‘Once upon a time’ 5x15 Review: Un futuro que sigue sin escribirse

PorCristina Company

Esta semana hemos podido ver un capítulo nuevo de ‘Once upon a time’ un poco más flojo que el arranque de mitad de temporada y con un final que consideraba más que evidente desde el capítulo 100 de la serie.

(¡Cuidado, SPOILERS!)

El poder del autor

Bien claro estaba que la trama del autor no iba a desvanecerse en el momento en el que Henry rompía la pluma. De la mano de Cruella y con un coche de lujo, Henry se dirige en busca de la estilográfica que, en el momento que la rompió, la envió directa al Inframundo.

Mientras temía por su vida, Henry ve una luz que parece ser la pluma. En su búsqueda, no encuentra a otro que al aprendiz que le advierte sobre los peligros de jugar con el poder del autor y la suerte que le corrió al anterior. Sin embargo, como en esta serie todos son taaaan buenos, le dice dónde puede encontrarla. Le indica que haga lo que le dicte su corazón y su cabeza.

Henry está dispuesto a cambiar el destino dado que, como buen adolescente, no se siente héroe pero sí marginado por su familia. Sin embargo, como comentaremos al final, hay un pequeño cambio de planes.

En el ojo de la tormenta

En este capítulo aparece Liam, y Hook no entiende bien por qué su héroe y hermano está en el Inframundo atrapado, ¿por qué tendrá deudas pendientes? Pues Hook, tranquilo, que no te queda mucho para descubrir el motivo. ¡Y a vosotros tampoco!

Como cualquier marinero que limpia tripas a bordo de un barco dirigido por un pirata, Killian y Liam sueñan con convertirse en marineros, e incluso capitanes, de un barco de la marina real. Por tanto, en el momento se alistan y les dan el dinero correspondiente para pagarle a su capitán y ser libres. Hook se lo gasta apostando. Liam no va a dejar a su hermano solo, por lo que ambos siguen en manos de su horrible capitán.

Muchas eran las profecías que apuntaban que cualquier tripulación que sobreviviese a una fuerte tempestad, hallaría en el centro de la misma una piedra de gran poder y muy solicitada. El jefe de los hermanos Jones no dudó ni un segundo en adentrarse en la tormenta, hasta que Liam y Hook organizan un motín y acaban con la tiranía del capitán.

Los dos hermanos organizan tareas, Liam se encarga de buscar entre los mapas cómo volver a terreno seguro. En ese preciso instante Hades aparece para ofrecerle un trato (nada bueno augura detrás de un trato, eso en esta serie es crucial saberlo).

El trato consiste en que si lleva a toda esa tripulación a la muerte, le salvará a él y a su hermano. Pero no acaba ahí, además, le dará la piedra que tanto ansía cualquier marinero, lo cual lo catapultará a ser ordenado como capitán. Liam acepta y todo se cumple según lo previsto.

La continua necesidad de avanzar

Mientras tanto, en el presente, ya sabemos cuál es la causa pendiente de Liam, pero Hook cree que solo son trucos para engañarlo y hacerlo sufrir. Su hermano es demasiado bueno como para cometer cualquier error. Sin embargo, no todos piensan igual y Emma cree que su cuñado esconde algo.

Emma no está nada equivocada, Liam ha vuelto a pactar con Hades. El dios del Inframundo ha descubierto que el grupo de los héroes va en busca de la réplica del storybook. De esta forma, podrán leer lo que hace fragil a Hades, cuál es su punto más débil.

Al final, Liam hace de nuevo un pacto con Hades, mientras consiga encontrar las páginas del libro y arrancarlas, el dios no le contará a su querido hermano el por qué sigue ahí.

Por su parte, Emma intenta avisar a Hook de que algo malo ocurre con Liam dado que él le sugirió que dejase avanzar y morir a su hermano, que era lo que necesitaba. Hook está de acuerdo con él y no acepta lo que Emma le explica: debe perdonarse a sí mismo para poder seguir avanzando. Al final, como es evidente, se cansa de la cabezonería de Killian y se marcha.

En ese preciso instante, descubre las manos manchadas de tinta de Liam y toda la tripulación aparece para castigarlos por lo que hicieron. Es hora de saltar por la borda, y en el Inframundo no es precisamente agua lo que hay… Al final, Liam es arrojado a manos de Hades (el cual está metido en TODO y al final le estamos cogiendo hasta cariño) y se redime en el último momento.

Gracias a ello, a perdonarse a sí mismo, consigue avanzar y junto con toda la tripulación marchan a un lugar mejor. Después de ello, Hook está dispuesto a empezar a perdonarse a sí mismo y a avanzar: su causa pendiente es que, junto con Emma, derroten a Hades. Mi pregunta es… ¿cómo se acaba con un dios?

Un final de doble dirección

Llega el momento del final de un capítulo que, a primeras, se presenta bastante flojo pero que cuenta con un final con cierto grado de tensión entre la fina línea del bien y del mal.

Por una parte, Henry decide contar lo que ha pasado y lo que va a hacer: ha encontrado la pluma y está dispuesto a hacer lo correcto con ella y a reescribir la historia de Hades. Henry por fin podrá ser un héroe y todos verán lo que trata de ocultar.

Sin embargo, por otra parte, a nosotros ya nos dan una pista: tal y como afirmé en la review del capítulo 100, un personaje era esencial en este momento y en este lugar. Y no es otro que… ¡Zelena! Según las páginas arrancadas del libro mágico, Hades y Zelena comparten una historia, un secreto oculto que, lo más probable es que no tardemos mucho en descubrir.

De esta forma concluye el capítulo. Con una trama un poco lenta pero con un final que deja las expectativas muy altas. ¿Cuál será ese secreto que tanto ansía ocultar el dios del Inframundo?
De momento, aquí os dejo la promo del próximo capítulo en el que ya vemos a la bruja del este como protagonista… Mientras tanto, ¡a esperar y a conformarse con el avance!

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba