'Once Upon a Time' 5x12 Review: 100 capítulos de magia

PorCristina Company

Por fin ha llegado el capítulo aniversario. Tras una primera parte bastante floja podemos decir que se ha recuperado esa magia (nunca mejor dicho) que nos enganchó a todos en las primeras temporadas. La visita al Inframundo ha sido muy especial y con muchísimos recuerdos.

(¡Cuidado SPOILERS!)

Visitas muy esperadas en la serie

No me creo que alguien no tuviese ganas de ver al personaje más querido de toda la historia de ‘Once upon a time’. Nuestro queridísimo Neal aparece en la primera escena aconsejando a Emma, en una especie de visión, que no visite el Inframundo (una versión sombría y con una atmósfera oscura de Storybrooke). Claro, esta celoso de Hook… Pero ha sido bueno verle, ojalá aparezca en más visiones.

Neal ha sido la única visita agradable del capítulo. Si no, que se lo pregunten a Rumple, el cual no ha dudado ni un segundo en ponerle cara de asco a su padre. El personaje más odiado de la serie (al menos para mí) tiene las ideas muy claras: regresar al mundo en el que vivía.

Esta idea no es que emocione mucho a Rumple, y menos si una vida se tiene que sacrificar para que él vuelva. Sin embargo, Rumple no es que sea el prototipo de amabilidad y compañerismo en este capítulo. Sus aires de grandeza de ‘yo vengo a cumplir mi trato’ y ‘yo ya he estado aquí’ acaban siendo bastante insufribles. A ver si se relaja un poco el señor Oscuro (uno de tantos).

Buscando a Killian Jones

Con tanto revuelo y tanto retorno de personajes (no vamos a olvidar a la bruja ciega de Hansel y Grettel) se nos había olvidado a qué iban de excursión al Inframundo. Resulta que querían buscar a Hook pero no lo encuentran. Claro, no va a ser todo tan fácil.

Mientras que Regina puede hablar con su padre con una calidad extrema, se ve que el hechizo de Rumple no funciona igual con Hook. Lo único que hemos visto de Hook ha sido una imagen borrosa, entrecortada y con un personaje herido y sufriendo (como ver una película de 3D sin gafas).

Nuestros personajes siguen en su búsqueda. Pero, presuponiendo la mecánica de la serie, no lo encontrarán hasta el último momento. Y muchas serán las peripecias que van a tener que soportar los protagonistas de la serie en este no muy agradable lugar.

Pese a que todos pensábamos que en el Inframundo vivían las personas que habían sido malas (como siempre nos han enseñado), en el capítulo Rumple aclara que aquí está todo el mundo que haya muerto con deudas pendientes. Por lo que sí, Killian debe estar ahí, aunque no sepamos dónde exactamente.

La reina malvada vuelve a sus andadas… ¿o no?

Está claro que a todos nos ha encantado ver un flashback de Regina enfundada como la reina malvada. Esta vez, para explicar la relación con su padre, su sed de venganza y la impaciencia de Cora.En cuanto llegan al Inframundo, un señor le hace saber rápidamente a Cora que su preciosa hija ha llegado.

Pero Regina no es nada tonta, y pronto se reúne con su madre para saber qué quiere. Enfundándose en bonitas palabras, y con amenazas sutiles, le hace saber a su hija que, o se vuelve a la Tierra, o su padre sufrirá. Tras reunirse con todo el mundo, deciden que hacerle caso a Cora es lo mejor: Robin Hood, Henry y ella deben abandonar los submundos de Hades.

Sin embargo, Regina desea volver a hablar con su padre, quiere disculparse por todo lo que le hizo (que no es poco). Henry, su padre, le pide que se quede, que no deje que su madre la manipule: debe ayudar a sus amigos, es para lo que ha venido.

Regina piensa sobre ello y, por primera vez en toda la historia de la serie, decide hacerle caso a su padre. Cuando Cora castiga a Regina por su desobediencia enviando a su padre a un lugar mucho peor. Sin embargo, como Regina ha decidido quedarse, ha redimido el alma de Henry, quien ya no tiene deudas pendientes.

Solamente quería que Regina hiciese lo correcto y por eso puede ir a un sitio mucho mejor (supongo que con Neal). Es en este momento en el que el reloj de la torre de la biblioteca (derribado contra el asfalto) vuelve a funcionar. Resulta que pueden salvar a las almas perdidas del Inframundo.

Este acto de heroicidad emociona fuertemente a Blancanieves, la cual quiere ponerse a salvar a todo el mundo. En este momento, estoy de acuerdo con Rumple: se están desviando de su misión principal… Pero, ¿habrá que alargar la serie, no?

El capítulo termina con una escena final en la que Cora visita la cueva situada debajo de la biblioteca donde se sitúa el refugio de Hades, el dios de las tinieblas y del Inframundo. En este preciso instante descubrimos que Cora estaba al servicio de Hades, el cual tiene un gran temor a lo que pueda hacer Regina. Un poder que pronto descubriremos.

Pese a que el trato era que Cora intentase librarse de Regina a cambio de su libertad, Hades no está contento y la castiga a pasarse toda la eternidad como lo que fue: la hija del molinero. Me da la sensación de que pronto veremos a Zelena por aquí dando guerra, ya se las apañará para ir.

Este ha sido el capítulo de aniversario. Solo me queda decir que felicidades por recuperar la esencia que se perdió con el tedioso rey Arturo y compañía. Al final, ni Frozen ni Merlín ni nada, lo que mejor ha funcionado es lo más antiguo y más universal: el infierno.

Dejo la promo del próximo capítulo. Hasta entonces, que paséis una buena semana debatiendo si continuáis con la serie u os dais por vencidos. ¡Yo continuaré y espero que lo hagáis conmigo!

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba