospital en el tiempo que les quede para ayudar a los que no pueden permitírselos, consiguiendo colapsar la sala de espera de urgencias

Más tarde, descubrimos que el verdadero plan de Bernard es llamar la atención de los vecinos y los medios de comunicación para dar relevancia al hospital, demostrando lo necesario que es para los ciudadanos.

Akalitus entierra el hacha de guerra

Por fin Akalitus se olvida de Jackie porque se diana esta puesta en el dueño de la inmobiliaria, que farda en su despacho (situado en la capilla del hospital) del edificio que construirá una vez desaparezca el hospital.

Akalitus incluso felicita a Jackie por su compromiso, pero todo se tuerce cuando descubre que hay un trato entre Jackie y su nuevo enemigo. Todo porque Eddie, que acude en busca de Jackie, lo golpea al ver como pretende impedir que los pacientes puedan esperar en su nuevo e improvisado despacho.

Habrá que ver como reacciona Akalitus ante tal descubrimiento ahora que sus dardos no apuntaban a la enfermera.

La Road Trip con final feliz

El anterior episodio terminaba con Grace cogiendo un autocar con destino desconocido. Pues ha resultado que pretendía ir a intentar entrar en la universidad, pero no contaba con que sus padres la apoyarían por los costes y sus nuevas vidas.

Aunque en el primer episodio de la temporada le recriminó a Zoey su comportamiento con Jackie, Grace vuelve a recurrir a la adorable enfermera porque se ha quedado tirada en la estación de Pensilvania. La llamada se da delante de Jackie que descubre aterrorizada el paradero de su hija. Como la protagonista no tiene permiso de conducir ni coche, y Zoey tampoco tiene coche, Bernard les presta el suyo para que salgan hacia la estación.

Una vez se da el reencuentro, Grace se sincera con Jackie y ésta, al ver como su hija esta madurando sin que se haya dado cuenta, decida concederle su deseo y la lleva directamente al campus. Madre e hija se reconcilian definitivamente gracias a un agradecimiento (pedido por Jackie), y un abrazo que pone fin a toda clase de disputa familiar.

Pero lo importante no es que Grace y Jackie resuelvan sus problemas, sino el viaje de vuelta.

La esperada y necesitada conversación

Jackie y Zoey vuelven solas a casa algo tensas porque Zoey ha gritado a Grace por lo nervios, algo que Jackie no acepta y le pide que no vuelva a hacerlo.

Retenidas por el denso tráfico, Zoey se sincera.y reconoce que no es la misma de siempre debido a las responsabilidades que ha tenido que aceptar con el cargo de jefa, y por el control que ha de tener sobre Jackie por culpa de su situación y de Akalitus. Descuida sus estudios, y sobretodo, no es la alegre enfermera que ha sido siempre.

Jackie era su heroína, su modelo a seguir, y una vez caída esa figura ejemplar, se siente sin ánimos de seguir estudiando ni trabajando en lo que le encantaba hacer por emular a Jackie.

Es la escena clave del episodio porque Jackie ve el daño que ha hecho con sus actos, y como ha afectado a su adorada compañera. Comienza a decir todo lo bueno que tiene Zoey para animarla, consiguiendo recuperar esa unión (muy bueno el momento en el que tras decir todo lo que adora de Zoey, el coche vuelve a moverse y arranca, algo muy simbólico y emotivo).

Al llegar al hospital, Jackie sube la música para despedir a Zoey que entra a trabajar, y ambas bailan en la entrada del All Saints. Ahora no hay secretos, y ambas se sienten aliviadas y felices.

Flirteando con el enemigo

Carrie vuelve a llevarse la trama de relleno, y es que tras tratar a Karlsen, el dueño de la inmobiliaria, que flirtea con la doctora sin cortarse un pelo, y ésta se muestra receptiva mirándole el trasero. Esta trama la veo fuera de lugar a no ser que suponga que la doctora traicionará a su compañeros por la inminente relación.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba