Hora de "hacer frente a la realidad" ‘Once Upon a Time’ 06x16 Review: ¿Qué se esconde tras la oscuridad de Gideon?

‘Once Upon a Time’ 06x16 Review: ¿Qué se esconde tras la oscuridad de Gideon?
‘Once Upon a Time’ 06x16 Review: ¿Qué se esconde tras la oscuridad de Gideon?

Por Alberto Rodríguez

Después de semanas especulando con el posible final de la serie, sus autores han verbalizado esta posibilidad por boca de sus personajes: estamos a punto de asistir al capítulo final. En él, la Salvadora acometerá su última batalla y allí estaremos para ser testigos. Pero mientras eso llega, a Emma le toca hacer frente a la realidad que tiene entre manos. Gideon la está chantajeando para que le ayude a derrotar al Hada Negra. Pero Emma no se amilana con cualquier cosa y no se va a dejar manipular sin oponer resistencia. Ni siquiera con Garfio como moneda de cambio.

(Que salgan a la luz los spoilers escondidos)

El héroe que debió ser

Antes de proseguir con nuestro relato, es tiempo ya de asomarnos a la infancia de Gideon para entender qué le ha pasado al hijo de Bella y por qué la oscuridad acampa en su corazón.

Tras ser raptado por el Hada Negra, ésta tenía planes para su nieto. Gideon era especial y diferente al resto de niños que tenía presos en la mina recolectando polvo mágico para poder escapar de ese universo donde vivía aprisionada. Ese bebé suponía un regalo: un hijo obediente y fiel que la ayudara a ser libre por fin.

Para ello, durante sus primeros años de vida se encargó de aplacar cualquier atisbo de esperanza y de valentía heroica que el muchacho pudiera albergar en su lastimado corazón. Huérfano del amor de una madre, Gideon se apoyó en el calor de la amistad de su compañero de celda, dentro de la fortaleza del Hada Negra. Pronto su ‘madrastra’ se dio cuenta de ello y los separó, no sin antes darle la oportunidad a Gideon para que demostrara su valía e intentara salvar a su amigo de ella. El muchacho se quedó acobardado en su celda, impotente, viendo cómo su amigo le suplicaba ayuda mientras era arrastrado por el Hada Negra a las profundidades de la mina.

La llama del valor se apagó en el interior de Gideon. Hasta la fecha de su vigésimo octavo cumpleaños. Su tutora impuesta a la fuerza le llamó a su presencia y le pidió que en su nombre interrogara a los niños de la mina para que confesaran quién de ellos le había robado una llave. Para aquel entonces Gideon se había convertido en un apuesto joven de mirada sombría y con conocimientos de magia suficientes para ser un digno sucesor de su maestra. Así que bajó con determinación a cumplir su misión.

Sin embargo el interrogatorio no sucedió como tenía planeado. Roderick, su antiguo amigo y compañero de celda se reveló como el autor del robo de la llave. Gideon estaba noqueado por la noticia. No lo había reconocido. Más bien, lo creía muerto. Pero ahora tenía una segunda oportunidad para redimirse ante su amigo y, juntos, derrotar al Hada Negra de una vez por todas. Con ayuda de su orbe mágico contactarían con la Salvadora y le pedirían que les ayudara a derrocar a la malvada hada.

Pero la muy pérfida les dejó llegar hasta el final sólo para interrumpirles en el momento justo. Todo ese tiempo les había estado observando ya que se trataba de una prueba que había puesto a Gideon para comprobar su fidelidad. Ante el fracaso de su empresa, el Hada Negra convirtió en un bicho a Roderick y lo aplastó con su bota. Sin embargo, esto no hizo más que inflamar de rabia el corazón de Gideon, que no hizo sino amenazarla con que la Salvadora acabaría con ella. Entonces el hada jugó su última baza.

Gideon descubre que su amigo Roderick está vivo.
Gideon descubre que su amigo Roderick está vivo.

Mientras le arrancaba el corazón a Gideon, le revelaba que tenía planes para la Salvadora. Pero además, desde ese momento, el joven era completamente suyo.

Regreso a Nunca Jamás

Garfio no iba a esperar sentado a que lo rescataran. Así que decidió acudir a la única persona que conocía: Barbanegra. A cambio de la habichuela mágica que le abriría un portal de regreso a Storybrooke, éste accedió a jugarse el Jolly Roger en una partida de cartas.

El pirata perdió ante un aventajado y tramposo Barbanegra. Pero cuando salieron al muelle en busca de su recompensa, Garfio le reveló que el Jolly Roger estaba amarrado en el universo al que planeaba regresar. Así pues, Barbanegra accedió a usar su judía con tal de hacerse con el barco.

Pero no pensaríais que iba a ser tan fácil, ¿verdad? La magia oscura del maleficio de Gideon impedía a Garfio volver a Storybrooke –éste se lo advirtió a Emma cuando le enseñó sus propias lágrimas involucradas en la barrera–, y los dos piratas dieron a parar con sus huesos a Nunca Jamás. Y además con comité de bienvenida, pues los Niños Perdidos que decidieron quedarse una vez que Peter Pan fue derrotado en la tercera temporada arremetieron contra ellos con la intención de liquidarlos.

A la carrera, Garfio y Barbanegra llegaron a la orilla donde una barca les esperaba inocentemente para escapar. Pero la experiencia del segundo, Barbanegra, le llevó a sacar ventaja sobre Garfio asestándole un golpe que le hizo caer al suelo. Y aprovechó para subirse a la barca de remos y escapar solo, no sin recordarle que le debía un barco si conseguía salir con vida de esta.

Y ahí tenemos al pobre Garfio corriendo por la orilla perseguido por lo que parece un grupo de aborígenes con palos y lanzas, al igual que Jack Sparrow en la segunda entrega de ‘Piratas del Caribe’.

Garfio y Barbanegra se disponen a saltar al portal que los llevará a Storybrooke.
Garfio y Barbanegra se disponen a saltar al portal que los llevará a Storybrooke.

Transcripción automática

Antes de pasar a resolver lo que ocurrió con Emma y Gideon, concedamos un breve paréntesis a Henry, cuyo personaje ha estado un poco ausente en esta segunda mitad de temporada pero que ya tiene ganas de cobrar un poco de protagonismo. Y la forma en la que ha conseguido acaparar la atención, sobre todo la de su madre Regina, ha sido ponerse a escribir garabatos ininteligibles mientras se encontraba en un estado de trance.

Para encontrar una respuesta a esta situación del todo inusual, decidieron acudir al predecesor de Henry en su labor de autor. No sé cómo se las apañan pero todos los villanos de esta serie están encerrados en el sanatorio subterráneo debajo del Hospital de Storybrooke. Después de tantos años, el indio de melena negra sigue fregando el pasillo y poniendo la misma cara de apatía con cada visita que se aventura por el corredor.

Pero al grano. A cambio de su libertad y un coche para ir a Nueva york, Isaac accedió a contarle a Henry y Regina lo que sabía. Los poderes de autor de Henry le estaba controlando y eso era porque se acercaban al capítulo final. En él, la Salvadora tendría su última batalla y, en palabras de Isaac, no querrían estar allí para presenciarlo. ¿Cómo qué no?

Henry es presa de un misterioso trance que le hace escribir galimatías.
Henry es presa de un misterioso trance que le hace escribir galimatías.

Una traición ‘justificada’

Ahora que sabemos que Gideon está controlado en cuerpo y voluntad por el Hada Negra todo cobra sentido, ¿verdad? Sobre todo la traición de éste cuando deja a Emma a merced de una araña gigante que él mismo había creado para matar a la Salvadora.

Y eso que ésta había accedido a ayudarle, conmovida por la súplica de Gold y Bella, que insistieron en la pureza de origen del muchacho. Al igual que muchos otros, había sido corrompido por la oscuridad pero merecía una segunda oportunidad.

Y una vez más el superpoder de Emma de detectar las mentiras falló. También es cierto que si fuera clarividente no habría serie. El caso es que cuando se encontraban en la mansión del Mago todo apuntaba a que Gideon la estaba conduciendo a una trampa. Y efectivamente, al asomar la pata de la araña gigante a través de la puerta todos nuestros temores cobraron fundamento.

Pero la puñalada trapera vino después, cuando Gideon asió a Emma con las telarañas de la amiga que había confeccionado para matarla. Una vez que la Salvadora pereciera, su magia se canalizaría en la espada que Gideon había traído consigo –la misma de Beowulf– y con ella se abriría el portal que liberaría de una vez por todas al Hada Negra.

Y cuando parecía que el pronóstico se iba a cumplir –o que el capítulo terminaría y nos dejaría con un palmo de narices-, Gold apareció para salvar a Emma en el último momento. Al rato llegaron Bella y Blanca y lo que oyeron no les gustó. Emma había sido traicionada por Gideon ya dos veces. No habría una tercera. A lo que Gold respondió con una actitud amenazante en plan ‘yo por mi hijo, mato’. Y en medio estaba Bella, sin entender cómo habían perdido a su hijo de esa manera. ¡Ay amiga, si supieras que todo este tiempo está siendo manipulado!

El Hada Negra consigue escapar de su prisión.
El Hada Negra consigue escapar de su prisión.

Gideon respiraba tranquilo desde la torre del reloj, regodeándose en el fracaso del plan de su madrastra. Pero una voz familiar le hablaba a su espalda. La araña había estado muy cerca de asfixiar a Emma con su tela y durante ese lapso al Hada Negra le había dado tiempo de atravesar el portal que Gideon había abierto con la espada. Gideon la miraba con miedo mientras ésta le apremiaba porque tenían mucho que hacer. ¿Tal vez pondría en marcha la famosa maldición oscura a la que se había hecho alusión en un par de ocasiones durante el capítulo? Y lo más importante: ¿es cierto que hay una parte de Gideon que se muere por ayudarla, tal y como le dijo?

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba